Categorías
Rel. Internacionales

Prodi recibió el voto de confianza del Senado

La Nación
 
Una prueba de fuego para el nuevo gobierno de Italia

 
Su gobierno logró la mayoría con 165 votos a favor
 
 

ROMA.- En medio de una de las sesiones más tumultuosas de los últimos tiempos, con gritos, silbidos y hasta insultos, el flamante premier italiano, Romano Prodi, superó ayer su primera prueba de fuego y obtuvo el voto de confianza del Senado, con 165 votos a favor y 155 en contra.

Prodi, cuya coalición de centroizquierda tiene apenas dos bancas más que la oposición en la Cámara alta, logró el voto de confianza no sólo gracias al voto del senador independiente ítalo-argentino Luigi Pallaro, sino también al sufragio de los siete senadores vitalicios, que votaron compactos en favor de su gobierno, desatando una encendida polémica.

Cuando los siete senadores vitalicios se expresaron en favor del nuevo ejecutivo, estallaron gritos y silbidos de protesta desde las bancas de la centroderecha, lo que tornó el recinto en lo más parecido a una cancha de fútbol. Entonces, el presidente de la Cámara alta, Franco Marini, se vio obligado a llamar a los legisladores al orden. Los senadores vitalicios – Giulio Andreotti, Emilio Colombo, Oscar Luigi Scalfaro, Rita Levi Montalcini, Sergio Pininfarina, Francesco Cossiga, Carlo Azeglio Ciampi- son ex presidentes de la república o personalidades destacadas del país.

"Fue inmoral el voto de los senadores vitalicios", denunció el ex premier Silvio Berlusconi, que dijo que deberían haber optado por la abstención. Como no podía ser de otra manera en un país profundamente dividido, sus declaraciones provocaron una catarata de reacciones. "Son juicios inaceptables, equivocados e inexplicables", dijo Franco Marini, presidente del Senado, que explicó que los senadores vitalicios ejercen los mismos derechos que los demás senadores.

"Estoy muy dolido porque fue una escena que demostró una gran falta de respeto por las instituciones y por las personas", dijo Prodi, que de todos modos no ocultó su satisfacción por haber podido superar mucho mejor que lo esperado este primer test.

"No nos podía haber ido mejor, estoy muy contento, tenemos una mayoría en el Senado que es mayor a la del 96", comentó Prodi, haciendo alusión a su primer ejecutivo de hace diez años, que duró sólo hasta 1998 porque uno de sus aliados le quitó el apoyo. El talón de Aquiles del flamante ejecutivo es justamente la debilidad implícita en la heterogeneidad de su coalición -formada por varios partidos con distintas almas-, que si bien ayer a la hora del voto de confianza se mostró compacta, en cualquier momento puede resquebrajarse.

Ahora falta la luz verde de la Cámara de Diputados -donde Prodi tiene una holgada mayoría-, que pasado mañana comenzará el debate sobre el voto de confianza al Ejecutivo.

Por Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: