Categorías
POLÍTICA

Protestar por aumento de salarios aumentaría la inflación.¿ No es esto un disparate y sobre todo para que lo diga el ministro de Economía ?

Clarín.com
NUEVO CRUCE

Moyano cargó contra Lavagna y negó que los reclamos salariales generen inflación

El titular de la CGT criticó las medidas anunciadas recientemente por el ministerio de Economía para controlar los precios. Y volvió a descalificar al titular de esa cartera, a quien le exigió que resuelva el problema.

El titular de la CGT y líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, volvió hoy a criticar duramente al ministro de Economía, Roberto Lavagna, por vincular los reclamos salariales con el aumento de la inflación, y le pidió expresamente que frene la escalada de precios.

“Es un despropósito lo que está diciendo el ministro. El salario no tiene nada que ver con la inflación. Es el caballito de batalla de los economistas y con ello buscan correr el eje de la responsabilidad”, sostuvo el gremialista en diálogo con radio Mitre. Y agregó: “lo mejor no tienen otros medios o la capacidad para evitar que la inflación los sorprenda

Ayer, en el cierre del coloquio de IDEA, en Mar del Plata, el ministro de Economía les advirtió a los casi 600 empresarios que lo escucharon atentamente que “las pujas sectoriales” podrían agudizar el problema de la inflación. Además, estimó que la inflación del año próximo será de 8% a 11%. (Edición Impresa)

Consultado sobre el futuro de Lavagna en el Gobierno (ayer tuvo que desmentir los rumores de una renuncia), Moyano manifestó que “nadie es imprescindible”, pero subrayó que “el problema de la inflación hay resolverlo”. "No sé si el problema de la inflación se soluciona con o sin (el ministro de Economía, Roberto) Lavagna, pero hay que resolverlo de cualquier manera, no importa con quién", dijo.

Al respecto, calificó de "absurdas" las medidas que se toman desde la cartera de Economía para atenuar los efectos inflacionarios. "Las medidas absurdas que anuncian no tienen nada que ver con la inflación, si el ministro de Economía cree que esas medidas pueden bajar la inflación, evidentemente no está acertado", reflexionó Moyano.

El titular de la CGT también le pegó a los dueños de los supermercados, quienes, a su juicio, pagan los salarios más bajos del mercado. “Históricamente llegan las fiestas y empiezan a remarcar. Creen que se puede producir inflación y entonces hacen un colchón”, se quejó. El problema –agregó- es que después dejan los precios como están.

 

PROBLEMAS URBANOS : INFORME DEL CENTRO DE ESTUDIOS NUEVA MAYORIA

Los cortes por protestas no cesan y circular en la Ciudad es un caos

Hasta el 31 de octubre hubo 297 en diferentes marchas y piquetes. La tendencia contradice la baja que registró todo el país. Dicen que los que reclaman buscan más protagonismo y por eso eligen Buenos Aires.

Nora Sánchez.

nsanchez@clarin.com

En la ciudad de Buenos Aires siempre fue difícil calcular cuánto tiempo se tarda en llegar en auto o colectivo desde un punto a otro. Pero desde 2001 a esta parte, es imposible. Cortes previstos e imprevistos de calles, avenidas y autopistas conspiran contra cualquier cálculo. Todos los días hay al menos uno: este año, hasta el 31 de octubre, se hicieron 297, con un promedio de casi 30 por mes. A este número se le suman los 311 que hubo en la provincia de Buenos Aires.

Mientras a nivel nacional esta forma de protesta fue disminuyendo levemente en los últimos tres años, en la Capital no deja de aumentar (ver Año por año). Este año, el 29% de los 1.025 cortes que hubo en todo el país se hicieron en territorio porteño. Es decir, uno de cada tres. Si esta tendencia continúa, se igualarán los 358 que hubo en la Ciudad en 2004 y se superarán los de 2002 y 2003. Las cifras surgen de una investigación del Centro de Estudios Nueva Mayoría.

En la última semana, los conductores de micros y combis sin licencia oficial cortaron la autopista Buenos Aires-La Plata y Avenida 9 de Julio y San Juan; los taxistas, 9 de Julio y Sarmiento; los empleados del Colegio Público de Abogados, Corrientes al 600, y los gastronómicos, avenida Madero. Ni hoy, sábado, hay descanso: a las 11, los piqueteros marchan al Puente Pueyrredón.

"La gente tiene derecho a protestar, pero no a hacerme llegar una hora más tarde a casa", se queja Liliana Ramírez, que trabaja en el microcentro.

"En Capital y conurbano se hacen más cortes porque están las autoridades nacionales y los medios de comunicación —explica el analista Eduardo Ovalles, que condujo el estudio de Nueva Mayoría—. Los piqueteros actúan más política que socialmente. Y el impacto que genera un corte en el área metropolitana repercute más que en otro lugar".

El corte es una modalidad de reclamo reciente. Uno de sus antecedentes más recordados fue en 1996, cuando los desocupados de las localidades neuquinas de Cutral-Có y Plaza Huincul hicieron un "piquete" en la ruta 22. En 1997, hubo 140 en todo el país, 11 de ellos en la Ciudad. Desde entonces se contabilizaron 8.160 cortes en toda la Nación. En 2000 hubo 514, incluyendo 51 en Capital. El pico fue en 2002, con 2.336 cortes, 299 en la Ciudad (ver El año en que…).

"A fines de los 90 descendieron las protestas tradicionales de las organizaciones sindicales y aumentaron los piquetes o cortes de ruta —dice Ovalles—. Esta modalidad fue la expresión de agrupaciones sociales que no se sentían representadas por las organizaciones anteriores. En los últimos años hubo un efecto de imitación y esta forma de protesta fue adoptada por muchos sectores, desde familiares de víctimas de la delincuencia hasta vecinos que piden mejores condiciones ambientales. Esto ocurre por la falta de credibilidad en lo institucional: al no ser oída, la gente busca una forma de reclamo que llegue a todos".

Casi siempre, los cortes afectan a gente que nada tiene que ver con las protestas. "Nuestro trabajo bajó un 30%, porque la gente viaja más rápido en subte que en taxi —se lamenta Enrique Celi, presidente de la Federación Metropolitana de Taxis—. Un viaje de 20 minutos de Belgrano al centro, ahora dura más del doble".

Los recorridos de los colectivos también se resienten. "A veces no hay salidas rápidas ante un corte. Eso afecta las frecuencias porque las empresas no pueden prever cuándo van a cortar. Y una vez que se produjo, sólo pueden enviar inspectores para advertirles a los choferes los mejores desvíos", dijeron voceros de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros.

"Muchas veces los cortes son sin aviso y nos enteramos a través de los centros de control de tránsito. Lo único que podemos hacer es informar a la gente a través de los carteles de leyenda variable, como el del Obelisco", dice la directora de Tránsito porteña, Patricia Cárcova.

Los comerciantes también se sienten perjudicados. "La Avenida de Mayo es el piquetódromo nacional", grafica Manuel Pérez Amigo, presidente de la Asociación de Amigos de una de las avenidas donde más suenan los bombos. "Lo peor no es que en un día se pierda el 40% de las ventas, sino que con tantos cortes los clientes terminan hartándose y no vuelven —continúa—. Queremos que se respete el derecho de la gente a peticionar, pero también que se organicen y no corten toda la avenida. Porque si no nos dejan trabajar, tendremos que cerrar los negocios y terminaremos engrosando sus filas".

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Protestar por aumento de salarios aumentaría la inflación.¿ No es esto un disparate y sobre todo para que lo diga el ministro de Economía ?»

¿Qué opinas? Deja un comentario