Categorías
Rel. Internacionales

Ratificó Bush las guerras preventivas

La Nación
 
La nueva doctrina de Seguridad Nacional: la Casa Blanca actualizó su estrategia

 
Insistió en la política de Washington de golpear antes de que lo ataquen; consideró que Irán es hoy el "mayor desafío"
 
 
 WASHINGTON.- A cuatro años y medio de los ataques del 11 de Septiembre, el presidente George W. Bush ratificó ayer su cuestionada doctrina de ataques preventivos para proteger la seguridad de los Estados Unidos, mientras que señaló a Irán como el "mayor desafío" que afronta en estos días su país.

"Peleamos contra nuestros enemigos en el extranjero en vez de esperar que arriben a nuestro país", sostuvo Bush, en la primera actualización de la Estrategia de Seguridad Nacional tras la invasión a Irak, basada en el principio de las "guerras preventivas".

Bush reafirmó además que Estados Unidos tiene el papel de liderazgo para "moldear el mundo" y evitar, golpeando primero, que grupos terroristas o países con armas de destrucción masiva -nucleares, bacteriológicas o químicas- ataquen en suelo norteamericano.

Sin embargo, y a diferencia de la versión anterior del documento, difundida en 2002, esta vez la Casa Blanca destacó su "fuerte preferencia" por apelar a la diplomacia internacional multilateral para afrontar esas amenazas. Pero con un límite tajante. "Si es necesario, bajo los principios de defensa propia de larga data, no excluimos el uso de la fuerza antes de que ocurran ataques [contra Estados Unidos], incluso si existen dudas sobre el tiempo o el lugar donde ocurriría el ataque del enemigo", destacó.

El régimen teocrático de Teherán es, en esa línea, el foco central del documento, que carece de fuerza legal, pero sirve de guía para los funcionarios de la administración republicana. "Quizá no afrontemos mayor desafío de un solo país que Irán", expone el documento.

A lo largo de 49 páginas, la estrategia actualizada repasa los desafíos y logros desde septiembre de 2001 ante el terrorismo internacional, Estados fallidos y gobiernos tiránicos, la reconstrucción de Irak y Afganistán, y la promoción de la democracia y el libre comercio.

Irán, Siria, Corea del Norte, Cuba, Belarús, Birmania y Zimbabwe son calificados como "tiranías", donde impera la "combinación de brutalidad, pobreza, inestabilidad, corrupción y sufrimiento, bajo la fuerza de déspotas y de sistemas despóticos". Pero Irán -y Siria, en menor medida- acaparó el grueso de las críticas, aún por encima de Corea del Norte y su arsenal nuclear, que la inteligencia estadounidense da por verificado.

"Algunos Estados, como Siria e Irán, siguen dando asilo a terroristas en su tierra y patrocinando actividades terroristas en el extranjero", acusó la Casa Blanca, en momentos en que el Consejo de Seguridad de la ONU busca una fórmula de consenso para presionar a Teherán sin el veto de Rusia o China.

El gobierno iraní, según el documento, "financia y protege el terrorismo, amenaza a Israel, busca desbaratar el proceso de paz de Medio Oriente, atenta contra la naciente democracia en Irak y las libertades de su propio pueblo".

"Enemigos de la libertad"

Teherán y Siria "han elegido ser un enemigo de la libertad, la justicia y la paz. El mundo debe hacer rendir cuentas a esos regímenes", acusó el gobierno de Bush, que acentuó su distinción entre el gobierno ultraconservador de Mahmoud Ahmadinejad y los iraníes.

"Los problemas yacen con la conducta ilícita y las ambiciones peligrosas del régimen iraní, no con las legítimas aspiraciones e intereses del pueblo iraní. Nuestra estrategia es bloquear las amenazas lanzadas por el régimen mientras expandimos nuestro compromiso y alcance a la gente que el régimen oprime", destacó.

En ese contexto, Estados Unidos sostiene que debe buscarse una salida diplomática, pero agrega sin más: "El esfuerzo diplomático debe ser exitoso si la confrontación ha de ser evitada".

Corea del Norte, en contraste, muestra "un largo y sombrío historial de negociaciones hipócritas y de mala fe", pero la estrategia de Washington es presionar junto con China, Rusia, Japón y Corea del Sur para que avancen las negociaciones sobre el programa de armas nucleares de Pyongyang.

"Corea del Norte sigue desestabilizando su región y desafiando a la comunidad internacional, haciendo alarde ahora de un pequeño arsenal nuclear y un programa nuclear ilegal en violación de sus obligaciones internacionales", expuso.

También Rusia y China, al igual que los territorios palestinos, figuran en el nuevo documento redactado por el Consejo de Seguridad Nacional, aunque con críticas menores, junto a Venezuela. Su presidente, Hugo Chávez, es calificado como un "demagogo antidemocrático bañado en petrodólares" que está "socavando la democracia y desestabilizando la región" (ver aparte).

La Casa Blanca destaca, por el contrario, el final de otro dictador, Saddam Hussein, y sus intimidaciones. "Con la eliminación del régimen de Saddam, esta amenaza ha sido resuelta, de una vez y para siempre", se congratula, aunque reconoce errores en la inteligencia que la condujo a su primera "guerra preventiva". Sin embargo, también responsabiliza en parte a Saddam por esa falla, por sus "engaños" y "ambigüedades" a la hora de blanquear su arsenal. "Es un peligroso juego que los dictadores juegan bajo su responsabilidad".

Por Hugo Alconada Mon
Corresponsal en EE.UU

 
 
 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: