Categorías
POLÍTICA

Recortarán el poder de los jefes de las Fuerzas Armadas

La Nación
Profundiza el Gobierno la reestructuración militar

 
No podrán decidir ascensos, comprar material ni autorizar ejercicios de adiestramiento
 
El poder real de los jefes de las Fuerzas Armadas será drásticamente reducido por la reforma que tiene lista el Ministerio de Defensa. El Estado Mayor Conjunto asumirá la mayoría de las facultades que poseen hoy los titulares del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, que, con la modificación, ejecutarán las directivas emanadas por sobre sus rangos, sin capacidad operativa y en un tercer escalón dentro del organigrama castrense. Si concurre mañana al acto del Día del Ejército, el presidente Néstor Kirchner anunciará el cambio.

Desde los ejercicios de adiestramiento hasta el reclutamiento, pasando por las designaciones y la compra de material será decidido por la nueva estructura del Estado Mayor Conjunto; se les dejará a los comandantes la tarea de verificar la instrumentación, a semejanza del modelo de organización de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Altas fuentes militares confirmaron a LA NACION que ése es el eje central de la reglamentación de la ley de defensa aprobada por la ministra Nilda Garré. Allegados a la titular de la cartera castrense evitaron ratificar o negar esa información al ser consultados y se limitaron a aclarar que sólo darán precisiones una vez que el presidente Néstor Kirchner anuncie las decisiones tomadas. Sí aceptaron que el proyecto se dirige a darle más fuerza al Estado Mayor Conjunto.

Pocos días atrás era una certeza que Kirchner daría a conocer mañana la reestructuración de las Fuerzas Armadas durante el discurso por el Día del Ejército. Aunque ahora está en duda la presencia del Presidente en el Colegio Militar, debido a la conflictiva situación interna en la fuerza terrestre, luego de los arrestos ordenados a la casi totalidad de los oficiales de la Compañía de Comando 601. Cinco oficiales jóvenes concurrieron de uniforme a un homenaje a las víctimas de la subversión en los 70, efectuado en la plaza San Martín, donde además hubo expresiones descalificantes de la figura del jefe del Ejército y hasta agresiones a la prensa.

Ayer, el teniente general Roberto Bendini daba por segura la presencia de Kirchner en El Palomar. No tenían tantas certezas otras fuentes consultadas de la cartera de Defensa.

Más allá del momento en que se haga público el anuncio, la reforma de segunda generación que trabaja el Ministerio de Defensa se sostiene en fortalecer al Estado Mayor Conjunto, a cargo del brigadier general Jorge Chevalier, otorgándole el control sobre operaciones, personal y finanzas, el trípode de la estructura militar.

Ley de defensa

Esas facultades para el Estado Mayor Conjunto están previstas en la ley de defensa, promulgada durante la gestión de Raúl Alfonsín, pero nunca se pusieron en práctica y de hecho las tres fuerzas conservaron su independencia en la toma de decisiones, en lo que resultó una decisión política de los sucesivos gobiernos.

Garré comentó unos días atrás a LA NACION que todas las funciones que piensa otorgar al Estado Mayor Conjunto figuran en la ley de defensa, aunque se excusó de dar precisiones, ya que todavía no había explicado el tema a las fuerzas.

La ministra hizo públicas declaraciones en las últimas semanas sobre "la recuperación del control de la defensa que se había delegado a los militares". Con esta reestructuración, Garré busca impedir que cada fuerza tenga vuelo propio, tanto en cuestiones políticas como de asistencialismo social, mediante los programas de ayuda a la comunidad.

Luego de la presentación de la reforma habrá un tiempo, calculado hasta fin de año, durante el cual se trabajará en el ajuste del nuevo sistema de defensa argentino, ya que para ponerlo en funcionamiento deberán transferirse muchos hombres de alto rango al Estado Mayor Conjunto. Cuando el organigrama se complete, los jefes de cada fuerza quedarán por debajo de los tres más importantes oficiales que tenga el nuevo Estado Mayor Conjunto.

Una sola fuerza

En los hechos, se adoptará una forma de una sola fuerza de defensa con tres alas, el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, ya que todas las decisiones se tomarán en la cúpula unificada. Una situación específica servirá para graficar la profundidad del cambio previsto: todos los generales, almirantes, brigadieres y oficiales jefes que integrarán el Estado Mayor Conjunto serán elegidos por el titular de ese organismo, sin más límites que su propio criterio. Y los mantendrá en funciones mientras así lo quiera.

Hasta el momento son los jefes de las fuerzas los que designan qué personal envían en comisión al Estado Mayor Conjunto y conservan el control práctico sobre esos oficiales.

De esta manera, los oficiales del Estado Mayor Conjunto tendrán la posibilidad de comparar legajos de todas las fuerzas para elegir a sus oficiales, una situación que significa restarles mucho peso real a los jefes de cada institución, ya que dejarían de ser la máxima autoridad frente a sus hombres.

En esa nueva superestructura se encargarán de definir los períodos de adiestramiento de cada fuerza, sus necesidades de reclutamiento, la formación que deben recibir las tropas y los fondos que se destinarán a cada caso. En síntesis, todo.

Estas modificaciones en el mando real de las Fuerzas Armadas acompañan la reestructuración integral del sistema defensivo que prepara el ministerio. Con cambios de doctrinas y funciones, que LA NACION fue anticipando en los últimos dos meses y que incluyen hasta análisis sobre la factibilidad del traslado de unidades.

Una de las iniciativas ya chocó con la realidad. La desactivación de los liceos militares provocó reacciones adversas incluso en el nivel de gobernadores y es probable que eso obligue a frenar esa decisión de Defensa. Es que los trabajos teóricos sobre reorganización de empresas no siempre son fáciles de transferir al mundo de la política y de las tradiciones.

En algunos casos se aprovecharon situaciones anormales para cambios radicales sin oposición, como ocurrió hace poco con los servicios de inteligencia militar y dos años atrás con la desarticulación de la Policía Aeronáutica; en otros, se avanzó con tanteos políticos, como sucedió con la intención de sacar al Servicio Meteorológico de la órbita de la Fuerza Aérea.

Modificaciones como ésas hay muchas en las carpetas de Defensa. Aunque por ahora se optó por construir los cimientos del cambio con un comando unificado en el Estado Mayor Conjunto.

Por Daniel Gallo
De la Redacción de LA NACION

Bicentenario

Con espectáculos de destreza militar y una exhibición de sus actividades operativas y educativas, el Ejército cerrará hoy la exposición del Bicentenario, en el Campo Argentino de Polo, con la cual concluirán los actos para festejar el 196° aniversario de la creación de esa institución castrense.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: