Roban a 50 personas en un restorán de Villa Crespo

Clarín.com
USARON A UNA EMPLEADA COMO ESCUDO HUMANO

Tres ladrones entraron cuando el local estaba lleno. Además vaciaron la caja registradora.


Fue un golpe planificado: Tres ladrones entraron a robar en un restorán de Villa Crespo cuando el local estaba lleno. En pocos minutos vaciaron la caja registradora y robaron a todos los clientes y a los empleados. Para escapar usaron a una camarera como escudo humano y la liberaron recién cuando subieron a un auto donde los estaba esperando un cómplice. Hasta anoche los ladrones no habían sido detenidos.

El hecho, que se conoció ayer, ocurrió el miércoles a la noche en el restorán y parrilla "Don Zenón", ubicado en Luis María Drago 99 y Frías, a unos cincuenta metros de la avenida Angel Gallardo.

"Eran pasadas las diez y media de la noche y el lugar estaba lleno de gente cenando cuando de golpe entraron tres jóvenes ladrones. Tenían el pelo corto y estaban bien vestidos. Enseguida dos de ellos sacaron sus armas y amenazaron a todos", contó un empleado del lugar a Clarín.

En el momento del asalto en el restorán había unos cincuenta clientes comiendo. Además allí trabajan diez personas: cinco mozos, cuatro cocineros y una encargada que maneja la caja registradora. El lugar abre únicamente por la noche y como en la zona hay varios comercios, está siempre custodiada.

"Una vez adentro uno de los ladrones fue hacia la barra y apuntando a la encargada exigió que le entregue el dinero. Otro se paró en el medio del salón con su arma en alto y le ordenó a todos los presentes que entreguen el dinero. El tercer asaltante pasó por todas las mesas para sacarle los objetos de valor a los clientes", contó una fuente del caso.

El ladrón que fue mesa por mesa robando a los clientes era el único que no estaba armado. Con tranquilidad les pedía los ob jetos de valor y los metía en una bolsa que fue llenando con billeteras, celulares, joyas, relojes y hasta las llaves de los autos.

El golpe fue muy rápido y no duró más de cinco minutos. Según fuentes policiales, los asaltantes no se llevaron mucho dinero de la caja registradora porque a esa altura de la noche los comensales aún no habían pagado. De todas maneras creen que los ladrones se llevaron un botín importante por la cantidad de clientes que había en el momento del robo.

Una vez que tenían el botín en su poder, los asaltantes tomaron a una mesera como rehén y salieron a la calle. "Uno agarró a la empleada de un brazo y apuntándole con un arma la llevó como escudo humano. Así salieron del local. Antes ordenaron que nadie los siguiera", recordó un empleado.

Apenas los ladrones se fueron, la encargada del restorán salió a buscar a la chica que había sido llevada como rehén. "La mesera que se llevaron era la más joven y una de las más nuevas. Mara (la encargada), a pesar de que todos los presentes le pedían que no saliera a la calle, fue detrás de los ladrones mientras a los gritos les pedía que soltaran a la chica", contó una comerciante del barrio.

En la esquina de Drago y Angel Gallardo los ladrones liberaron a la chica y subieron a un auto gris donde un cómplice los esperaba. La joven tuvo que ser atendida porque estaba shockeada.

Los investigadores policiales indicaron que a medida que vayan declarando los clientes asaltados, se intentará realizar identikits de los los ladrones.

¿Qué opinas? Deja un comentario