Salimos de una deuda y nos metemos en otra.

Anuncios
Clarín
EL ORGANISMO APORTA US$ 700 MILLONES Y EL PAIS, OTROS 300 MILLONES

Crédito del BID para financiar cambios en los planes sociales. Es para transferir los beneficiarios menos calificados del plan Jefes al plan Familias.

Por Ismael Bermudez. ibermudez@clarin.com

El Gobierno obtuvo un suculento crédito del BID para financiar la transferencia de algunos beneficiarios del plan Jefes y Jefas de Hogar al programa familias, que absorbe a aquellas personas menos entrenadas y con enormes dificultades para conseguir trabajo. El contrato con el BID es por 700 millones de dólares y la Argentina aporta 300 millones de dólares, totalizando así 1.000 millones de dólares. Así figura en el decreto nø 32/2006 que difundió esta semana el Boletín Oficial.

Ese Programa Familias, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social, apunta a transferir del Plan Jefes y Jefas de Hogar a las familias con dos o más hijos menores de 19 años o con hijos discapacitados de cualquier edad.

Así, el objetivo del Plan Familias es ir desactivando el Plan Jefes (se puso en marcha en mayo de 2002 y fue prorrogado hasta diciembre de 2006), transfiriendo a los actuales beneficiarios que no serían empleables por baja calificación, mientras se espera que el resto vaya encontrando ocupación. Este es el cuadro de situación:

  • A octubre de 2005, el Plan Jefes tenía 1.472.187 beneficiarios.
  • Se calcula que ya unas 15.000 personas de Posadas, Santa Fe, Ituzaingo, lugares que se tomaron como prueba piloto, fueron pasadas del Plan Jefes al Plan Familias.
  • La característica del Plan Familias es que el subsidio —que oscila entre 150 y 200 pesos según la cantidad de hijos— lo cobra la mujer. Así con 3 hijos, la ayuda es de 150 pesos, Con 4 hijos de 175 pesos. Y con 5 o más hijos, 200 pesos mensuales.
  • A diferencia del Plan Jefes, en el Plan Familias no hay contraprestación laboral pero cuatrimestralmente la familia debe mostrar que cumple con el programa de vacunación de los hijos y que los chicos son alumnos regulares.
  • Se estima que una vez completada la transferencia de beneficiarios de un plan al otro, el Gobierno podría dar por concluido el Plan Jefes entendiendo que los que no consiguieron trabajo no buscaron lo suficiente para obtener un empleo. Esta es una de las causas por la que la inscripción al Plan Jefes está cerrada y el Gobierno no quiere aumentar el actual subsidio de 150 pesos mensuales y en 2005 no otorgó un «aguinaldo», como se hizo en 2004 y 2003.El préstamo que otorgó el BID tiene una tasa de interés variable. Y el capital se devuelve en cuotas semestrales entre el 15 de mayo de 2009 y el 15 de noviembre de 2030. El interés se pagará semestralmente a partir del 15 de mayo de 2006.

    Para ejecutar el Programa, el Gobierno se compromete a contratar consultoras y auditorías y a financiar hasta 3.280 talleres anuales para «el desarrollo de destrezas para la vida» y 7.500 cursos por año.

    También para que tengan contacto directo con las familias beneficiarias, el contrato dice que «se contratarán facilitadores en todas las localidades del Programa», previéndose el pago de las remuneraciones de hasta un máximo de 1.520 facilitadores.

    De los 1.000 millones de dólares, el Programa prevé que en subsidios el desembolso sería de 853 millones y el resto se destinará a costear los gastos de difusión, capacitación, facilitadoras, consultoras y auditorías.

    En el caso de plantearse alguna controversia con relación al contrato, el convenio dice que las partes se someten a un Tribunal de Arbitraje compuesto por un representante del BID, otro del Gobierno argentino y un tercero, por acuerdo entre las partes. De lo contrario, el tercer árbitro será designado por el Presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.