Santa Cruz: La movilización frenó el ajustazo.

Por Mauricio Barría y Claudio Wasquin para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El jueves 29 de diciembre, miles de trabajadores estatales nos movilizamos a la Legislatura provincial contra el intento del gobierno de votar en sesión ex­traordinaria una “ley de emergen­cia económica” que significaba un brutal ajuste al mejor estilo de los ’90.

Desde la noche anterior se había instalado un acampe frente a la Legislatura y en las primeras horas del día un cordón de tra­bajadores intentaba impedir que los diputados ingresaran para votar el ajuste. Es que en nuestra provincia ya se hizo costumbre que a fines de diciembre, apro­vechando que gran cantidad de compañeros se van de la provin­cia por las fiestas, se convoca a sesión extraordinaria para votar las leyes más perjudiciales para los trabajadores y el pueblo. Así ocurrió en años anteriores, por ejemplo, con la prórroga de los contratos petroleros y con la reforma previsional.

Pero el gobierno no contaba con la impresionante respuesta de los trabajadores. La formación de la Mesa de Unidad Sindical, compuesta por la mayoría de los gremios estatales; los de la CTA (APEL, Judiciales, ADOSAC, Anusate) más la participación de sindicatos como SOEM (Muni­cipales), Luz y Fuerza, UPCN, Vialidad y ATSA fortaleció la unidad y la decisión de no dejar pasar el ajuste.

Desde la madrugada, en el acampe sabíamos que el go­bierno iba a intentar aprobar el paquetazo como sea. Una señal era el impresionante despliegue policial, que contó incluso con la llegada de efectivos del interior de la provincia.

El primer enfrentamiento con la policía ocurrió cuando a eso de las 6.30, una trafic que llevaba a un grupo de diputados del FPV, estacionó en una de las entradas de la Cámara para intentar ingre­sarlos custodiados por un fuerte cordón policial. Hubo gritos, empujones y golpes entre los trabajadores y la policía. A me­dida que avanzaban las primeras horas de la mañana, las esquinas de la Legislatura se empezaban a llenar de trabajadores, jóvenes, jubilados y gente común. Los ánimos estaban caldeados y junto con la quema de cubiertas y la de montañas de basura, dejadas en señal de protesta por los trabaja­dores municipales, aparecieron los primeros piedrazos contra los vidrios de la Legislatura. Todo preanunciaba el desenlace cono­cido: los trabajadores no estaban dispuestos a irse a sus casas sin pelear hasta el final para que la ley no se sancione.

La respuesta del gobierno fue una brutal represión, con gases, palos, balas de goma y perros. Pero lejos de amedrentarnos, desató un enfrentamiento con la Infantería que duró varias horas. El gran cierre para los trabajadores fue el retroceso de la Infantería policial hasta el punto de su huida definitiva, dejando la Legislatura y la Casa de Gobierno en medio de una zona prácticamente liberada. Finalmente, ante esta situación, se decidió suspender la sesión confirmando el gran triunfo de los trabajadores movilizados.

Un acta que ratifica el triunfo

Al día siguiente se realizó una reunión de la Mesa de Unidad Sindical con el vicepresidente del bloque de diputados del FVS. Desde el MST partici­pamos de esa re­unión, en donde firmamos un acta que suspende el tratamiento de las leyes hasta el comienzo de las sesiones ordina­rias, en marzo.

Para nosotros, aunque parcial, no deja de ser una victoria impor­tante, ya que si bien no se retiran los proyectos por ahora se ha fre­nado el ajuste y la posibilidad de que lo aprueben en plena época de vacaciones, como nos tienen acos­tumbrados.

Prepararse para marzo

Ahora se abre un período donde el gobierno intentará rearmar su tropa y dividir a los trabajadores para aprobar el paquetazo en marzo. Por eso es fundamental mantener la unidad alcanzada y preparar la lucha, convocando desde la Mesa de Unidad Sindical a plenarios de delegados y activistas para decidir cómo encarar la pelea hasta que el gobierno dé marcha atrás de­finitivamente con este paquete de medidas.

Con la unidad y la lucha en las calles, quedó demostrado que se puede ganar. Desde el MST seguiremos firmes y en primera fila junto a los traba­jadores y el pueblo.

 

El ajuste de Peralta, Cristina y La Cámpora

El ajuste de Peralta, Cristina y La Cámpora

Un paquetazo al estilo de los ’90 La Cámpora intentó despegarse de Peralta. Los medios oficiales buscaron responsabilizar sólo al gobernador. Pero lo cierto es que el ajuste lo impulsó el gobierno de Cristina. Y con la advertencia […]  Más»

 

La crisis política sigue abierta

La crisis política sigue abierta

En Santa Cruz, la moviliza­ción de los trabajadores desató una crisis política de magnitud. Apenas suspendida la sesión legislativa se produjo una ola de renuncias de ministros y funcionarios que responden a La Cámpora, a la vez que […]  Más»

¿Qué opinas? Deja un comentario