Siguen los traspasos a manos extranjeras

La Nación
 
El traspaso de SanCor a manos extranjeras se suma a un amplio proceso de desnacionalización de empresas que vive la economía desde hace varios años. El último capítulo de ese proceso fue la venta, en abril pasado, de la cervecería Quilmes, hoy bajo el control del grupo belga-brasileño InBev.

Hace ya más de una década que comenzó a perfilarse la estructura de una economía con menos capitales locales. En los 90, las políticas de privatizaciones y el ingreso de grandes jugadores multinacionales en sectores como el financiero fueron marcando claramente ese rumbo.

Según un estudio realizado el año pasado por la economista Débora Giorgi, la participación de las empresas nacionales sobre el total de compañías cayó del 67 al 48%, entre 1993 y 2003. Si se tienen en cuenta las adquisiciones que se sucedieron, se deduce que esos porcentajes son inferiores ahora.

Un año antes de la venta de Quilmes, otra operación concretada por capitales brasileños había movido con fuerza el escenario: fue la compra de la cementera Loma Negra, hasta entonces de Amalia Lacroze de Fortabat, al grupo Camargo Correa.

Aun con los ecos de la última crisis económica, en 2002 se concretó el traspaso de la petrolera Perez Companc a Petrobras y la compra del control accionario de la siderúrgica Acindar por parte de Belgo Mineira.

Entre las compañías que en los últimos años dejaron de ser argentinas se encuentran varias del rubro alimenticio, como Terrabusi, Bagley y Canale, y las cadenas de supermercados Norte, Disco y Tía. También los bancos Río, Roberts, Buen Ayre y de Crédito Argentino (hoy BBV Francés).

Además, Telmex, controlado por el mexicano Carlos Slim, se quedó con las firmas de telecomunicaciones CTI y MetroRED, y la panificadora mexicana Bimbo lo hizo con Fargo.

Anuncios

Un comentario en “Siguen los traspasos a manos extranjeras

  1. Pingback: Economía. Fundamentos de economía y finanzas (Apuntes) | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

¿Qué opinas? Deja un comentario