Categorías
POLÍTICA

SUELDOS: TIRONEOS POR LOS CONVENIOS DE MAS DE 1.000.000 DE TRABAJADORES

Clarín

Los gremios reclaman ajustes salariales del 25 al 40 por ciento

Es para las negociaciones paritarias que arrancan ahora. Los empresarios, en cambio, piensan en un tope de 10 a 15 por ciento. En la discusión pesa el Impuesto a las Ganancias y los acuerdos de precios.

Ismael Bermúdez.

ibermudez@clarin.com

Inflación más productividad o rentabilidad del sector es la fórmula que están llevando los sindicatos a las paritarias con los empresarios para la renegociación salarial de los convenios colectivos de trabajo. Eso da, según la actividad, entre un piso del 25 por ciento y un techo del 40%. Del lado empresario replican: la negociación salarial tiene un techo del 10 por ciento que podría estirarse hasta un 15%, en dos etapas.

Hasta ahora, en lo que va del año se firmaron unos 60 convenios, la gran mayoría de empresas. Ahora, arrancan varias paritarias que comprenden a toda la actividad o ramas completas, como calzado, algunas automotrices, indumentaria, metalúrgicos, construcción, camioneros o comercio, que juntas engloban a más de un millón de trabajadores.

«El año pasado la inflación fue del 12,3 por ciento, pero los alimentos básicos subieron el 15% con un crecimiento de la economía del 9,1%. Y para este año, se proyecta una inflación del 11% con un crecimiento del 7%. En nuestro caso, el convenio se firmó a mediados de 2005 y desde entonces inflación más productividad nos da un 28 por ciento», le dijo a Clarín, el dirigente mercantil Armando Cavalieri. «Ese 28 por ciento es retroactivo a enero», agregó.

El asesor empresario Daniel Funes de Rioja sostiene por su parte que «en la industria los salarios recuperaron el poder de compra de 2001, y en algunos casos están por encima. Entonces, cualquier aumento de los salarios que no provenga de un incremento de la productividad es muy peligroso para el propio programa económico». Ante el planteo sindical de considerar la inflación proyectada para 2006, el asesor empresario considera que «adelantar inflación lo único que genera es más inflación».

El asesor sindical Lucio Garzón Maceda adelantó que el miércoles pasado quedó constituida oficialmente la paritaria de la alimentación, que comprende a unos 100.000 trabajadores. «El planteo para 2006 es del 35 al 40 por ciento que surge de la inflación pasada más la prevista más el incremento de productividad,» señaló. Y recordó, a título de ejemplo, que aunque se había firmado hasta febrero de este año, en noviembre Aguas Gaseosas llegó a un acuerdo salarial provisorio a cuenta del convenio de suma fija no remunerativa de 250 pesos para noviembre y diciembre y 300 pesos para enero y febrero que, para la categoría más baja, representa un 25% de incremento.

«Ahora esa suma fija debería incorporarse al sueldo, incrementada por las cargas sociales y además para mantener las proporciones entre las distintas categorías, más un plus por lo que pasó con los precios y la productividad en estos meses», aseguró.

Funes de Rioja, que participa por el sector empresario de esa misma paritaria de la alimentación, descarta de plano el argumento de Garzón Maceda. Dice que «los márgenes del sector son muy reducidos. Las Pymes alimenticias no pueden afrontar pedidos del 30 por ciento».

Los sindicalistas admiten que en los gremios con sueldos más altos, además, un interrogante clave pasa por saber a cuánto será llevado el mínimo no imponible. Eso permitiría —dicen— calcular qué proporción del aumento salarial no va a ir al bolsillo del trabajador sino al Fisco. Y en las actividades con básicos más bajos los gremios quieren saber si van a aumentar las asignaciones familiares.

«Las asignaciones familiares por ayuda escolar anual, matrimonio o nacimiento están congeladas desde 1996. El salario familiar por hijo subió menos que la inflación. Y ni hablemos de las jubilaciones medias y altas que están virtualmente congeladas, a pesar que una gran parte del superávit familiar proviene de los trabajadores y jubilados. En comercio el básico inferior está en 883 pesos. Con los descuentos, el trabajador gana menos de la línea de pobreza«, machaca Cavalieri.

Otro factor que pesa sobre las negociaciones son los acuerdos de precios, que están subordinados a que no se produzcan aumentos de salarios.

Desde los sindicatos dicen que esos acuerdos —firmados por el Gobierno con distintas empresas productoras, y que concluyeron con una canasta de 351 productos con precio controlado— comprenden a un reducido número de ítems y no se cumplen en todos los casos. «Congelaron cuatro o cinco productos por empresa con los precios por las nubes y salarios bien abajo. Esos acuerdos debieron haber hecho en una mesa nacional, con la participación de los sindicatos», reclama el dirigente mercantil Armando Cavalieri.

Héctor Recalde, asesor de la CGT, advierte por su parte que «los sindicatos saben cuáles son las tasas de rentabilidad de las empresas. Y son tan buenas que admiten que haya reajustes salariales significativos de manera que no se vuelquen sobre los precios«.

«Además —añade Recalde—, no aceptamos que se tome como parámetro los sueldos de diciembre de 2001, en medio de la peor crisis y explosión de la convertibilidad. Vamos a negociar con razonabilidad sobre la base de la inflación prevista, el grado de perdida del poder adquisitivo y la rentabilidad de las empresas«.

En el ámbito empresario, en tanto, nadie arriesga una cifra tope a las negociaciones salariales. Pero señalan que un 10% es un monto «aceptable», o que podrían llegar a estirarse a 15%, pero a pagar en dos cuotas: un 8% ahora y el 7% restante a partir de mediados de año. La semana pasada, en un informe, el Banco Francés lo puso en palabras: dijo que un 16% de ajuste salarial «no sería inflacionario».

 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «SUELDOS: TIRONEOS POR LOS CONVENIOS DE MAS DE 1.000.000 DE TRABAJADORES»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: