Categorías
POLÍTICA

Tabaré Vázquez: «El Mercosur no sirve»

La Nación
Conflicto diplomático: la Argentina intenta sacar el conflicto de la órbita regional

El presidente uruguayo reclamó cambios en el bloque; también el mandatario paraguayo criticó las desigualdades internas

Con el conflicto entre la Argentina y Uruguay por las papeleras como telón de fondo, el Mercosur mostró ayer -como quizá nunca antes- sus grietas internas, en especial las que dividen a los «socios mayores» de sus «hermanos menores».

«Así como está, el Mercosur no sirve», dijo el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, en Asunción, durante un encuentro al que también concurrieron los mandatarios Nicanor Duarte Frutos (Paraguay), Hugo Chávez (Venezuela) y Evo Morales (Bolivia).

Duarte Frutos reclamó que el Mercosur se convirtiera «en una plataforma de desarrollo, integración y soluciones» y pidió que se considerara «la igualdad de derechos de sus socios».

En los últimos tiempos han crecido los reclamos de Paraguay y de Uruguay hacia el proteccionismo que -según denuncian- aplican los otros dos miembros plenos del bloque: la Argentina y Brasil. Paralelamente, los dos socios menores han profundizado recientemente distintos acuerdos de cooperación con los Estados Unidos.

Un nuevo elemento de tensión terminó de cristalizarse anteayer, cuando el gobierno de Vázquez activó los mecanismos para constituir el tribunal previsto en el Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el Mercosur. El reclamo uruguayo apunta a los cortes de los puentes que realizan los ambientalistas en protesta contra las papeleras.

La reunión de ayer en Asunción, que se realizó en medio de fuertes críticas de la prensa paraguaya a Brasil y la Argentina por el manejo de los recursos hídricos limítrofes, tuvo como objetivo fijar las bases para la construcción de un gasoducto regional. Además de Paraguay y de Uruguay, participaron Venezuela, que ya pidió su admisión plena al Mercosur, y Bolivia, que tiene el status de miembro asociado.

«Plagado de problemas»

Tabaré Vázquez negó que haya sido un encuentro «para destruir el Mercosur ni para borrar los convenios firmados y vigentes», pero insistió: «Queremos un mejor Mercosur porque el actual, creado en 1991 en Asunción, está plagado de problemas que no contemplan las asimetrías económicas generadas por la desigualdad entre los socios más grandes y los miembros más pequeños, como Uruguay y Paraguay». Dijo además que cuando el año pasado la Argentina y Brasil anunciaron la construcción de un megagasoducto «sin convocar ni informar» a los otros dos socios, sintió «un desagrado».

Por su parte, su ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que Uruguay buscará la inserción económica más allá del Mercosur, el cual, dijo, atraviesa «importantísimos» problemas, «quizá los más importantes de toda su vida».

En paralelo con estas declaraciones, Uruguay anunció que no participará de la reunión de ministros de Trabajo del Mercosur, que se realizará mañana en Buenos Aires. Según el ministro uruguayo Eduardo Bonomi, el presidente Vázquez le dijo que «no corresponde ir a Buenos Aires hasta que los ámbitos del Mercosur funcionen correctamente».

En los últimos días, Duarte Frutos también había intensificado su discurso contra los socios mayores del Mercosur: criticó las trabas al libre tránsito de personas y mercaderías paraguayas por Brasil y la Argentina y habló de «recrear el espíritu del Urupabol», el antiguo proyecto de integración entre Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Hasta anoche, el gobierno de Néstor Kirchner no había emitido ninguna respuesta a los dichos de Vázquez. Según se anticipó, no habrá ninguna declaración al respecto para no dar pie a la estrategia uruguaya de «mercosurizar» el conflicto por las papeleras, según creen en el Gobierno.

De hecho, según fuentes del Gobierno, la Argentina se tomará los 15 días de plazo previstos para contestarle a Uruguay su pedido de convocatoria del tribunal de controversias. La idea sería tornar abstracta esa queja ante la certeza de que los ambientalistas entrerrianos levantarían los cortes en los próximos días, cuando la Argentina haga efectivo su reclamo ante el Tribunal Internacional de La Haya.

La Casa Rosada apuesta a que los asambleístas cumplan con su promesa de levantar los bloqueos el mismo día en que se presente la demanda en Holanda, algo que ocurriría entre fines de abril y principios de mayo.

Pese al silencio de ayer, la administración Kirchner ya había calculado en los últimos días que el encuentro de Asunción se transformaría en «el pataleo de los chicos», como lo definieron.

Por eso en la última semana la Cancillería envió al secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía, y al subsecretario de integración Económica, Eduardo Sigal, a reunirse con funcionarios de Brasil, Paraguay y Venezuela para intentar desactivar el clima de recelo interno en el Mercosur y, en particular, alejar la posibilidad de que el bloque tome como propio el conflicto con Uruguay.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Tabaré Vázquez: «El Mercosur no sirve»»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: