Un año de papado de Francisco: sólo gestos y muchas deudas con la diversidad sexual.

Comunicado. A un año de haber sido designado Papa, Jorge Bergoglio sigue en deuda con la diversidad sexual. La protección y encubrimiento de sacerdotes acusados de pedofilia, el silencio del Vaticano ante las graves violaciones a los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans en países como Irán, Nigeria, Uganda, Rusia o India, las acusaciones a un supuesto “lobby gay” y la ratificación de un sólo modelo de familia, muestran claramente que el cambio que presuntamente impulsa, no es más que una sumatoria de gestos sin profundidad. Leer más…

Mucho hecho. Mucho por hacer. Balance del año 2013 y Proyecciones para 2014

Comunicado. Un nuevo año termina y se impone realizar un balance de todo lo ocurrido a lo largo de 2013 en materia de igualdad para lesbianas, gays, bisexuales y trans para 2014. Sin lugar a dudas el año que termina ha sido un año intenso, de numerosos cambios y transformaciones, y esos cambios nos plantean desafíos importantes y luchas impostergables para la consolidación de los avances conquistados, proyectando el año que comienza. En el siguiente resumen, realizamos un repaso de lo mas saliente y proponemos algunas ideas acerca de los debates y luchas por venir en materia de igualdad para lesbianas, gays, bisexuales y trans en nuestro país y la región.

Derecho a Ser. Un año de avance y materias pendientes. Durante 2013 se consolidó, en todo el país, el ejercicio del derecho a la identidad por parte del colectivo trans. Más de 3500 reconocimientos realizados por mujeres y varones trans desde la sanción de la ley de Identidad de Género, demostraron la necesidad y urgencia de esta norma que puso a nuestro país entre las naciones más avanzadas en materia de derechos LGBT. Sin embargo la demora en la reglamentación por parte del Ministerio de Salud de la Nación, de los aspectos de la “Atención Integral de la salud” para el colectivo trans, constituyen una falta imperdonable, y exhige una urgente acción para revertir el acceso desigual que existe frente a este derecho. Asimismo la falta de programas específicos para la inclusión laboral del colectivo trans, que garanticen una real inserción en el mundo del trabajo, constituye otra área que debe ser encarada urgentemente y con respuestas contundentes por parte del Estado en el nivel nacional, provincial y municipal.

El Matrimonio Igualitario en la agenda internacional. 2013 será recordado, entre otras cosas, como el año en el cual se consolidó el avance del Matrimonio Igualitario en diversas regiones del mundo. Durante todo el año de Nueva Zelanda a Francia, del Reino Unido a Uruguay, y de Colombia a Illinois, países y regiones geográficamente distantes decidieron reconocer los mismos derechos con los mismos nombres a todas las familias. A la vez, muchos países que aún no han alcanzado la igualdad para las familias LGBT, debaten intensamente estos avances en los Parlamentos, la Justicia y la sociedad. En nuestra región se destacó la aprobación de la ley de Matrimonio Igualitario en Uruguay, la celebración de los primeros casamientos en Colombia autorizados por la Justicia y la instalación en la agenda del tema en Chile, Ecuador y Venezuela. Asimismo en Paraguay se presentó la primer acción de reconocimiento de un Matrimonio Igualitario celebrado a instancias de la FALGBT en la ciudad de Rosario, y en Perú se presentó un proyecto de ley de Unión Civil, mientras el Congreso chileno dio dictamen favorable al proyecto de Acuerdo de Vida en Común, paso previo a la segura legalización del Matrimonio igualitario en el país trasandino.

Todas las familias, todos los derechos. En mayo de 2013 el equipo jurídico de la FALGBT logró dos avances que vinieron a consolidar la igualdad de derechos para las familias LGBT. A partir de una resolución del Ministerio de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe – redactada conjuntamente con la FALGBT – y una presentación judicial en la Ciudad de Buenos Aires – que posteriormente se transformó en una resolución de la Secretaría de Justicia porteña, se logró el reconocimiento de la co-paternidad y co-maternidad para las parejas no casadas. De este modo se extendió la cobertura de los derechos igualitarios a las parejas convivientes en ambas jurisdicciones, reparando la inexplicable exclusión de estas familias, del DNU emitido por el Gobierno nacional en junio de 2012. Bautista, hijo de Hernán y Rolando, fue el primer niño en acceder a este reconocimiento. Otra buena noticia llegó desde Neuquén, provincia en la cual una niña fue restituida a su madre lesbianas, tras ser retenida por los abuelos paternos durante doce días. La acción de las organizaciones provinciales logró evitar una medida claramente discriminatoria, privilegiando el interés superior de la niña.

El Plan de Ciudadanía LGBT se consolida en el país. En mayo de 2013 la FALGBT, junto al Sistema de Naciones Unidas en Argentina, presentó la segunda edición del Plan de Ciudadanía LGBT, propuesta de política pública para la construcción de la igualdad real para la diversidad sexual en todo el país. El Plan promueve una serie de políticas públicas indispensables para lograr superar el aspecto formal de la igualdad, por el real goce de derechos y oportunidades. Asimismo en su segunda edición incorporó ejemplos de buenas prácticas, en materia de políticas implementadas a nivel nacional, provincial y municipal, desde el primer Plan del año 2010, hasta la publicación del segundo Plan. Durante el año se realizaron diversas presentaciones del Plan, entre las que se destacan la realizada en Rosario (Santa Fe), Villa María (Córdoba) y la ciudad de Salta.

Francisco es Bergoglio. Del Plan del demonio al Papa argentino. La elección del Arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio como Papa, marcó un punto de inflexión en materia de derechos LGBT para Argentina y la región. Su nombramiento expresa la clara voluntad del Vaticano de radicalizar su posición contraria al reconocimiento de las familias de la diversidad. Durante la campaña por el Matrimonio Igualitario en Argentina el propio Bergolgio encabezó una cruzada en términos de “guerra de Dios” contra lo que denominó un “plan del demonio”. A pesar de algunos cambios cosméticos en su discurso, el Papa Francisco ratificó la mirada que sobre la diversidad sexual tiene la doctrina Vaticana, en la cual predomina la mirada piadosa y pecaminosa, y niega la condición de sujetos y sujetas de derechos a las personas LGBT. Asimismo este ascenso obstaculiza los debates en torno al derecho al aborto en América latina y el mundo, como lo ha demostrado el reciente retroceso en esa materia en España. La creciente injerencia de Francisco en el ámbito político argentino debe llamarnos a estar atentos ante posibles retrocesos y negación de nuevos derechos pendientes.

Acceso a la ciudadanía plena para el colectivo trans. Sin lugar a dudas uno de los momentos más importantes del año lo constituyó el proceso electoral que, por primera vez, debió recoger en sus padrones, las identidades de las mujeres y varones trans que realizaron el trámite de reconocimiento de identidad. Sin embargo, la demora en la carga de los datos impidió a un número importante de electores y electoras trans, ejercer ese derecho constitutivo de la ciudadanía en las elecciones primarias de agosto. Tras gestiones de la FALGBT, ATTTA y la Mesa Nacional por la Igualdad ante la Cámara Nacional Electoral se logró subsanar esta situación para el turno electoral de octubre, momento en el cual la enorme mayoría del colectivo trans se volcó a las urnas para defender en primera persona los derechos conquistados.

Fertilización asistida: derecho de todas y todos. Tras tres años de debate en las comisiones del Parlamento, y con modificaciones introducidas por el Senado, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó la ley de Fertilización Asistida sin discriminación. La norma incluye a las mujeres solteras y familias de la diversidad sexual, demandas impulsadas por la FALGBT y La Fulana durante todo el debate parlamentario. Asimismo desde nuestras organizaciones se trabajó junto a organizaciones sociales tales como la Mesa Nacional por la Igualdad y Abrazo por dar Vida, para lograr una reglamentación no restrictiva de la ley.

Día de la visibilidad lésbica. Homenaje a Pepa Gaitán. La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó, tras meses de intenso debate, la ley que establece el Día de la Visibilidad lésbica cada 7 de marzo, norma impulsada por la FALGBT, La Fulana y la Diputada María Rachid. La fecha recuerda el asesinato de Natalia “Pepa” Gaitán en en año 2010 en Córdoba y servirá para promover una reflexión sobre la importancia de la visibilidad de lesbianas y mujeres bisexuales, y su inclusión en el diseño de las políticas públicas en materia de salud, pevención de la violencia y educación entre otras.

En recuerdo a Claudia Pía Baudracco, se establece el Día por los derechos de las personas trans. También la legislatura porteña convirtió en ley el Día por los derechos de las personas trans, que se celebrará en la ciudad cada 18 de marzo, en conmemoración al fallecimiento de la activista trans, compañera de ATTTA y la FALGBT, Claudia Pía Baudracco. Claudia Pía fue además una de las más importantes activistas trans de nuestro país e impulsora de la Ley de Identidad de Género, y falleció meses antes de la sanción definitiva de dicha norma.

Ley de sangre sin discriminación. En julio de 2013 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires terminó con una de las mayores vergüenzas legislativas en relación a la diversidad sexual. Por medio de la ley aprobada por unanimidad terminó con la prohibición existente hasta ese momento para que las personas LGBT pudieran donar sangre. Dicha norma, discriminatoria y anticonstitucional, sigue vigente en la mayor parte de las provincias – por medio de una Resolución vigente del Ministerio de Salud de la Nación – y constituye una de las materias pendientes en legislación para la igualdad a nivel nacional (además de la CABA, sólo Santa Fe y Chubut han removido la prohibición).

Segundo Encuentro nacional de la Juventud de la FALGBT. En el mes de septiembre se realizó en la ciudad de Mar del Plata el segundo Encuentro nacional de la Juventud de la FALGBT que reunió, durante dos jornadas, a activistas jovenes de todo el país, quienes debatieron las temáticas de la juventud y estrategias para impulsar acciones y campañas para combatir el acoso y hostigamiento escolar, estrategias de empleo, acciones contra la discriminación y acceso a la salud sexual y reproductiva.

Ante los avances globales, la reacción persigue y reprime. Sin dudas 2013 ha sido un año de importantes avances en materia de diversidad sexual a nivel global. El creciente número de países que debaten leyes de parejas, Matrimonio Igualitario, Identidad de Género y medidas para el combate a la discriminación hacia lesbianas, gays, bisexuales y trans, han marcado el pulso de la agenda pública. Sin embargo, ante esos avances, gobiernos reaccionarios han impulsado normas para restringir derechos y libertades, con el objetivo de detener lo que, a todas luces, es imparable: la fuerza de la igualdad. Es así como durante el año Rusia, seguida luego por países de Europa del Este, ha impulsado legislación de “prohibición de la propaganda homosexual” que, además de prohibir las marchas del orgullo, puede confinar a prisión a cualquier persona por el solo hecho de ser quien es, y expresarlo libremente. En esa misma dirección, Uganda cerró el año con la aprobación de la penalización a cadena perpetua para las personas homosexuales, lo que constituye una afrenta inconcebible ante el sistema internacional de protección de derechos humanos. La FALGBT, en alianza con organizaciones internacionales, ha alzado la voz para denunciar y repudiar estos retrocesos, que no son otra cosa que la reacción desesperada ante el innegable clima de avance hacia la igualdad que se vive en la mayor parte del mundo.

Acoso y hostigamiento a la diversidad sexual en las escuelas. Uno de los temas de mayor preocupación cotidiana lo constituye el creciente nivel de acoso y hostigamiento a personas LGBT en las escuelas. Diversos casos han tomado estado público durante el año y deben servir para fortalecer las acciones de política pública para la construcción de aulas sin discriminación. Dos de los casos más sonados los constituyeron las agresiones homófobas a dos niños en escuelas de Corrientes y Posadas (ambas escuelas confesionales) a manos de sus propios compañeros de curso. Las madres de las víctimas destacaron la motivación encontrada en la orientación sexual de sus hijos para justificar las agresiones. Otro caso llamativo lo constituyó la sanción a la docente Romina García Hermelo por parte del Ministerio de Educación de San Luis, bajo el pretexto de haber incluido textos no autorizados en sus clases de literatura. Dichos textos fueron censurados por poseer contenido “lésbico”. Finalmente, y tras las acciones de las organizaciones sociales, el Ministerio dio marcha atrás.

Del Código Civil del siglo XXI al Código Civil Vaticano. Sin lugar a dudas en los últimos años la sociedad argentina ha experimentado cambios sustanciales en materia de relaciones sociales y familiares. Una sociedad más abierta, más plural y más respetuosa de la diversidad se ha ido configurando tanto a nivel social como a nivel legislativo. Y en ese contexto el debate del nuevo Código Civil y Comercial prometió consolidar y profundizar esa sociedad de la inclusión y la igualdad. Sin embargo la inaceptable injerencia de la jerarquía de la Iglesia Católica ante el parlamento, eliminó del texto original muchos de los avances profundos planteados. Entre ellos la incorporación del instituto jurídico de la gestación por sustitución, derechos de los pueblos indígenas, el derecho al agua y la función social de la propiedad. Otro de los retrocesos más graves lo constituye la definición del comienzo de la existencia de la persona, tema en el que se aceptó sin atenuantes, la imposición católica que pretende obstruir el debate por el derecho al aborto, al tiempo que torna prácticamente inaplicable, la recientemente aprobada ley de Fertilización asistida sin discriminación.

El nuevo parlamento. El 9 de diciembre de 2013 finalizó su mandato el Congreso que votó importantes avances en materia de derechos. Entre ellos se destacan – entre otros – la sanción definitiva de la ley de Identidad de Género, la incorporación de la diversidad sexual a la figura del femicidio y la ley de fertilización asistida sin discriminación. Las elecciones de octubre definieron un nuevo panorama político en el parlamento pero claramente seguirá habiendo en el Parlamento una mayoría importante para seguir avanzando con las materias pendientes de la igualdad.

La Fulana: 15 años construyendo igualdad! En 2013 otro hecho significativo fue el aniversario número 15 de La Fulana. La Fulana es una de las organizaciones fundadoras de la FALGBT y, sin dudas, una de las más activas en el proceso de construcción de un país mas justo e igualitario, con derechos y ciudadanía plena para lesbianas, gays, bisexuales y trans. En sus propias palabras “Y los 15 años llegaron, y llegaron para recordarnos que siempre, siempre, por más adverso que sea lo que vemos en el horizonte o por más loco que parezca, siempre se puede seguir soñando por un mundo mucho mejor, para nosotras y para las generaciones futuras.” El festejo incluyó la edición de su primer libro titulado “La Fulana, una historia lesbiana y bisexual”.

ATTTA cumplió 20 años por el derecho a la identidad. También 2013 fue el año para celebrar el victimo aniversario de otra de las organizaciones fundadoras de la FALGBT. ATTTA, la Asociación de travestis, transexuales, transgéneros de Argentina celebró sus 20 años trabajando por la inclusión del colectivo trans en todo el país. La celebración sirvió de excusa también para realizar un Encuentro de la Red LacTrans, la mayor red de organizaciones trans de América latina, liderada por ATTTA y con extendida presencia regional.

En 2014 Vamos por muchos más derechos e inclusión. Hasta aquí un breve repaso por lo más saliente que ha ocurrido en 2013. Para el año que comienza la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans seguirá trabajando junto a diversos sectores de la sociedad para consolidar los derechos de nuestro colectivo y seguir ampliando el horizonte igualitario en Argentina y la región. Particularmente en el año que inicia la FALGBT trabajará en los siguientes aspectos:

Año nuevo, casa nueva. Tras años de trabajo y esfuerzo compartido, 2014 será el año a partir del cual la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans contará con su sede propia. Ubicada en el centro de la ciudad de Buenos Aires, la nueva “Casa LGBT” permitirá la realización de talleres, actividades, reuniones, servicios y eventos, además del funcionamiento administrativo de la organización. La FALGBT quiere que la “Casa LGBT” sea un espacio del colectivo de la diversidad sexual, pleno de vida y actividades. Su apertura está prevista para el mes de febrero.

Ni un paso atrás en materia de derechos: No al Código Civil Vaticano. Con el reinicio del año legislativo en marzo, la Cámara de Diputados de la Nación analizará la media sanción dada por el Senado al Código Civil y Comercial unificado. A fin de evitar la aprobación definitiva de un texto que claramente implica un retroceso en materia de derechos e igualdad, la FALGBT se encuentra trabajando junto a organizaciones sociales, de derechos humanos, políticas y feministas, para movilizar a la sociedad en defensa del Estado laico y contra todo tipo de recorte de derechos e imposición de la jerarquía católica en las políticas públicas.

Ley antidiscriminatoria. A pesar de los avances obtenidos en materia de derechos, nuestro país no cuenta con una ley de prevención y penalización de los actos discriminatorios que responda al nuevo marco normativo con que cuenta Argentina. Es por eso que desde su constitución en 2005 la FALGBT impulsa en el Congreso una nueva ley en consonancia con las legislaciones más avanzadas del mundo. La demora del Senado y la Cámara de Diputados en debatir este proyecto – que ya obtuvo media sanción en la Cámara baja en 2010 – debe ser revertida en forma urgente y en 2014 aprobarse esta norma largamente esperada.

Pleno empleo para el colectivo trans. Sin dudas 2014 debe ser el año en el cual consolidemos programas y acciones que permitan el acceso sin restricciones para las personas trans al mundo laboral. A través de iniciativas con diversos gobiernos y el Sistema de Naciones Unidas en Argentina, la FALGBT y ATTTA promovemos la implementación de programas que contemplen la garantía de un piso de protección social, la capacitación y entrenamiento para el empleo, y el trabajo conjunto entre Estado, sociedad civil, Sindicatos y empresarios para alcanzar el objetivo del pleno empleo para el colectivo trans.

Efectivo acceso al derecho a la salud integral trans. Ante las demoras del Ministerio de Salud de la Nación en la reglamentación de los aspectos de Salud integral trans de la ley de Identidad de Género, la FALGBT y ATTTA redoblarán los esfuerzos encaminados a garantizar el acceso igualitarios a los servicios sanitarios en todo el país. De acuerdo al texto de la ley, la responsabilidad del Estado en la prestación de estos servicios de salud, así como el control de cumplimiento de dichas prestaciones en el sector privado (pre pagas y obras sociales) es indelegable y por tanto urge el dictado de la reglamentación mencionada. Sin demoras, acceso a la salud trans AHORA!

Consolidación de los avances regionales en materia de igualdad. América Latina vive un momento de ampliación de derechos y más igualdad en materia de diversidad sexual. En ese sentido la FALGBT seguirá trabajando para consolidar una red regional que reúna a las organizaciones con trabajo real en cada país, para apoyar y trabajar conjuntamente las iniciativas que en la actualidad se llevan adelante en todos los países latinoamericanos hacia el Matrimonio Igualitario, la ley de Identidad de género y la ciudadanía plena para lesbianas, gays, bisexuales y trans.

Más política pública, más igualdad real. En línea con el trabajo realizado estos últimos años la FALGBT seguirá promoviendo la implementación de las políticas públicas contenidas en el Plan de Ciudadanía LGBT a nivel nacional, junto a gobiernos provinciales y municipales. Acciones para la promoción del empleo sin discriminación, el acceso igualitario a la salud, campañas contra la discriminación, debates y eventos culturales y sociales forman parte de la amplia agenda que en esta materia se impulsará.

Primer encuentro nacional de lesbianas y mujeres bisexuales FALGBT. En el mes de marzo la FALGBT y La Fulana organizarán el primer Encuentro nacional de lesbianas y mujeres bisexuales de la FALGBT. Con el objetivo de definir una agenda de trabajo para el año, y apoyar las acciones de reivindicación en torno al 8 de marzo, activistas de todo el país se darán cita en Buenos Aires para trabajar por más visibilidad e inclusión lésbica en la agenda del movimiento de la diversidad sexual.

Ley de sangre sin discriminación. Tras la media sanción obtenida en la Cámara de Diputados, y la negativa de tratar la iniciativa por parte del Senado, 2014 debe ser el año en que se remueva la discriminación para donar sangre que padecen en gran parte del país las personas LGBT. Superar la oposición de diversas sociedades científicas y el propio Plan nacional de Sangre, son condiciones indispensables para lograr este objetivo tan anhelado y sentido por el colectivo de la diversidad sexual.

A todas y todos quienes nos acompañan en la construcción de un país mejor, con más derechos igualdad, les deseamos lo mejor en el año que comienza y la invitación a seguir recorriendo juntos este maravilloso camino.

CAEL EXPRESA PREOCUPACIÓN POR LA DESIGNACIÓN DE UN SACERDOTE CATÓLICO AL FRENTE DE LA SEDRONAR.

Comunicado. Por medios periodísticos trascendió la designación del sacerdote santacruceño Juan Carlos Molina como nuevo director de la Secretaría para la prevención de la Drogadicción y lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR). Dicha designación, pone en riesgo la independencia de la actuación del gobierno argentino respecto de la iglesia católica y representa una amenaza tanto para el laicismo de Estado como para la política de drogas de nuestro país. Desde CAEL llamamos al gobierno a reconsiderar la decisión y frenar el acelerado avance de la jerarquía católica sobre el Estado, que hasta ahora no ha hecho más que consentir.

Tras conocer que el gobierno nacional habría designado al sacerdote Molina a cargo de la Sedronar, la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL), expresa su profunda preocupación por el acelerado avance de la jerarquía católica sobre el Estado en los últimos meses. La designación de Molina, lejos de ser un hecho más, representa tal vez la más visible de las intromisiones (como las recientes modificaciones al proyecto del Código Civil y Comercial o la emisión de una moneda conmemorativa del papa católico) que la iglesia católica ha tenido en la política argentina desde que Jorge Bergoglio llegó al papado.

La presencia de un sacerdote católico, con las prerrogativas que el sistema jurídico argentino le otorga a él y a la institución de la que es parte, y con las consideraciones particulares que la Constitución Nacional hace al respecto (art. 73), incrementa sensiblemente la posibilidad de que la doctrina de una religión sea impuesta a toda la sociedad. Esto resulta mucho más grave por tratarse de una materia sensible, en la que están implicadas la salud, la libertad y la autonomía de las personas, especialmente cuando la iglesia católica ha sentado en reiteradas ocasiones una postura contraria a la tendencia mundial de no criminalización de consumidores/as y de retroceso de las políticas prohibicionistas.

Resulta incluso llamativo que las mismas normas canónicas impiden que sus sacerdotes ocupen cargos públicos, con lo cual esta designación no es compatible ni con las leyes argentinas ni con las del Estado Vaticano, ambos estados de los que Molina sería simultáneamente funcionario.

Todo esto debemos decirlo sin considerar la idoneidad de Molina para el cargo, ya que se trata simplemente de recordar que como sacerdote Molina es funcionario de un Estado extranjero y está sometido a sus normas y a su jefe de Estado. Si sumamos a eso el carácter público que el Código Civil le reconoce a la iglesia, se presenta una situación de gravedad institucional que sólo puede ser salvada si Molina renuncia a sus hábitos para asumir el cargo. En tal caso, correspondería analizar su idoneidad para abordar la cuestión del tráfico y el consumo de sustancias psicoactivas y las consecuencias que esto tendría para la salud, libertad y autonomía de las personas usuarias de las mismas.

Desde CAEL llamamos a la Presidenta de la Nación a reconsiderar ésta y otras decisiones contrarias a los principios de un Estado laico y a todos/as los/as funcionarios/as públicos/as a desistir del clericalismo que en su mayoría han mostrado en los últimos meses. Llamamos a todo el arco de organizaciones sociales a intensificar la lucha por un Estado argentino realmente laico, respetuoso de las creencias y convicciones de todas y todos sus habitantes.

 

HOY TODOS Y TODAS AL CONGRESO EN DEFENSA DEL ESTADO LAICO.

Comunicado. Hoy miércoles 27/11, desde las 15 hs, CAEL y otras organizaciones sociales y de derechos humanos convocamos a una manifestación frente al Congreso de la Nación para rechazar el texto del nuevo Código Civil y Comercial al que el oficialismo tratará de dar media sanción en el Senado. Las modificaciones introducidas la semana pasada son un retroceso con respecto al proyecto original y ponen en riesgo derechos ya reconocidos en nuestro país, a la vez que constituyen una afrenta al laicismo de Estado.

Hoy el Senado intentará aprobar el texto del nuevo Código Civil que tuvo dictamen la semana pasada. En es reunión de comisión, el bloque oficialista aceptó una modificación propuesta por la Senadora puntana, supernumeraria del Opus Dei,Liliana Negre de Alonso, para definir como personas a todos los embriones, incluyendo a aquellos concebidos mediante técnicas de reproducción asistida, aun antes de ser implantados en el útero. Esta modificación, junto a otras que modifican el texto original, despertó el rechazo generalizado de organizaciones laicistas, de diversidad sexual, de derechos reproductivos y del colectivo de mujeres, entre otros amplios sectores de la sociedad civil.

Por ese motivo, hoy desde las 15 hs. llamamos a todas las personas a manifestarse frente al Congreso de la Nación para expresar el rechazo a los cambios acordados entre el oficialismo y parte de la oposición con la iglesia católica. En particular, desde CAEL rechazamos los cambios por sus consecuencias en  cada caso particular, y fundamentalmente por representar ungravísimo retroceso en el camino hacia un Estado Laico.

 

Los cambios rechazados

El proyecto original sólo consideraba persona a los embriones concebidos in vitro tras la implantación, aclaración que el oficialismo aceptó eliminar a pedido de la Senadora Negre de Alonso. Con la actual redacción, en una lectura integral del Código, la interpretación sobre el estatus legal de los embriones congelados es al menos ambigua y pone en grave riesgo los derechos adquiridos en materia de fertilización asistida. En cualquier caso, desde CAEL reiteramos nuestra oposición a que se considere a cualquier embrión como persona, lo cual niega el derecho de quien gesta a decidir sobre su proyecto de vida y busca en realidad bloquear -inútilmente, puesto que no se debaten aquí normas penales- el debate por la legalización del aborto.

Esta modificación, se suma a cambios que ya había hecho el bloque oficialista con respecto al texto elaborado por la comisión redactora con las modificaciones hechas por el Poder Ejecutivo Nacional. En efecto, el bloque del FpV presentó la semana pasada un borrador de dictamen en el que se eliminaba la regulación de la gestación por sustitución en todos los casos y en el que se imponía el principio de filiación por el parto, aun cuando no exista voluntad procreacional (lo cual cobra mayor relevancia mientras el aborto siga estando penalizado en la Argentina).

Por otro lado, en el reclamo que desde hace tiempo sostiene CAEL de terminar con el privilegio de la iglesia católica de ser considerada persona jurídica pública -privilegio obtenido durante la dictadura de Juan Carlos Onganía-, el texto aprobado no sólo mantiene dicho trato privilegiado, sino que acentúa el trato discriminatorio al aclarar que “las iglesias, confesiones, comunidades o entidades religiosas” son personas jurídicas privadas (luego de decir lo contrario para la iglesia católica). Más aún, aquellas organizaciones reunidas en torno a creencias no consideradas como religiosas no son consideradas en pie de igualdad, lo que introduce un segundo nivel de discriminación por motivo de creencias o convicciones. (En este vínculo puede leerse la ponencia de CAEL en las audiencias públicas por la reforma.)

En cualquier caso, lo que nos preocupa más en general es la injerencia que el lobby de la jerarquía católica tuvo en el texto del que se proponía como el Código Civil del siglo XXI. De una ley que prometía ser revolucionaria apenas quedan algunos avances y un mayor orden expositivo, lo que pone de manifiesto elrenovado clericalismo de la política argentina, del que CAEL viene alertando hace tiempo.

Como militantes de derechos humanos que abogamos por un Estado Argentino realmente laico y respetuoso de todas las personas, sin discriminación por sus creencias y convicciones, no podemos menos que repudiar enérgicamente las concesiones hechas por el oficialismo y parte de la oposición, así como el clericalismo que casi todo el arco político ha mostrado desde que Jorge Bergoglio se convirtió en papa católico y jefe de estado del Vaticano.

Resulta irónico que quienes alzan la bandera de la Soberanía Nacional, subyuguen, recorten y modifiquen textos legales de suma importancia por las presiones del jefe de un Estado europeo, lo que pone en juego nada menos que la ampliación o cercenamiento de derechos de las personas que habitan nuestro país.

Por eso hoy nos unimos a todas las organizaciones de derechos humanos y a todas las instituciones y personas que pugnan por el laicismo y los pilares básicos de la democracia, para oponernos a estas reformas clericales y llamamos a todas las fuerzas políticas a dar marcha atrás o a mantener el texto vigentedel Código de Vélez Sarsfield que, con sus dificultades, al menos guarda en sus sucesivas reformas la huella de históricas luchas por la igualdad y el laicismo.

 

Pesar por el fallecimiento del sacerdote católico, Leonardo Belderraín. Estuvo a favor del Matrimonio Igualitario desde 2010.

 

719ef-isologotipo-2

Comunicado. El cura de Villa Elisa, había sido una de las voces más claras dentro de la Iglesia a favor de las leyes de Igualdad, junto al Padre Nicolás Alesio. Actualmente estaba al frente del área de catequesis de la capilla Santa Elena del Parque Pereyra. Dos de sus posturas que despertaron distintos cruces fue su posición pública en contra del celibato y estar a favor del matrimonio igualitario.

La Federación Argentina LGBT (FALGBT), a través de su Secretaría de Diversidad Religiosa, quiere expresar su pesar ante el fallecimiento del padre Leonardo Belderrain, de la Diócesis de Quilmes.

Doctor en Bioética, Belderrain fue uno de los escasos ministros de la iglesia católica romana, en manifestarse públicamente a favor de la reforma de la Ley de Matrimonio Civil en 2010, afrontando el riesgo de sanciones y censuras, y desmarcándose de la postura oficial de la jerarquía, sostenida entonces por el arzobispo platense Aguer y el porteño Bergoglio, hoy papa Francisco.

Las personas creyentes dan gracias por su vida y todxs, creyentes y no, guardamos su memoria y agradecemos su valiente testimonio.

 

VIEJA ESTRATEGIA. Eslabón débil, cepo papal.

Por Mario Raúl Bordón*

Muchas conjeturas se han tejido para desentrañar los motivos que tuvo el reciente cónclave cardenalicio para elegir al argentino Jorge Bergoglio como el primer Papa no europeo, quien adoptó el nombre papal de Francisco. Pero resulta engañoso el paralelo que se suele trazar con la elección del polaco Karol Wotyla (Juan Pablo II) en 1979 si, al mismo tiempo, se omite el dato político esencial que puede otorgarle validez actualizada a esta comparación.

Porque América del Sur se encuentra, en este momento, en una situación política exactamente inversa a la que tenía el denominado “campo socialista” de Europa del Este en 1979. Solo a partir de este último dato, la similitud puede adquirir verdadera significación política y permite comprender, en toda su dimensión, la decisión del cónclave.

En aquél momento, Polonia era el eslabón más débil de un régimen político decrépito, que se había convertido en una caricatura deformada y deformante de los postulados socialistas de la Revolución Rusa de octubre de 1917, a los cuales había traicionado a partir de la muerte de Lenin (1924), y que había expropiado el poder político a los trabajadores en beneficio de una camarilla burocrática.

En cambio, Argentina constituye, actualmente, el eslabón más débil de una América del Sur en ebullición, cuya población exhibe un inédito viraje hacia posturas anticapitalistas en una región que se ha tornado decisiva ante la renovada agonía que exhibe el sistema capitalista en todo el planeta.

La estratégica movida que ha realizado la Iglesia en el tablero político internacional consiste en hacer pie en el eslabón políticamente más débil de América del Sur, adosándole el poderoso cepo papal, para convertirlo en la plataforma de lanzamiento de una gigantesca contraofensiva destinada a frenar estos avances anticapitalistas que se verifican en todo el subcontinente.

Claro que la Iglesia no jugó sola. Hubo un colosal lobby estadounidense para incidir en la decisión del Cónclave. Porque, después de haberle asestado un golpe de muerte a la Zona Euro en el marco de la feroz guerra interimperialista que inunda el planeta, Estados Unidos y su brazo europeo, Inglaterra, necesitaban evitar que fuese elegido un nuevo Papa europeo y, al mismo tiempo, necesitaban que la Iglesia tuviese el conductor adecuado para frenar este avance anticapitalista en una región donde su población se reconoce mayoritariamente católica.

Nada casual, entonces, la elección de Bergoglio. El gobierno argentino no registra lo obvio y, por eso, incurre en sucesivas contradicciones cuando intenta decodificar la elección de Bergoglio en clave política interna. Argentina es una clave regional en América del Sur por su debilidad política, no por su fortaleza política.

Una debilidad que se observa en su oscilante política exterior y en la inviabilidad de su proyecto político interno, el cual ha quedado reducido al eufemismo de “crecimiento con inclusión” en lo que solo constituye la versión edulcorada y posibilista de la “teoría del derrame” acuñada por el modelo neoliberal en los ´90.

El enorme ajuste económico y antipopular que se está realizando en Argentina ya resulta inocultable. Y la creciente debilidad política que exhibe el gobierno que encabeza Cristina Fernández de Kirchner lo obliga a exigir adhesiones cada vez más acríticas a su gestión y a sostener un relato cada vez más épico de todos sus actos de gobierno.

Atacar inicialmente el flanco más débil del enemigo es una regla elemental en cualquier combate. La Iglesia ha registrado que el peronismo, aún en su versión kirchnerista, ya no podrá continuar cumpliendo su tradicional rol político de erigirse en el gran dique de contención de las masas dentro del sistema capitalista en Argentina. Y, ante las imprevisibles derivaciones de este inexorable agotamiento, se apresta a actuar como el último reaseguro del capitalismo en Argentina con proyección a todo el subcontinente.

A esta altura resulta necesario señalar que no puede esperarse una alternativa superadora de una institución reaccionaria como la Iglesia, la cual siempre ha legitimado todas las desigualdades sociales por su supuesto origen natural y muchas jerarquías individuales por su presunto origen divino, y cuyo poderoso aparato ha sido el más contrarevolucionario y retardatario de cualquier cambio político y social en los últimos dos mil años.

De todos modos, la Iglesia no tiene garantizado el éxito de esta estrategia. Solo la clase trabajadora y las masas, organizadas social y políticamente, podrán direccionar el rumbo que adoptará Argentina en el torbellino del sur

—————————————–

(*) Abogado de la ciudad de Concordia (Entre Ríos). Este artículo de opinión fue publicado en el diario “Perfil”, que se edita en la ciudad de Buenos Aires, en su edición correspondiente al día sábado 11 de Mayo de 2013 (Página 34 – Cuerpo Principal – Sección “Ideas”).

EL CUENTO DEL BUEN PAPA.

Por Martín Caparrós | Página 12.
La Argentina se empapó. Mojada está, húmeda de gusto por su papa. Hace días y días que nadie habla de otra cosa o, si alguno sí, lo relaciona: papa y los diputados, fútbol y papado, papas y dólar blú y más papas, sus tetas operadas y el celibato de los papas. La Argentina reboza de gozo, se extasía ante la prueba de su éxito: seguimos produciendo íconos, caras para la camiseta universal. Habemus papam era una voz extraña, y en una semana se ha convertido en un justo lema de la argentinidad: tenemos papa –nosotros, los argentinos, tenemos papa. La figura más clásica de la tilinguería nacional, el Argentino Que Triunfó en el Exterior, encontró su encarnación definitiva: si, durante muchos años, Ernesto Guevara de la Serna peleaba codo a codo con Diego Armando Maradona, ahora se les unió uno tan poderoso que ni siquiera necesitó morirse para acceder al podio. Cada vez más compatriotas y compatriotos se convencen de que era cierto que Dios –al menos ese dios– es argentino.
Así las cosas, más papistas que el papa, el nuevo ha despertado aquí cataratas de elogios: que es humilde, que es bueno, que es modesto, que es muy inteligente, que se preocupa por los pobres. Sus detractores, sin embargo, no ahorran munición gruesa: algunos llegaron incluso a decir que era argentino y peronista. Y otros, más moderados, kirchneristamente basaron sus críticas en sus acciones durante aquella dictadura -y discutieron detalles. Como si no bastara con saber que, como organización, la iglesia de la que el señor Bergoglio ya era un alto dignatario apoyaba con entusiasmo a los militares asesinos.
Los críticos, de todos modos, no consiguieron unanimidad; algunos dicen que lo que hizo no fue para tanto, otros lo minimizan con un argumento de choque: que él es otro, ya no Jorge Bergoglio sino alguien distinto, el papa Francisco. Suena tan cristiano: el bautismo como renacimiento que deja atrás la vida del neófito; lo raro es que lo dijeron aparentes filósofos tan supuestamente ateos y materialistas como el candidato Forster. Y todos debatieron a qué políticos o políticas locales iba a beneficiar el prelado y su anillo a besar o no besar: me parecen pamplinas.
En el terreno nacional lo que me preocupa –lo escribí hace unos días en un diario– es el shock de cristiandad que vamos a sufrir los argentinos. Temo el efecto que este inesperado, inmerecido favor divino puede tener sobre nuestras vidas. No me refiero al hartazgo que a mediano plazo –en dos o tres días– pueda causar la presencia de Bergoglio hasta en la sopa; hablo del peso que su iglesia siempre intenta ejercer, ahora multiplicado en nuestro país por el coeficiente de cholulismo nacional que nos hizo empezar a mirar tenis cuando Vilas ganó algún grand slam, basket cuando Manu Ginobili, monarquías europeas cuando la holando-argentina se transformó en princesa.
Lo sabemos: la iglesia católica es una estructura de poder basada en fortunas tremebundas, millones de seguidores y la suposición de que para complacer a esos millones hay que escuchar lo que dicen sus jefes. La iglesia católica usa ese poder para su preservación y reproducción –últimamente complicadas– y para tratar de imponer sus reglas en esas cuestiones de la vida que querríamos privada y que ellos quieren sometida a sus ideas.
Así fue como, hace 25 años, se opusieron con todas las armas de la fe a ese engendro demoníaco llamado divorcio, que solo pudo establecerse cuando el gobierno de Alfonsín se atrevió por fin a enfrentar a la iglesia católica -y el mundo siguió andando. También intentaron oponerse a la ley de matrimonio homosexual hace un par de años, pero estaban de capa caída y no pudieron. Ahora, un papa argentino va a pelear con uñas y dientes y tiaras para evitar que un gobierno argentino tome medidas que podrían ser vistas como precedentes por otros gobiernos y sociedades regionales: el nuevo código civil, la fertilización asistida y, sobre todo, la legalización del aborto retrocedieron esta semana cincuenta casilleros. Y eso si no se envalentonan e intentan –como en España– recuperar el terreno ya perdido.
Pero peor va a ser para el mundo. El señor Bergoglio parece un hombre inteligente y parece tener cierto perfil vendible que puede ayudarlo mucho en su trabajo. Lo acentúa: cuando decide ir de cuerpo presente a pagar la cuenta de su hotel no está pagando la cuenta de su hotel –que puede pagar, un suponer, con su tarjeta por teléfono–; está diciendo yo soy uno que paga sus cuentas de hotel, uno normal, uno como ustedes. Uno que hace gestos: uno que entiende la razón demagógica y cree que debe hacer gestos que conformen el modo en que debemos verlo. Uno que, además, sirve para definir el populismo: uno que dice, desde una de las instituciones más reaccionarias, arcaicas y poderosas de la tierra, una de las grandes responsables de las políticas que produjeron miles de millones de humildes y desamparados, que debemos preocuparnos por los humildes y los desamparados.
Peor para el mundo. En estos días, demócratas y progres festejan alborozados la resurrección de un pequeño reino teocrático: la síntesis misma de lo que dicen combatir. La iglesia católica es una monarquía absoluta, con un rey elegido por la asamblea de los nobles feudales que se reparten los territorios del reino para que reine sin discusiones hasta que muera o desespere, con el plus de que todo lo que dice como rey es infalible y que si está en ese trono es porque su dios, a través de un “espíritu santo”, lo puso. La iglesia católica es una organización riquísima que siempre estuvo aliada con los poderes más discrecionales –más parecidos al suyo–, que lleva siglos y siglos justificando matanzas, dictaduras, guerras, retrocesos culturales y técnicos; que torturó y mató a quienes pensaban diferente, que llegó a quemar a quien dijo que la Tierra giraba alrededor del Sol –porque ellos sí sabían la verdad.
Una organización que hace todo lo posible por imponer sus reglas a cuantos más mejor y, así, sigue matando cuando, por ejemplo, presiona para que estados, organismos internacionales y oenegés no distribuyan preservativos en los países más afectados por el sida en África –con lo cual el sida sigue contagiándose y mata a miles y miles de pobres cada año.
Una organización que no permite a sus mujeres trabajos iguales a los de sus hombres, y las obliga a un papel secundario que en cualquier otro ámbito de nuestras sociedades indignaría a todo el mundo.
Una organización de la que se ha hablado, en los últimos años, más que nada por la cantidad de pedófilos que se emboscan en sus filas y, sobre todo, por la voluntad y eficacia de sus autoridades para protegerlos. Y, en esa misma línea delictiva, por su habilidad para emprender maniobras financieras muy dudosas, muy ligadas con diversas mafias.
Una organización que perfeccionó el asistencialismo –el arte de darle a los pobres lo suficiente para que sigan siendo pobres– hasta cumbres excelsas bajo el nombre, mucho más honesto, de caridad cristiana.
Una organización que se basa en un conjunto de supersticiones perfectamente indemostrables, inverosímiles –“prendas de fe”–, solo buenas para convencer a sus fieles de que no deben creer en lo que creen lógico o sensato sino en lo que les cuentan: que deben resignar su entendimiento en beneficio de su obediencia a jefes y doctrinas: lo creo porque no lo entiendo, lo creo porque es absurdo, lo creo porque los que saben me dicen que es así.
Una organización que, por eso, siempre funcionó como un gran campo de entrenamiento para preparar a miles de millones a que crean cosas imposibles, a que hagan cosas que no querrían hacer o no hagan cosas que sí porque sus superiores les dicen que lo hagan: una escuela de sumisión y renuncia al pensamiento propio –que los gobiernos agradecen y utilizan.
Una organización tan totalitaria que ha conseguido instalar la idea de que discutirla es “una falta de respeto”. Es sorprendente: su doctrina dice que los que no creemos lo que ellos creen nos vamos a quemar en el infierno; su práctica siempre –que pudieron– consistió en obligar a todos a vivir según sus convicciones. Y sin embargo lo intolerante y ofensivo sería hablar –hablar– de ellos en los términos que cada cual considere apropiados.
En síntesis: es esta organización, con esa historia y esa identidad, la que ahora, con su sonrisa sencilla de viejito pícaro de barrio, el señor Bergoglio quiere recauchutar para recuperar el poder que está perdiendo. Es una trampa que debería ser berreta; a veces son las que cazan más ratones.
* Pamplinas es un intento –insistentemente fracasado– de mirar el mundo desde la Argentina, o la Argentina desde algún otro mundo. Con esa premisa, el autor pensó llamarlo Cháchara, pero le pareció demasiado pretencioso. Desde las pampas argentinas, pues: Pamplinas.