Categorías
POLÍTICA

Tartagal: la gente exige ayuda urgente y culpa a las autoridades

Clarín
 LA CRISIS EN SALTA : ACUERDO ENTRE KIRCHNER Y EL GOBERNADOR ROMERO: $ 40,7 MILLONES PARA TRABAJOS DE EMERGENCIA

Anoche volvió a llover y Defensa Civil temía una nueva crecida del Tartagal. Aumenta el número de evacuados. A la vera del río la zona es considerada "no habitable por temor a futuros derrumbes".
Jesús Rodríguez TARTAGAL. ENVIADO ESPECIAL

salta@clarin.com


El pasaje Traversi se convirtió ayer en un callejón sin salida para chicos y mujeres, cuando un grupo de personas se enfrentó con la Policía, que impidió el saqueo del Centro Municipal de Capacitación, donde estaba planificada la entrega de la ayuda que el Gobierno nacional envió a los afectados por las lluvias en Tartagal.

En el enfrentamiento, no estaban los damnificados de la Villa Saavedra, que igual hicieron enérgicos reclamos a las autoridades: exigen más ayuda y nuevas obras de infraestructura que les garanticen que el drama que viven hoy, por el que culpan a esas mismas autoridades, no volverá a repetirse. Por ahora, con cada lluvia, el río Tartagal los aleja cada vez más de sus márgenes, consideradas oficialmente "lugar no habitable, por temor a futuros derrumbes", como lo calificó el director de Defensa Civil, Víctor Ola Castro.

Anoche se esperaba una nueva crecida del Tartagal porque ya a las cuatro de la tarde llovía en los cerros. Pero el hecho del día fue el enfrentamiento entre pobladores y policías. "La gente está intranquila y quiere que se le den las cosas lo más rápido posible. El Gobierno nacional quiso que fuese el municipio el que hiciera la entrega y no el Comité de Crisis Provincial. Pero lo que ocurrió esta mañana (por ayer) los sobrepasó. Aunque todavía no tengo el informe de la Policía, esto habría sido agitado por piqueteros de la zona", aseguró a Clarín, el secretario de Seguridad, Gustavo Ferraris.

Ya en la madrugada del jueves la gente llegó al pasaje Traversi, y formó dos filas hacia los laterales del portón del depósito. Con un sol impiadoso a pesar del otoño, llegó luego un grupo que no respetó el "orden" y se instaló prepotente frente al portón. "¿Qué esperan para entregar las cosas, hijos de puta? ¡Nosotros estamos cagados de hambre!", gritaron. y fue suficiente para que el resto se abalanzara hacia una de las puertas, mientras que un centenar de personas presionaba la otra. Fue cuando intervino la Policía.

El pasaje Traversi tiene su calle de tierra arenosa. De una vereda donde había escombros, los más avezados se hicieron de cascotes y los arrojaron pese a que entre la multitud había mujeres y chicos: "Tirar gases lacrimógenos hubiese sido un desastre. La mayoría de la gente era mayor de edad, y había muchos niños", aseguró el comisario Lami, a cargo de la Infantería.

"Lo que se hizo una vez conocido el incidente —dijo Fernando Grei, enviado por el ministro de Desarrollo Social, Juan Carlos Nadalich— fue hablar con el intendente de Tartagal, Darío Valenzuela. Le pedimos que determinara los criterios y las prioridades y que hiciera la entrega de todo lo que se le dejó en forma inmediata".

Adriana Portal, secretaria de Desarrollo Comunitario, explicó que desde enero se entregaron 10.000 módulos alimentarios sin que haya existido un solo incidente. "Lo que pasó ayer se debe a que la Nación decidió no trabajar con el Comité de Crisis. Aquí estamos en una emergencia y la gente está susceptible".

"¿Usted es el que va a anotarnos para que nos den el bolsón?", preguntó Alejandra Córdoba a este cronista al verlo con una libreta de apuntes. Córdoba, de 31 años, llegó desde el Barrio San Silvestre con la esperanza de llevarse aunque más no fuera un kilo de leche y un colchón: en el único que tiene duerme con sus cinco hijos.

Antes del mediodía, la situación estaba tranquila, aunque por la calle Cornejo había doce policías de Infantería, pertrechados hasta los dientes para intervenir ante un nuevo desorden. Ya se conocía el acuerdo entre el Gobierno nacional y el provincial (Ver: Cuarenta millones…

José Pallares (27) está enojado y acusa sin pelos en la lengua: "Aquí siempre hacen lo mismo. La otra vez tenían que darnos botas de goma, inventaron un robo, y esas botas negras de puntera amarilla se están vendiendo en Yacuiba (Bolivia) por veinticinco pesos".

 

 

Aislados en Formosa

Unos 700 pobladores del paraje Misión Pozo Yacaré, a 520 kilómetros de Formosa, permanecían aislados por la crecida del río Bermejo, aunque hasta ahora no se reportaron familias evacuadas ni anegamientos.

 

 

 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: