Tragedia estudiantil en un viaje solidario

La Nación
 
Accidente en una ruta santafesina: sufrieron heridas 40 personas

 
Chocaron un ómnibus, con chicos de un secundario porteño, y un camión, cuyos choferes estaban ebrios; hubo 12 muertos
 
 
 

SANTA FE.- Doce personas murieron -entre ellos, diez alumnos del secundario del Colegio Ecos, de Villa Crespo, cuando el micro en el que regresaban del Chaco, adonde habían concurrido a ayudar a una escuelita rural, chocó contra un camión fuera de control en la ruta nacional 11, en cercanías de Margarita, 220 kilómetros al norte de esta capital. Además hubo 40 heridos, dos de ellos en muy grave estado.

Anoche, una alta fuente de la investigación confió a LA NACION que los estudios de alcoholemia realizados al chofer del camión y a su acompañante, fallecidos en el choque, dieron positivos. "Es más: por el alto índice de concentración, ambos estarían muy ebrios", dijo el informante.

La tragedia ocurrida anteanoche, a las 22, conmocionó a la escuela del barrio porteño de Villa Crespo, donde ayer los alumnos desconsolados trataban de buscar una explicación al horror. Desesperados, los padres de los heridos y fallecidos trataban de viajar hacia esta capital.

El de anteanoche fue el decimosexto accidente del año, donde se vieron involucrados ómnibus de larga distancia en rutas de esta provincia, con un total de 46 muertos.

El avión Tango 02 (un Fokker F-28), enviado por la Presidencia de la Nación, y un Hércules C-130, de la Fuerza Aérea, viajaron hasta la III Brigada Aérea, con asiento en Reconquista -a unos 100 km al norte del lugar del accidente-, con padres, médicos y funcionarios, para recoger los cuerpos y a trasladar a los heridos.

Estas aeronaves regresaron anoche al sector militar de Aeroparque con nueve féretros (con ocho de los estudiantes y una profesora fallecidos) y familiares de las víctimas. Dos de los fallecidos quedaron en Vera, pues son el conductor y su acompañante. El restante estudiante fallecido fue trasladado a Buenos Aires por sus padres.

Según testigos del accidente, la responsabilidad sería del camionero, quienes agregaron que parecía que el chofer manejaba ebrio.

Manejaba en el zigzag

Miguel Sotelo, árbitro de fútbol que viajaba en un automóvil en igual dirección que el camión, unos 300 metros más atrás, afirmó que el rodado avanzaba haciendo maniobras raras, en zigzag.

Lo mismo relató Oscar Nisack, quien fue una de las primeras personas que ayudaron a las víctimas del accidente. "Iba dormido o borracho. Pude hablar unas palabras con el chofer del micro y me dijo que cuando vio que el camión se le venía encima, intentó esquivarlo, pero no pudo", añadió Nisack.

Pero el jefe de la Unidad Regional XIX de la policía provincial, con asiento en Vera, comisario Héctor Marcón, evitó arriesgar una hipótesis sobre el accidente. "No se puede prejuzgar. Se tomaron fotografías y se hicieron todos los peritajes en el lugar del accidente. Incluso se hizo extracción de sangre del chofer del camión, para saber si estaba alcoholizado", señaló.

El juez de Vera Eduardo Fabbro dijo a LA NACION que dispuso que se realizara un peritaje mecánico a ambos rodados y que un experto trabajó ayer todo el día en el lugar de la tragedia.

El director de Defensa Civil de Santa Fe, Eduardo Wagner, consideró que el accidente se produjo por un "error humano", mientras que el presidente comunal de Margarita, Livio Krumbin, apuntó que el lugar donde se registró la colisión "se trata de un tramo de ruta en buen estado y donde había máxima visibilidad".

La delegación estudiantil pertenecía al Colegio Ecos, de Serrano 930. Había arribado el viernes a la localidad chaqueña de Quitilipi, adonde habían llevado ropa y alimentos. Los alumnos son padrinos del colegio desde hace 10 años. Allí compartieron tres días con los chicos de la escuela El Paraisal. Trabajaron en talleres de huerta, de teatro, y dando charlas sobre salud sexual, según explicó la directora del establecimiento rural, Rosa Moreira de Ledesma.

El ómnibus era de la Empresa Godoy, alquilado por una empresa de turismo, y el camión, cargado con cuero, se dirigía a Las Toscas, en el extremo norte de esta provincia.

Nómina de heridos

El Ministerio de Salud de la provincia proporcionó la nómina de heridos. En Vera estaban internados Julia Patiño, Pilar Komeich, Sebastián Guido, Lucas Kalwill, Paula Freiseiro, Daniela Mariano, Nadia Sapolnik, Sofía Dubois, Nahuel Gigante, Marina Alemann, María Florencia Soto, Hernán Descoubes, Jeremías Rud, Yasmyn Olid y Eduardo Guelerman, director del colegio.

En Reconquista, según se informó, están alojados Federico Brunman, Julieta Daelli, Virginia Mosquera, Melisa Cuschner, Eugenia Picasso, Tomás Ostres, Lucila Perín, Mariel Verónica Bleger, Lucía Gallina, Lucas Pereyra, Daniel Levy, Oscar Atanovich, Nastali Lipsky y Sergio Larrañaga.

En Margarita se encuentran internados Agustina Piola, Rocío Crudo Carrizo, Gimena Di Paolo, Soledad Pérez, Mailén Ecker, Camila Sibeira, Antonela Albamonte, Geraldín Borovinky y Yesica Oragli.

Por último, en esta capital se encuentran Rocío Valenti y Nicolás Telesmann.

Por José E. Bordón
Para LA NACION

Anuncios

¿Qué opinas? Deja un comentario