Triste.

Es triste y preocupante que una primer mandataria esté preocupada en competir rating en televisión con un programa ó una persona mediática. Gobernar no es lo mismo que tener un programa que dispute rating en el prime time. Triste.

¿Qué opinas? Deja un comentario