Categorías
Educación

UBA: volvió a fracasar la elección del rector

Clarín
 EL CONSEJO SUPERIOR DEFINE EL LUNES LA FECHA DE LA PROXIMA ASAMBLEA

En un clima de mucha tensión, la FUBA reiteró la toma del Nacional de Buenos Aires. Se reagruparon los sectores progresistas detrás de un nuevo candidato.
Alejandra Toronchik

atoronchik@clarin.com


La elección del nuevo rector de la Universidad de Buenos Aires volvió a suspenderse ayer, al estar nuevamente bloqueado el ingreso al Nacional Buenos Aires donde debía sesionar la Asamblea universitaria. El colegio había sido tomado desde la madrugada de ayer (y por segunda vez en la semana), por estudiantes de agrupaciones de izquierda encolumnados tras la dirigencia de la Federación Universitaria porteña.

A las 9, y a sólo 150 metros de las puertas de ingreso al Nacional Buenos Aires, uno de los candidatos a rector esperaba, replegado con su equipo, en la esquina de Bolívar y Avenida de Mayo. Era el doctor Atilio Alterini, decano de Derecho, y repudiado por los estudiantes por su paso por la Justicia y la Intendencia porteña durante la dictadura. Y, además, por la presunción de que en su equipo habría allegados al ex rector Oscar Shuberoff, acusado de desviar fondos públicos para fines partidarios.

Alterini, junto a algunos profesores, decanos y estudiantes, inició —pasadas las 11.30— una marcha simbólica hasta metros antes de la entrada del Colegio. Una idea que desde el martes proponían miembros de la ex Franja Morada para sacar rédito político de aquella primera suspensión de la Asamblea.

Sin embargo, la decisión sólo sirvió para subir aún más la tensión en la puerta del Colegio cerca del mediodía. Con temor sobre lo que pudiera pasar si se enfrentaban estudiantes de la FUBA y alterinistas, la inquietud se debía también a la presencia en los alrededores de personas ajenas a la universidad, y de aspecto intimidatorio (ver "Barrabravas…"). Es que —pese a que el rector del Colegio Nacional, Horacio Sanguinetti, negara la información ante los medios—, algunos testigos afirmaron que en la tarde del miércoles habrían ingresado al Buenos Aires personas armadas, que intentaban impedir la toma. Allí habrían sido invitados a abandonar el lugar por dirigentes universitarios y por personal policial que, una vez desalojados, se retiró del lugar, por órdenes del ministro del Interior, Aníbal Fernández.

Pendiente de un principio de pelea entre estos grupos y algunos estudiantes, Santiago Gima, presidente de la FUBA por el PO, aprovechó el momento para dejar planteado ante Clarín la otra exigencia de los estudiantes: descartar la actual Asamblea encargada de elegir rector e impulsar no sólo una nueva, sino también, la discusión de los estatutos que rigen la vida universitaria como "conditio sine qua non" para permitir, por fin, la elección de un rector. La Asamblea, tal y como está hoy conformada, es considerada por la FUBA y por muchos otros universitarios, "antidemocrática y poco representativa", ya que impide votar a más del 60% del cuerpo docente: la "sangre nueva" que debería renovar a a quienes hoy eligen autoridades.

Mientras esto sucedía, el rector Guillermo Jaim Etcheverry —quien a primera hora denunció la toma del Nacional en el Juzgado Correccional Nº 12— anunció la suspensión oficial de la Asamblea. Y convocó al Consejo Superior —que deberá fijar lugar y fecha de la nueva Asamblea— para el lunes 10 a las 9 horas.

Lejos de disolverse, los corrillos en la puerta del Buenos Aires hervían en rumores y novedades. Entre ellas, se confirmó la reagrupación de los sectores más progresistas de la Universidad tras un nuevo candidato, el "tapado", Alberto Kornblihtt (ver "La trastienda…"). Y las versiones de que Alterini sería reemplazado por un nombre menos polémico.

Lejos de allí, los alterinistas se habían reagrupado en la Facultad de Farmacia, con 133 de los 236 integrantes de la fallida Asamblea, en medio de un fuerte rumor acerca de que allí podrían sesionar. Pero los organizadores se centraron en el único pero significativo acto: dejar constancia —mediante escribano público— de que tenían el quórum necesario para —si así lo querían— autoconvocar a la Asamblea. La premura por votar que los había caracterizado hasta esa misma mañana había desaparecido.

 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: