Categorías
POLÍTICA

Uruguay cerró el diálogo con la Argentina

La Nación
 
Conflicto diplomático: dura decisión del gobierno de Vázquez por el conflicto de las papeleras

El canciller Gargano anunció la convocatoria al Consejo del Mercosur para denunciar los cortes en los puentes binacionales
 

  • Dijo que había fracasado el intento de negociación directa entre los presidentes Vázquez y Kirchner
  • Señaló que llevarán el caso ante la Corte Internacional de La Haya

MONTEVIDEO.- Apenas 15 minutos alcanzaron para que el canciller uruguayo, Reinaldo Gargano, formalizara anoche ante la embajada argentina el pedido formal de una convocatoria del Consejo del Mercado Común del Sur para que se considere lo que el gobierno de Tabaré Vázquez entiende como una grave violación a las reglas del bloque comercial, debido a los cortes en los puentes fronterizos.

Además, se decidió comunicar a la Corte Internacional de La Haya sobre el "estado de situación creado" y "la violación del derecho internacional" por el bloqueo. Uruguay dio por terminado así el diálogo diplomático con la Argentina por el conflicto de las papeleras que se construyen en Fray Bentos, y condenó al fracaso los intentos de diálogo directo entre los presidentes.

Todo volvió al mismo plano del 12 de marzo, cuando Vázquez partió hacia Chile y antes de subirse al avión dijo que exigía la liberación de tránsito en los puentes y que las plantas de celulosa se iban a instalar sí o sí sobre el río Uruguay. Aquella misma noche, en Santiago, y la mañana siguiente, habían cambiado los parámetros cuando el presidente oriental se encontró con su colega Néstor Kirchner y resolvió abrir una vía de solución.

Pero el eje del conflicto volvió a cambiar esta semana, cuando el gobierno uruguayo quedó enfrentado a la empresa Botnia, que no accedió a parar sus obras más de 10 días.

Uruguay aceptó la postura firme de Botnia -y también con menos aspaviento de la española ENCE-, pero reaccionó con dureza cuando comprobó que habían vuelto los piquetes en la ruta de acceso al puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos. En vez de Uruguay y la Argentina versus Botnia, todo volvió como al principio: Uruguay versus la Argentina.

Y también retomó protagonismo el ministro de Relaciones Exteriores, que desde mediados de marzo había quedado al margen de las negociaciones, para dejar a los dos hombres de confianza de los presidentes, el jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, y el secretario de Presidencia uruguayo, Gonzalo Fernández.

"Se acabó el diálogo y vamos a concretar las denuncias; se acabó la paciencia de Tabaré", dijo una alta fuente del gobierno uruguayo cuando se convocó urgente a la prensa en la Cancillería. Gargano había recibido una llamada de Vázquez para que comunicara que no había más margen para negociar y que se pasaba "a la fase de acciones legales internacionales".

Durante la conferencia de prensa, el canciller dijo que Vázquez "ha juzgado que la negociación a nivel de presidentes no ha dado resultado". Informó que se habían mantenido "conversaciones" y que se habían dado "determinados plazos dentro de los cuales se esperaba una respuesta" de Kirchner. "Como esa respuesta no llegó, se dio por culminada la gestión", señaló.

Polémica por el estudio

Aunque el titular de la diplomacia uruguaya no quiso decirlo, desde el gobierno se indicó que se había planteado a la Argentina realizar el estudio de impacto ambiental que pueden tener en forma acumulativa las dos plantas, de modo de dar garantías por los posibles efectos contaminantes. Se indicó que Kirchner reclamó que para eso era necesario que las plantas detuvieran sus obras al menos por 45 días.

Vázquez dio instrucciones a Gonzalo Fernández para que comunicara a Botnia y a ENCE lo que a su juicio era beneficioso para Uruguay y para las empresas, porque estaba seguro de que ese estudio iba a dar que no habrá efecto contaminante, y a partir de ahí se eliminaban todos los motivos para la continuidad de las protestas de la población de Entre Ríos.

Pero que la respuesta de las firmas fue que no estaban dispuestas a ese gesto. Y que si se les obligaba harían valer sus derechos legales de acuerdo con los tratados internacionales firmados por Uruguay y a la legislación local sobre promoción de inversiones.

Gargano fue consultado sobre los efectos diplomáticos de la movida uruguaya y respecto de si se podía derivar en ruptura de relaciones. "No, no, no; yo quiero subrayar que son medidas normales. De carácter, podríamos decir, procesal, que hay que adoptar en función de una controversia que está planteada", respondió. Luego agregó: "Las relaciones de tipo político con la Argentina, fuera de este caso específico, son absolutamente normales".

Más allá de esa "normalidad", el embajador argentino Hernán Patiño debió volver al Palacio Santos, sede de la Cancillería, convocado de urgencia por Gargano. En la noche, le entregó la carta en que se solicita a la Argentina que convoque el 18 o el 20 de abril el Consejo del Mercosur por el bloqueo de puentes, considerado violación al artículo primero del Tratado de Asunción, ley fundacional del bloque.

Por Nelson Fernández
Corresponsal en Uruguay

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Uruguay cerró el diálogo con la Argentina»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: