20/10 Segundo aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra

Encuentro Memoria Verdad y Justicia.
El 20 de octubre, a Plaza de Mayo y a todas las plazas del país.
El próximo 20 de octubre, al cumplirse el segundo aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra, los abajo firmantes convocamos a todas las organizaciones políticas, sindicales, sociales, estudiantiles y de derechos humanos, y a los trabajadores y el pueblo en general, a movilizarnos a Plaza de Mayo y a todos los centros políticos del país para reclamar Justicia por Mariano, Perpetua a Pedraza, y el desmantelamiento de las patotas sindicales y empresarias enquistadas en el ferrocarril.
Las amenazas y actos de intimidación contra testigos de la causa, ocurridas en la última semana -que se suman a una larga lista de hechos similares ocurridos a lo largo de estos dos años, ninguno esclarecido- ponen de manifiesto que las patotas de Pedraza continúan activas. Mientras en el juicio se acumulan las pruebas contra la cúpula de la Unión Ferroviaria, sus personeros continúan ocupando puestos clave en la gestión del sistema ferroviario.

 

Justicia por Mariano
Perpetua a Pedraza
Fuera sus patotas y los empresarios del ferrocarril

Sábado 20 de octubre, 15hs. Marchamos de Congreso a Plaza de Mayo.

Convocantes.

La música que tapa el sonido de las balas

Un día antes del segundo aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra, la secretaría de Cultura de Jorge Coscia organiza un recital en la Unión Ferroviaria, lugar donde se planificó el crimen. Más…

CABA Sábado 20/10 15hs: Marcha desde Congreso hasta Plaza de Mayo: Justicia por Mariano Ferreyra-Perpetua a Pedraza

 

Frenar los ajustes tarifarios. Transporte, gas, luz, agua y otros servicios.

Por Vilma Ripoll para Alternativa Socialista, publicación del MST en Mov. Proyecto Sur.

La creciente suba de tarifas es una realidad en la Argentina K. Luego de idas y venidas, la “sintonía fina” de Cristina en materia de energía, transporte y servicios como el agua, se traduce en tarifazos que paga el pueblo. La disputa con los gobernadores e intendentes es sólo por ver quién paga el costo. Pero, junto a los empresarios, todos coinciden en descargar la crisis en el pueblo. Urge frenar la ola de ajustes tarifarios.

Días atrás, desde la refinería de YPF en Ensenada y por cadena nacional, Cristina defendió la suba del 300% del precio del gas en boca de pozo. Lo justificó diciendo que “el aumento reportará a las empresas una rentabilidad de $ 900 millones”. Más otros $120 millones que irían a las arcas de las provincias.Se refería a la ganancia de YPF, Pan American Energy, Total, Petrobras, Wintershall que venían cobrando $ 0,15 por metro cúbico y cobrarán $ 0,60. ¿Quién pagará los 1.000 millones de diferencia? El impacto recaerá en buena medida sobre los 1,8 millones de autos que cargan GNC.
Ajustar es el verbo que deben conjugar también gobernadores o intendentes por la política de “congelamiento” de subsidios del gobierno K. Así, intendentes bonaerenses deberán ajustar cuentas al notificarles la Nación de la quita de subsidios sobre las tasas de alumbrado público.
En Capital, Macri autorizó una nueva suba en los peajes que llega hasta un 33%. Más otra alza del 24% para enero próximo en el ABL que había subido 300%. Mientras Scioli aumentó hasta un 28% la luz en gran parte de la provincia. Y quedó firme la suba del 180% en el agua que habían rechazado los consumidores con un fallo favorable del juez Arias. Pero ABSA apeló y la Cámara Contencioso Administrativa de La Plata favoreció a la empresa contra los usuarios.
En una carrera donde los precios y los servicios transitan por autopista mientras los salarios van por vía lenta, autorizaron subas en la medicina prepaga del 39% desde diciembre, taxis que subieron 550% desde el 2003, un 25% a 45% las expensas, aumentan las cocheras, los servicios bancarios, de TV por cable, internet y telefonía. Tarifazo para todos los gustos (de empresarios y gobiernos). Y el disgusto de los usuarios.

 

Transporte: ajuste próximo con y sin SUBE.

En el transporte, Cristina intenta también dosificar el ajuste tarifario para reducir costos políticos. Como si empezase de nuevo, traspasó la Secretaría de Transporte, luego del procesamiento de Schiavi y las 51 muertes de Once. Unificándola en el ministerio de Interior y Transporte.
Sobre el total de $74.500 millones de “subsidios económicos” que paga el gobierno K, el transporte recibe casi el 30%, acumulando en 2011 unos $22.000 millones. Una montaña de plata cuyo costo necesitan ir trasladando a los usuarios.
En lo acumulado del 2012, los subsidios a colectivos suman $ 7.759 millones; a los trenes, $ 2.545 millones y al subte, $ 240 millones. Esto suma $ 10.544 millones en lo que va del año. Con esto en el ferrocarril el Roca, el gobierno paga un subsidio de $12,84 por boleto y en el San Martín de $14,38. Mientras De Vido dijo que el boleto mínimo de colectivo en Capital sería de $ 4,44 sin subsidio.
Con su idea de “subsidiar a las personas, no a las empresas”, aumentaron en una primer etapa los boletos del que no pague con la SUBE. En un tarifazo del 80% al 120% con el que eliminaron la mayoría de las hasta 5 secciones para pagar los boletos según el recorrido; quedando sólo con dos secciones de $ 2 y $ 4.
En una próxima etapa, habrá una “segmentación en los valores”, debiendo pagar con aumento aunque tenga SUBE, pero queda fuera del requisito para el subsidio. Como es difícil identificar quien entra o no en el escalonamiento de precios, puede que haya que demostrar pobreza para no pagar con suba.
El 60% de los subsidios a colectivos y trenes van al pago de personal. Mientras un 4,5% va a mantenimiento de unidades de colectivos y 11% a materiales de trenes. Es el fracaso del modelo privatista de los ‘90, continuado por los K al mantener concesiones y subsidios.
Tanto en el transporte como en los demás servicios se deben frenar los tarifazos. Y luchar por anular las privatizaciones y reestatizar esas empresas, pero bajo el control social de trabajadores y usuarios.

SUBE, todo SUBE…

Por Juan Bonato para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Producto de la tragedia de Once, que puso en el tapete las privatizaciones del transporte, los subsidios millonarios a las empresas concesionarias y la falta de inversión y control en todas ellas, el Gobierno está demorando el anuncio de cuáles serán las tarifas para aquéllos que no hayan gestionado la tarjeta SUBE, y que no sean alcanzados por los subsidios. Es que así como vienen deslizando que la culpa del accidente es del maquinista, o de la gente que se le da por viajar para ir a su trabajo. De la misma forma descargan los costos económicos de la crisis en las espaldas de los laburantes, claro que después de todas las barbaridades que vienen soltando Schiavi, Garré y otros funcionarios, hoy ven que no está el clima como para salir a anunciar los aumentos, y patean para adelante el momento, pero más temprano que tarde va a llegar. Los empresarios no son tan prudentes, y las empresas de colectivos Plaza y Costera Criolla, que son las que diariamente llevan miles de trabajadores a Capital (y que probablemente aumenten luego de lo de Once) volvieron a elevar el costo de sus pasajes.

En el caso de Costera (que ya el año pasado fue subiendo hasta pasar de 8 pesos en enero a 15 en diciembre) se iría ahora a 20 pesos, y el Plaza, grupo perteneciente a los Cirigliano tendría un aumento de similares porcentajes.

Es así, todo SUBE, porque pese a que el IndeK y Moreno digan que acá no sube nada, ya empezaron a llegar las facturas de varios servicios con importantes aumentos. Por ejemplo las tasas por el agua, en algunos lugares de la Capital llegan al 300% de aumento. Algo similar ocurre en varios municipios de la Provincia de Buenos Aires. Lo mismo está pasando con la luz y el gas, y para no ser menos las tasas municipales y los inmobiliarios…

El Ministerio de Planificación, Julio De Vido está aplicando la quita de subsidios (y los consiguientes aumentos) por zonas geográficas, empezando a aplicar esta política en los lugares donde se supone que hay mayor poder adquisitivo, y dicen que uno puede solicitar que no le retiren el subsidio con una declaración jurada, que luego puede motivar la visita al domicilio de asistentes sociales y el contralor de la AFIP, para entre todos ellos evaluar si el subsidio es merecido o no.

La Presidenta dice que es hora de subsidiar a la gente y no a las empresas, pero mientras ella habla, todos los empresarios que controlan las privatizadas siguen llevándose millones de pesos todos los meses, y los únicos subsidios que desaparecen son los de la gente que más los necesita.

Desde el MST en Proyecto Sur creemos que hay que estatizar todas las empresas privatizadas, que éstas deben ser controladas por los usuarios y trabajadores, y que los impuestos deben ser proporcionales a las ganancias, que paguen más los que más tienen, para que la crisis no la pague el pueblo, sino los capitalistas que la generan.

No al aumento del boleto en Jujuy

No al aumento del boleto en Jujuy

Nuevamente en Jujuy los empre-sarios del transporte intentan descargar el aumento del boleto en las espaldas del pueblo. Con la excusa que el transporte no es redituable quieren aumentar el boleto urbano 2 a 2,90 pesos desde los […]  Más»

Santa Cruz: Gran Plenario de Trabajadores para enfrentar el Ajuste

Santa Cruz: Gran Plenario de Trabajadores para enfrentar el Ajuste

El sábado 25/2 se realizó en Río Gallegos un plenario provincial de trabajadores convocado por la Mesa de Unidad Sindical, que agrupa a todos los gremios estatales, tanto los de la CTA como los de la CGT. La […]  Más»

Argentina Trabaja: frente a las mentiras del gobierno

Argentina Trabaja: frente a las mentiras del gobierno

Marchamos por aumento de emergencia para todos Gustavo Giménez, Coordinador nacional del MST Teresa Vive Este miércoles 29 nos concentramos en el Obelisco los compañeros del MST Teresa Vive, junto a los de Barrios de Pie y el […]  Más»

 

 

Capital: La rosca pacta, la docencia rechaza

 

Capital: La rosca pacta, la docencia rechaza

 

El viernes 24, a espaldas de los docentes, buena parte de los sindicatos porteños pactaron un miserable aumento salarial con el Ministro Bullrich. Ademys y UTE no firmaron el acta pero; una vez más, la distancia entre hechos […]  Más»

 

Gremios provinciales en la CTA impulsan nueva Federación Docente

Gremios provinciales en la CTA impulsan nueva Federación Docente

Secretarios Generales de sindicatos provinciales no enrolados en las confederaciones nacionales existentes señalaron, con entusiasmo, la necesidad de impulsar las resoluciones del Encuentro Nacional de Docentes de la CTA que se realizó el 10 de febrero en la […]  Más»


Cromañón ferroviario. Bronca y dolor nacional.

Por Martín Torres para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.


Ni accidente, ni tragedia, el choque del tren en Once costró las verdades del modelo K. El gobierno intenta ganar tiempo, porque la bronca lo golpeó y le hizo mostrar la hilacha. Hay que desarrollar la movilización para echar a TBA y castigar a los responsables.

Las imágenes iban conmocionando a medida que pasaban las horas. El tren hecho un acordeón, la gente aprisionada y sin poder salir. Las ambulancias, el helicóptero, médicos, bomberos, heridos, muchos heridos. Iba llegando la noche y las cifras de los que perdieron la vida orillaba los 50. Cincuenta inocentes, que pagaron con su vida el querer llegar al trabajo, a la escuela, al médico o a ver un familiar.

Sabían que esto podía pasar

En este caso no funcionaron los frenos, tampoco el paragolpes hidráulico que tenía que amortiguar el choque.
Pero hace años que los trabajadores vienen denunciando que el sistema ferroviario está en una situación de decadencia total.
Las imágenes sobre el estado de destrucción del material rodante son inobjetables. El choque de Flores había demostrado que el sistema de señalización no funciona.Los cientos de heridos y fallecidos por caer de los vagones, no dejan dudas sobre cómo se viaja.
La enormidad del hecho ha desnudado con mucha más fuerza la política de abandono y robo del sistema ferroviario que se aplica en el país. He aquí la causa de este tremendo hecho.
No aceptamos ‘accidente’, tampoco ‘tragedia’. Este verdadero Cromañón ferroviario estaba anunciado para ese día o para otro.
Las empresas y el gobierno, sabían que esto podía pasar. Ninguno hizo nada para evitarlo.

Uno peor que el otro

Mientras los trabajadores ferroviarios, los del SAME y los de los hospitales, que dejaban todo (incluso abandonaron vacaciones) para socorrer a las víctimas.Los empresarios y funcionarios, solo agregaban más bronca a la existente.
“El servicio es aceptable”, dijo Roque Cirigliano, por parte de la empresa TBA, como si viviera en otro planeta.
Schiavi lo superó: “…esa costumbre argentina de ir en el primer vagón para bajarse antes. Si hubiera sido ayer (feriado) no sería tan importante”, dijo el Secretario de Transporte, que seguramente nunca viajó en tren.
“Las vidas perdidas, se perdieron”, añadió Manuel Abal Medina, Jefe de Gabinete, en una entrevista con Canal 7, mientras hablaba de los logros del gobierno en materia ferroviaria, confirmando que la desvergüenza K, no tiene límites.Tras la aparición del cuerpo de Lucas Menghini Rey, abandonado durante dos días en el cuarto vagón, la ministra Garré emitió una declaración destacando que el joven viajaba en un lugar que no debe usarse… ¡como si hubiera opciones para las 200 personas que viajan en vagones para 60 todos los días!
Tan fuerte fue el golpe recibido, que desnudó la complicidad del gobierno K con los empresarios y terminó por abrir una crisis política importante, que no se ha cerrado.

Intervención K: ganar tiempo y cuidar el negocio

Viendo que proponerse como querellante no le servía, el gobierno anunció la intervención de TBA.Por 15 días o hasta que termine el proceso judicial, dijeron.Pero, si ya hay una auditoría de 2008 que confirma todas las denuncias de los trabajadores, ¿qué necesitan para tomar medidas?
La verdad es que Cristina busca tener un poco de tiempo y ver cómo pueden arreglárselas para no cambiar nada o casi nada. Tiene la gran preocupación de que esto siga creciendo y pueda cuestionar la política oficial para el transporte. Por eso intentan mostrar que están haciendo algo por el pueblo, pero en realidad les preocupa cuidar el negocio que tienen con TBA y las demás empresas concesionarias.

Movilizarse para echar a TBA y castigar a los culpables

Todo lo que vimos muestra que ni empresarios, ni gobierno tienen interés en que estas cosas dejen de pasar. Se cuidan unos a otros para seguir llenándose los bolsillos con nuestro futuro.Para echar a TBA, a Schiavi y meter preso a Cirigliano la salida es impulsar la movilización. Ya hubo una marcha en Padua y otra en el Obelisco. Hay una convocatoria para este viernes hacia Plaza de Mayo. Los familiares serán muy importantes en esta pelea, también los trabajadores ferroviarios.En unidad y ampliando a todos los que compartan el reclamo, tenemos que ser miles en la calle. Por los que perdieron la vida, por los heridos. Para que se termine el robo de nuestros ferrocarriles.

Megaminería: un pilar del modelo K.

Por Pablo Vasco para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Carlos Menem impuso una serie de reformas al viejo Código Minero para abrirle paso a las corporaciones. En 1993 se aprobaron las leyes mineras de Inversiones (24.196), Reordenamiento (24.224) y Acuerdo Federal (24.228)1. En 1995 avanzó con las de Devolución del IVA (24.402), Actualización Minera (24.498), Comercio Minero (24.523) y la tramposa “Protección Ambiental” (24.585).

Las mineras lograron concesiones y estabilidad fiscal por 30 años, exención de aranceles de importación a bienes de capital, exención del impuesto a los activos, eliminación de gravámenes a las exportaciones, tope de regalías y capitalización de reservas, entre otros beneficios.

La entrega siguió. En 1997 se eliminó el uranio como mineral estratégico (25.225), en el 2000 se aprobó el tratado con Chile sobre el proyecto Pascua Lama (25.243) y en 2001 se votó la Actualización de Inversiones (25.429) con nuevos favores a las transnacionales.

“Una legislación positiva”

Que Menem y De la Rúa hayan sido agentes de las mineras no asombra. Pero en estos ocho años de gobierno los K no sólo no derogaron todo ese dispositivo entreguista, sino que les dieron más concesiones a las megamineras. En 2004, Néstor dictó el Decreto 753 para permitir que los nuevos proyectos no ingresen al país los dólares obtenidos por sus exportaciones2. En 2004 también hizo aprobar la Ley 25.924, que acepta deducciones especiales en el Impuesto a las Ganancias y la devolución del IVA por compra de bienes de capital. Como todas las leyes de Menem, esa también sigue vigente.

En enero de ese año, Néstor presentó el Plan Minero Nacional a los empresarios del sector. Entre otras perlas, dijo: “El sector minero es uno de los pocos que durante la década del ‘90, con cambios importantes en la legislación, empezó a tener un punto de inflexión… y fue mostrando un crecimiento casi permanente. Más allá de una legislación que nosotros estimamos que fue positiva, que ayudó, hoy estamos ante una posibilidad concreta de consolidar el proceso de inversión y desarrollo minero en la Argentina… Desde el gobierno nacional vamos a jugar fuertemente a apoyar al sector… para garantizar las perspectivas de rentabilidad.”

¡Y vaya si jugó fuerte! En 2004, las inversiones en minería triplicaron las de 2003. En sólo un año, la producción y las exportaciones subieron más del 12% a valor real3. En 2008 las megamineras exportaron por 3.900 millones de dólares, sin obligación de ingresarlos al país. A fin de ese año, Cristina vetó la Ley de Glaciares para preservar los privilegios de las mineras. En 2010, La Alumbrera sola extrajo oro y cobre por unos 2.000 millones de dólares. Hoy existen casi 400 proyectos mineros.

¿Qué es la megaminería?

El deterioro de la industria nacional y el agotamiento mundial de los yacimientos metalíferos hicieron cambiar el perfil minero argentino. Se adecuó la legislación para permitir la irrupción de la megaminería metalífera a cielo abierto, en manos de multinacionales y con un tremendo impacto ambiental.

El oro y los metales se extraen por el proceso de lixiviación. Con explosivos destruyen los cerros para desprender grandes volúmenes de roca. La trituran y la mezclan con enormes cantidades de agua. Luego separan los metales valiosos utilizando solventes, sobre todo cianuro de sodio. La filtración de los residuos trae graves consecuencias para los suelos, napas, fauna, flora y población.

Esta contaminación criminal va de la mano con el saqueo. Pino Solanas lo muestra bien en su película Oro Impuro. La megaminería empobrece a las poblaciones afectadas y se lleva mucho más de lo que trae. La web oficial de la Agencia de Desarrollo de Inversiones4 informa los “incentivos sectoriales para la inversión minera”, que dan vergüenza ajena de sólo leerlos:

• Deducción del 200% de los gastos de exploración, deducción de hasta el 100% de los gastos en estudios de viabilidad, y amortización acelerada para las inversiones de capital, para el cálculo del Impuesto a las Ganancias.

• Devolución del IVA de los gastos de exploración; devolución anticipada y financiación del IVA para proyectos nuevos o ampliaciones, compra de bienes de capital e inversiones en infraestructura.

• Estabilidad fiscal por 30 años desde la presentación del estudio de factibilidad.

• Exención de aranceles de importación de bienes de capital, exención del Impuesto sobre los Activos y eliminación de gravámenes a las exportaciones, impuestos provinciales y municipales e impuesto de sellos.

• Tope de regalías al 3% del valor en boca de mina5 y capitalización de reservas mineras hasta un 50%.

• Durante los primeros 5 años de concesión, se exime a la propiedad de las minas de todo gravamen o impuesto a la producción y comercialización.

Todas estas prebendas que ofenden la dignidad nacional siguen en pie. Como bien denuncia Miguel Bonasso en su libro El Mal, la megaminería es un pilar del modelo K.

1 Se traspasó el dominio originario del subsuelo a las provincias, aberración que luego convalidó la Reforma Constitucional de 1994.

2 Cristina lo derogó recién en octubre pasado ante la falta de divisas; o sea, rigió siete años.

3 En el 2000 la inversión extranjera en actividades extractivas era el 20% del total de inversiones; en 2005 trepaba al 44%.

4 ADI: en la actualidad depende del Ministerio de Relaciones Exteriores.

5 Se calcula en base a las “declaraciones juradas” de las empresas, sin ningún control estatal.

¿Y el petróleo?

¿Y el petróleo?

Cristina salió a criticar a las empresas petroleras porque “no invierten” y porque cobran “precios abusivos”. ¡Chocolate por la noticia! Esos pulpos, a los que el gobierno K les vino prorrogando largamente sus contratos de concesión, pretenden subir […]  Más»