DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La Nación
En una ceremonia por el Día Internacional de la Mujer

 

Increpan a Kirchner en plena Casa Rosada

Cecilia Pando, mujer del mayor echado del Ejército, interrumpió un acto del Presidente para criticarlo a los gritos por atentar contra su libertad

 
 

El presidente Néstor Kirchner se vio hoy envuelto en una insólita situación cuando la esposa de un mayor del Ejército, que fue pasado a retiro, lo increpó en medio del acto por el Día Internacional de la Mujer que se llevó a cabo en la Casa de Gobierno.

La protagonista de la tirante situación fue María Cecilia Pando, esposa del militar Rafael Mercado, un mayor del Ejército que meses atrás fue pasado a retiro luego de las críticas públicas que formuló su mujer contra el primer mandatario.

En medio de su discurso, y mientras Kirchner elogiaba a las mujeres argentinas por tener un pensamiento independiente y decir lo que piensan libremente, Pando alzó su voz y le replicó al Presidente que cuando ella ejerció ese derecho, le trajo graves consecuencias.

"Yo no puedo decir lo que pienso porque cuando lo hice mi marido se quedó sin trabajo. Me dejaron en la calle con siete hijos", casi gritó la mujer.

Con gesto sorprendido, aunque en tono amable, el jefe del Estado interrumpió su mensaje y le respondió: "Puede ser, no debe ser el tuyo el único caso. Hay muchísimos casos en la Argentina que pasaron ahora y antes".

El mandatario prosiguió: "Hay gente también, no sólo mujeres, que se quedan sin trabajo. En este caso se está quedando tu marido sin trabajo, para que veas que cuando afecta el dolor, afecta por igual, tanto a la mujer como al hombre".

Inmediatamente después, Kirchner elogió la figura de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto y a la "generación de militantes" desaparecidos en la última dictadura militar.

El caso Mercado. El jefe del Ejército, teniente general Roberto Bendini, puso primero en disponibilidad y luego ordenó el pase a retiro del mayor mercado, meses después de las críticas que Pando vertió contra el presidente Kirchner en una carta de lectores aparecida en el diario La Nación.

En esa misiva, la mujer reprochaba al Presidente haber desplazado a monseñor Antonio Baseotto como vicario castrense, a raíz de los cuestionamientos del prelado contra el ministro de Salud, Ginés González García, por su política en favor de la no penalización del aborto.

 
 
 
 
 
Clarín
 
MÓNICA CARRANZA

El hombre nunca gobernó, que te cuente tu abuela

En el ya mítico comedor “Los carasucias” tiene a más de 100 chicos a su cargo. Les da de comer, los manda a la escuela y les ofrece cobertura médica. Conoce el hambre y la miseria en carne propia, algo que jamás va a olvidar. “Hoy hay miles de chicos durmiendo en las calles”, sufre Carranza. Y se (nos) pregunta: “¿Cómo vamos a pensar que esto es normal, qué carajo nos pasa?

Mónica Carranza, datos biográficos

Nació en el 46. A los 10 años su madre la abandonó, a ella y a sus ocho hermanos. A partir de ahí conoció lo que era ser una chica de la calle. Comió de la basura, durmió en cajas de madera, fue violada y pasó gran parte de su adolescencia en correccionales de menores y comisarías. Nunca fue a la escuela. Aprendió a leer y a escribir gracias a Josecito, su gran amor, quien la rescató de la calle. Se casó y tuvo dos hijos pero nunca olvidó sus orígenes. Un día un chico de su barrio le pidió algo para comer. Los peores días de su vida volvieron a su memoria. Gastó los ahorros que tenía junto a su marido y preparó una gran cena para esos pibes. “Puse mi mejor mantel, mis mejores servilletas y preparé milanesas a la napolitana, ensaladas y postres. Era una fiesta”, recordó con alegría.

Todas las noches, cerca de 25 personas se sentaban a su mesa. El número fue creciendo y decidió que era hora de hacer algo más. Mónica hipotecó su casa y en 1991 creó el comedor “Los Carasucias”. Con Beto, su pareja, adoptaron cuatro chicos huérfanos. Día a día lucha para que a sus “pibes” no les falte nada. Recibe ayuda del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de personas anónimas. Sólo sabe dar amor, un amor inmenso y maternal. No olvida su pasado ni por un minuto y recuerda a todos y a cada uno de los que la ayudaron. En 1997 fue elegida la Mujer del Año por su incansable labor. Mónica Carranza, una mujer.

 
 
 
Revista Caras y Caretas
 
" En la Argentina el feminismo no es necesario "
 
José  María Peña es un narrador de anécdotas exquisitas que involucra a los personajes de cada época, anónimos y célebres. También es el dorector del Museo de la Ciudad, sitio desde el cual ese arquitecto recuperó durante décadas las arqueologías de la materia y el espíritu porteño. Y aín del amor escrito entre siglos.
" Hay algo fascinante sobre los encuentros del zaguán. Años atrás hicimos una exposición sobre la intimidad de los porteños. Una chica que que grababa en Radio Municipal, donde yo tenía un programa,me prestó  una carta de su abuelo al padre de su abuela. Ellos estaba de novios y se encontraban en el zaguán y al padre no le gustó. El le madó una carta diciendo: " Estimado Señor: he sabido por Fulana que usted y su esposa no ven con buenos ojos nuestros encuentros en el zaguán. quiero decirles que mis intenciones son serias, pero si mi padre no ha pedido la mano de Fulana es porque economicamente yo todavía no estoy en condiciones de formar un hogar y no quiero comprometer la palabra de mi padre, pero si usted lo considera indispensable, él está dispuesto a ir". Este tipo de reacciones tiene algo maravilloso: nadie haría eso hoy porque considera que es una estupidez", sostiene Peña.
"(…)  Tengo novelas compradas en librerias de viejo, un relato de viajes de un extranjero que llegó a Santa Fé a pricipios del siglo XIX cuenta que  lo invitan a comer a la casa de un poblador expectable, y si tuviera que decir lo que más le llamó la atención, diría cómo las mujeres hablan a la par de los hombres y hasta llegan a hacerles callar la boca. Por eso sostengo que en la Argentina el feminismo no es necesario, porque a los hombres nos encanta que nos manden, y el que diga lo contrario alardea ( …).
 
 
 
 
 
Clarín

Amina Lawal, símbolo de la lucha de los derechos de la mujer


Hace casi tres años,una campaña mundial impidió que la lapidaran por haber tenido una hija después de divorciada. Icono de la lucha por los derechos de las mujeres, hoy vive pobre y enferma en Kurami, su aldea natal, al Norte de Nigeria.

Débil, enferma y sin posibilidades de alimentar a sus hijas. Así vive hoy Amina Lawal, la mujer que hace dos años y medio conmovió y movilizó a millones de personas en una campaña internacional sin precedentes que evitó su lapidación.

Amina volvió a su pueblo, tiene otra hija, Mariam, a la que a duras penas está amamantando, y depende de la ayuda de sus familiares con los que convive en una choza de barro.

“Estoy triste porque estoy sola y no puedo cuidar bien de mis dos niñas. Tampoco me siento bien. Estoy enferma, pero son los problemas con los niños los que me hacen estar así. No tengo con qué alimentarlos”, le dijo al diario español El País.

Como en setiembre de 2003, cuando su rostro sereno llegó a los diarios y los televisores de todos los continentes, Amina sigue viviendo en Kurami una aldea agrícola y pobrísima. Entonces, un tribunal islámico la había condenado a morir apenas destetara a Wasila, su tercera hija, concebida fuera del matrimonio y cuando ya estaba divorciada. Enterramiento hasta las axilas y apedreamiento hasta morir. Esa es la pena para el adulterio prevista en la sharía, el sistema jurídico basado en una interpretación ortodoxa del Corán vigente en 12 de los 18 estados del Norte de Nigeria.

¿Cómo es que llegó a eso? Amina, la menor de 13 hermanos, se casó por primera vez a los 14. De ese matrimonio de 12 años nacieron dos hijos. Se divorció y volvió a casarse, aunque por poco tiempo: “Estuvimos casados diez meses, porque yo sufría hemorragias y él no quería pagar mis medicamentos”, les contó a los periodistas que seguían su juicio. Después de ese segundo divorcio vino el nudo de la pesadilla: Yahaya Mohamed, sobrino lejano de su segundo marido comenzó a cortejarla. El noviazgo duró once meses. “Cuando fue evidente que que su familia no lo dejaría casarse conmigo, me sedujo y mantuvimos relaciones sexuales dos veces. Eso es todo”, contó incrédula. Cuando se enteró del embarazo, el padrastro de Amina fue a quejarse al jefe del pueblo. El seductor aceptó su responsabilidad y prometió mantener a la beba, llamada Wasila. Muy poco después incumplió su promesa y Amina fue arrestada. El mismo juez que la condenó a muerte, exoneró a su amante. La Corte de Apelaciones de Katsina invalidó ese dictamen y otro que en segunda instancia lo había confirmado.

El fallo fue interpretado como el resultado de la impresionante campaña internacional a la que se sumaron millones de firmas a los pedidos de celebridades. El revuelo hizo que el mismo presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, cristiano nacido en el sur, anunciara la suspensión de las lapidaciones. Con su beba Wasila siempre a upa, y dando muestras de un estoicismo fuera de lo común, Amina se convirtió en ícono de la lucha por los derechos de las mujeres, sobre todo de las más pobres.

A los 34 años,Amina no parece poder despertar de la pesadilla: “Cuando me dejaron libre volví a Kurami. Todos me reciben siempre muy bien en esta aldea. Es mi casa. Me buscaron un marido que no me gustaba. Me casé y tuve otra niña, Mariam, a la que estoy amamantando todavía. Mi marido me abandonó a los seis meses de casarnos. Estoy sola otra vez”, contó al medio español.

El capítulo resumido así por la protagonista tiene sus particularidades. Después de ser absuelta y mientras todavía residía en Katsina, ciudad donde fue juzgada, la asociación encargada de su defensa le organizó un casting de maridos. El hecho es curioso e inusual incluso en Nigeria, donde la mayoría de los matrimonios son concertados, pero mediante métodos más convencionales. En este caso WRAPA (Avance y Protección Alternativa para los Derechos de la Mujer, según sus siglas en inglés) llamó a concurso público y luego se dedicó a entrevistar a los candidatos que aparecieron. Hoy, las integrantes de WRAPA reconocen que la iniciativa fue un error, pero alegan que sólo buscaban la estabilidad económica de Amina. Tras mucho buscar, la casaron con un hombre que vivía en Abuya (la capital de Nigeria) y que, si bien ya tenía una mujer, estaba dispuesto a hacerse cargo de ella.

El fracaso de ese matrimonio expuso la tragedia de su biografía y la de las tantas otras. Hoy, abandonada, pobre y enferma, Amina no tiene siquiera la libertad de recorrer la distancia mínima de su aldea. Ninguna mujer puede andar sin el permiso de su marido y el acompañamiento de un hombre de confianza. Cuando finalmente lo hacen, deben vestir una túnica que sólo deja ver sus caras. La cara extrañamente serena de la que no logra despertar de un mal sueño.

 

 

 

Semanario Hoy

Las luchas de las mujeres hoy

Josefina Rincon

Como desde hace 96 años, las mujeres en el mundo recordamos el 8 de Marzo a las miles de obreras que pelean por mejores condiciones de vida y de trabajo.

body
{color:black;}
.tNuevahojadeestilo
{font-family:’Arial’,’Helvetica’,’sans-serif’;font-size:12px;text-decoration:none;color:black;}
.tNuevahojadeestilo4
{font-family:’Arial’,’Helvetica’,’sans-serif’;font-size:16px;font-weight:bold;text-decoration:none;color:black;}
.tNuevahojadeestilo5
{font-family:’Arial’,’Helvetica’,’sans-serif’;font-size:18px;font-weight:bold;text-decoration:none;color:black;}
.tNuevahojadeestilo2
{font-family:’Arial’,’Helvetica’,’sans-serif’;font-size:14px;font-weight:bold;text-decoration:none;color:black;}
.pNormal1
{padding-top:2px;padding-bottom:2px;}

Recordamos en particular a las 129 obreras de la Cotton de Nueva York que murieron quemadas en la fábrica que ocupaban reclamando la jornada de 8 horas, igual salario por igual trabajo y descanso dominical. Es un día de conmemoración y lucha desde 1910, cuando Clara Zetkin, dirigente revolucionaria alemana propuso sea el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.
 
Se agrava la vida de las mujeres
El gobierno de Kirchner, con su discurso mentiroso, agrava la vida de las mujeres. Se ha producido en el último tiempo un alza de los precios de la canasta familiar, que asciende hoy a casi $ 2.000. Firman convenios, hacen acuerdos, grandes anuncios mediáticos de que bajan los precios. La realidad es otra. ¡No sólo no se encuentran en los súper, sino que no ha bajado nada!  
Los salarios están muy lejos de esa cifra. Y se atreve a decir que es un triunfo un salario que no baje el nivel de pobreza, como ha hecho con los docentes. Los pocos trabajos que se consiguen son la mayoría “en negro” y en condiciones de superexplotación. Esto se agrava para las mujeres, ya que cobramos menos salario que los hombres por el mismo trabajo, y somos las encargadas de la crianza de los hijos. No hay guarderías en los lugares de trabajo, y es muy difícil conseguir empleo siendo madre de varios hijos, y ni qué hablar estando embarazada. El gobierno hace grandes campañas para el blanqueo de las empleadas domésticas, lo que es muy justo; mientras la mayoría de los empleados estatales, docentes, salud, etc., cobran una parte de su sueldo “en negro”.  
Barrió varios miles de planes sociales, lo que deja a muchas familias sin siquiera esos $ 150 que eran su único ingreso.
Anunció con todas las luces que las amas de casa podrían jubilarse. Resultó que era la misma ley que ya estaba. Hay que tener aportes realizados.  
Puso en marcha la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable que prevé la provisión de anticonceptivos gratuitos. Es cierto que anticonceptivos hay. Pero en el marco de un gran deterioro de la salud pública y un vaciamiento de los hospitales, donde prácticamente no hay camas para parir. El ministro Ginés González García se ha manifestado a favor de la despenalización del aborto. Esto sería un gran avance para las mujeres que se enfrentan a embarazos no queridos y en el medio de una gran desesperación recurren a métodos abortivos caseros o no controlados, como acaba de suceder en La Rioja. Si las cifras que escuchamos por TV son exactas (1.772 casos atendidos en ese hospital durante 2005 por abortos mal practicados y de ellas 200 fallecieron) muy lejos estamos de las 500 muertes por año que se supone existen en el país y de los anuncios grandilocuentes de que ha descendido la mortalidad materna. Pero lo que demuestra claramente la hipocresía de su doble discurso, es que no hay un solo proyecto de ley en el Congreso que haya enviado el Poder Ejecutivo sobre este tema.
Tampoco se resuelve la educación sexual en las escuelas o está en peligro en los pocos lugares donde se desarrolla. Tarea imprescindible, junto con una anticoncepción segura, para evitar embarazos adolescentes, transmisión de enfermedades irreversibles y futuras tragedias, y fundamentalmente para que cada una pueda decidir cuándo y cuántos hijos tener, además de una sexualidad plena que no tenga sobre nuestras cabezas la espada de un embarazo no deseado.

Las luchas de las mujeres
Para hacer pasar su política el gobierno de Kirchner necesita desarmar los movimientos que en estos años han estado a la cabeza de la lucha y que tuvieron su máxima expresión en el Argentinazo de diciembre 2001.
Las mujeres tuvimos, y tenemos, un gran protagonismo en estas luchas. Salimos a la calle con decisión. Hicimos cosas que nunca antes habíamos imaginado. Cortamos rutas, hablamos en asambleas y en los medios de comunicación, nos convertimos en dirigentes, recuperamos nuestras fuentes de trabajo y las pusimos en marcha, pasamos días acampando en una plaza con toda la familia, palo en mano hacemos seguridad en una marcha o en un piquete, participamos activamente en la lucha salarial que hoy recorre nuestra Patria, vamos todos los años a los Encuentros Nacionales de Mujeres. Este protagonismo es la cuerda principal que ayudó a nuestro avance. Y nos ayuda también a poner al descubierto las condiciones y los sufrimientos de la doble opresión que vivimos en esta sociedad. Para salir somos nosotras las que tenemos que llevar los chicos y dejar todo preparado en la casa. Estas salidas provocan muchas veces en algunos compañeros que aún no comprenden, recriminaciones por “nuestro abandono del hogar” y en varios casos las reacciones han sido con violencia.
Donde pudimos abordar estas contradicciones, conversarlas, encontrar sus causas, debatirlas, ponerlas en cuestión, tratar de resolverlas, tenemos mejores condiciones para desarrollarnos como militantes e incorporarnos activamente a la lucha revolucionaria.
 
No queremos volver atrás
Son muchas las mentiras de este gobierno y muchas también las formas que usan para hacernos volver atrás. El Plan Familia es una de ellas. Han destruido nuestras familias con sus políticas. Sin trabajo, sin estudio, sin salud, con hambre, mal nutridos, con la droga y la prostitución a la puerta de la casa, sin posibilidad de una vivienda digna, sin tierra, las familias se disgregan, se desarman. La participación en la lucha nos puso de pie, donde participamos juntos es más fácil mantenerla unida. Hoy pretenden responsabilizarnos a las mujeres con el Plan Familia que nos manda de vuelta a la casa, a ser “buenas madres y amas de casa”, solas, con $ 225 para resolver todos los problemas. Y dicen que nos van a controlar si estamos, si los chicos tienen las vacunas, si van a la escuela. ¿Qué piensan que estuvimos haciendo todo este tiempo?
Desde el gobierno quieren disolver los movimientos y mandarnos a las mujeres a la casa. En algunos lugares, donde nuestros maridos consiguieron una changuita o nosotras, empiezan a oírse las voces de “no vayas tanto al comedor…”, “ocupate más de la casa…”, “ya no tenés tanto tiempo si tenés trabajo…”. Unos por las buenas, pero otros han llegado a las amenazas y golpes. Hemos luchado crecientemente junto a los hombres por una vida mejor, pero no es tarea sencilla en una sociedad dividida en clases y donde las mujeres llevamos la peor parte.
No queremos retroceder. Avanzamos mucho. Tenemos que abordar firmemente estos problemas para poder crecer y ser parte activa del torrente revolucionario que late bajo los pies de estos gobiernos proimperialistas y proterratenientes que tanto dolor han traído a nuestro pueblo, y que seguramente tendrá a nuestro Partido a la cabeza.

Nuestros reclamos
Con este marco y en conjunto con otras organizaciones, reclamamos en todo el país con más fuerza este 8 de Marzo por: aumento de salarios acorde a la canasta familiar; precios máximos y populares para los artículos de la canasta familiar; igual salario por igual trabajo; no al “trabajo en negro”; universalización de los planes sociales; jubilación para el ama de casa sin aportes; guarderías en lugares de trabajo y reglamentación de la Ley de Jardines Maternales Zonales; educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal y gratuito para no morir; libertad a Romina Tejerina y cárcel a su violador; ejemplar castigo a golpeadores, violadores y abusadores de mujeres y niños/as; contra el negocio de la prostitución; solidaridad con la lucha de los petroleros de Las Heras; solidaridad con el heroico pueblo iraquí y sus mujeres, retiro de las tropas de Irak.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s