Francia está que arde

titulares de Clarín.com 6/11/05

LEVANTAMIENTO POPULAR EN LOS SUBURBIOS DE PARIS: DECIMA NOCHE DE CHOQUES ENTRE LOS JOVENES MARGINALES Y LA POLICIA

La violencia y los incendios ya se extienden por toda Francia

Fue otra noche de autos y escuelas incendiadas, cientos de detenidos y bombas molotov arrojadas a los ómnibus. Los disturbios llegaron a Toulouse, Marsella y la Costa Azul. El presidente Chirac, enmudecido.

El gueto en cólera amenaza la convivencia en Francia y no se solucionará con represión y detenciones, como promueve el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy. Se impone una conciliación. Un cambio de lenguaje, una ola de consideración social y la integración como única solución a la crisis. Aunque también hará falta el reemplazo de Sarkozy o su pedido de disculpas después de sus vulgares calificaciones de "limpiar industrialmente" la "escoria social" de los suburbios.

Clarín.com6/11/05

LEVANTAMIENTO POPULAR EN LOS SUBURBIOS DE PARIS: LA IRA EN LOS GUETOS DE INMIGRANTES

La rebelión de los excluidos, descontrolada y en aumento

PARIS. CORRESPONSAL

Esto es como Irak", dice Walid y se ríe, tímido y escondido debajo de su capucha gris. Nadie diría que es el mismo Walid que se transforma en un "rebelde" por la noche y con su banda de compañeros no vacila en incendiar los automóviles de todos sus vecinos, tan pobres como él. Una escena dantesca que se repite en Francia por décima noche consecutiva en los suburbios de los excluidos sociales, en una descontrolada rebelión social que va empeorando.

Los pantalones le bailan por la cadera y se arrastran en el piso. Apenas ha cumplido 18 años y sus padres llegaron de Argelia hace más de 20, escapando de la pobreza. Su mamá no trabaja, su padre perdió su empleo en una fábrica de autopartes 11 meses atrás.

¿Y él? No ve el futuro, a pesar de su mejor educación. "Porque en Francia a los musulmanes franceses pobres nos llaman ‘racaille’ (canalla), nos rechazan en los trabajos, atacan la mezquita, gasean a nuestros abuelos y a nuestras madres, no nos respetan y nos discriminan. Por eso estamos arrasando todo, para que nos respeten y si no nos quieren, que al menos nos teman", explica, sin cambiar el tono de voz.

Walid, musulmán, negro, adolescente inmaduro, es un estereotipo de los protagonistas de esta "Intifada de los excluidos sociales", que azota al menos a nueve ciudades en Francia y amenaza con expandirse.

En 1968, los estudiantes y los obreros franceses se unieron en una revolución de la libertad, abrazados por un idealismo. Hoy un abismo separa a los franceses y sus excluidos rebelados. Hay un "ellos" y "nosotros" insuperable, donde hasta la izquierda impone su distancia. Pide respeto por los inmigrantes pero tampoco los entiende ni pretende hacerlo. Los jóvenes rebelados no son politizados: es más, detestan a los políticos.

Están tan desideologizados que queman el cuartel de los bomberos que los pueden rescatar, las fábricas donde trabajan sus padres, el colegio de sus hermanos, o los autos de los vecinos.

Su identidad común es religiosa: el Islam y los códigos de origen de sus padres, que los imanes en las mezquitas les tratan de inculcar para sacarlos de la droga, del alcohol o la delincuencia para pagarse sus dosis.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s