Derechos Humanos

Clarín.com
 LA ETAPA EN LA QUE DESEMBARCA LA NUEVA MINISTRA DE DEFENSA
Garré, ante el desafío de los juicios a militares por la represión ilegal

Actualmente hay 175 ex represores detenidos, que deberán ir a juicio oral. Los mandos de las fuerzas coinciden en que es un tema estrictamente judicial.

Guido Braslavsky.

gbraslavsky@clarin.com

Cuando todavía regían las leyes del perdón y la Corte Suprema debía fallar sobre su constitucionalidad, muchos políticos y uniformados desaconsejaban la revisión judicial de los años de plomo con el argumento de los supuestos riesgos institucionales que podía tener un "desfile de militares" en tribunales de todo el país para responder en causas por violaciones a los derechos humanos.

La semana pasada, todavía sorprendido por la designación de Nilda Garré como ministra de Defensa, un alto jefe militar trasladó aquella premonición a números: sólo el Ejército debió convocar en los últimos dos años a 400 uniformados para que concurrieran a la Justicia. Hay 175 ex represores detenidos (de Fuerzas Armadas y de seguridad) en sus casas o en unidades militares y 92 pertenecen al Ejército, la fuerza más involucrada en la represión.

No dijo el alto militar si estos números alcanzan volumen de desfile; sí estimó, en cambio, que la etapa más "difícil" para la gestión de Garré llegará cuando los procesos por derechos humanos sean elevados a juicio oral, lo que debería ocurrir con las megacausas ESMA y Primer Cuerpo de Ejército en los próximos meses. A esto se refirió también su antecesor José Pampuro la semana pasada, cuando avisó de "dificultades que pueden presentarse" y anticipó que "mucha gente va ser citada" todavía.

Es muy probable que estos días, en las reuniones entre ambos Pampuro le haya aconsejado a Garré mantener el perfil bajo en asuntos de derechos humanos. "No creo que Garré vaya a levantarlo como tema y comprarse un problema en un área con mucho por resolver", evaluó un experto del área de Defensa consultado por Clarín.

La vía silenciosa fue la estrategia que adoptó Pampuro, en acuerdo con los jefes militares, más aun después de que la Corte anuló las leyes del perdón el pasado 14 de junio. No faltaron, se dice, los pedidos de discreción mediática a algunos jueces con causas calientes entre manos.

En igual reserva, las fuerzas respondieron a la Justicia. "Ningún juez puede decir que se negó o retaceó colaboración. Hay que separar a quienes tuvieron responsabilidades y que decida la Justicia", afirmó a Clarín el jefe del Ejército, Roberto Bendini. Palabras similares se escuchan también en las otras fuerzas.

La discreción ante las citaciones, bien lejos de cualquier repercusión en la prensa, funcionó en uno de los casos que por su posible impacto más inquietaba al Ejército, ya que involucraba a altos oficiales en actividad. Según pudo saber este diario, el general Rodolfo Dick —ex director de Fabricaciones Militares— ya concurrió a Catamarca a declarar como testigo por haber integrado la plana mayor del Regimiento de Infantería 17 cuando en 1976 hubo cuatro desapariciones. Dick puede partir ahora a EE.UU. con las alforjas alivianadas, para asumir la agregaduría militar en Washington, un cargo de máxima relevancia.

En temas de derechos humanos, la posición de Garré parece ser clara. Estos días, en algunos despachos militares se recordó que en 2000 envió una carta al Senado para que denegara cinco ascensos cuestionados por organismos de derechos humanos. Era el gobierno de la Alianza, en Defensa estaba Ricardo López Murphy y Garré era segunda de Federico Storani en Interior. Pero no vaciló en intervenir en otra área, aún cuando la Alianza crujiera. En otro contexto, el manejo del tema está ahora enteramente en sus manos y las del Presidente.

 

 

VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS DURANTE LA DICTADURA

La Fuerza Aérea uruguaya admite que torturó a detenidos

Su jefe, por primera vez, habló de "apremios físicos" y los definió como "repugnantes".

MONTEVIDEO . ANSA
El jefe de la Fuerza Aérea uruguaya, teniente coronel Enrique Bonelli, admitió por primera vez que durante la dictadura militar en ese país se cometieron "apremios físicos y torturas" contra detenidos. Y fue más allá: aseguró que lo que hicieron los oficiales fueron "cosas repugnantes".

En una entrevista con un programa de la televisión uruguaya el domingo a la noche, Bonelli detalló que hubo dos vuelos clandestinos con tripulación de la Fuerza Aérea para trasladar prisioneros políticos desde Buenos Aires a Montevideo, y aseguró que entregó un segundo informe al presidente Tabaré Vázquez con estos datos.

Así, el jefe de la Fuerza Aérea desechó la posibilidad de que hayan eran existido más vuelos que llevaron detenidos, que ahora figuran como desaparecidos, desde Argentina o, incluso, desde Paraguay a Uruguay.

Las declaraciones de Bonelli al programa Código País, de Canal 12, suponen un giro, pues hasta ahora el jefe de la Fuerza Aérea había negado torturas contra los prisioneros. La semana pasada, en una rueda de prensa, rechazó que se hayan cometido apremios ilegales y prefirió en cambio utilizar la expresión "malos tratos", algo que causó malestar entre familiares de víctimas de la dictadura y en partidos políticos.

Pero ahora Bonelli habló claramente de "torturas y apremios físicos" por parte de oficiales de su fuerza, y remarcó que "las dos cosas son repugnantes, no debieron existir en las Fuerzas Armadas", porque "el que las recibe es humillado y lastimado, pero el que las hace se degrada como persona".

El nuevo informe que Bonelli dice haber entregado al gobierno se suma al documento que recibió Vázquez de las Fuerzas Armadas en agosto, con las conclusiones de investigaciones internas ordenadas por el Ejecutivo. Allí, por primera vez, los altos mandos de la Fuerza Aérea, la Armada y el Ejército reconocieron haber cometido torturas.

Ese primer informe señaló algunos predios militares donde estarían enterrados los restos de desaparecidos asesinados durante la dictadura que gobernó entre 1973 y 1985, entre ellos el de la nuera del poeta Juan Gelman, secuestrada cuando estaba embarazada y asesinada en 1976 después de dar a luz a una niña, que fue apropiada.

Recién la semana pasada, tras casi 4 meses de excavaciones que realizó un equipo de antropólogos forenses uruguayos y argentinos, se encontraron los primeros restos, que serían de dos hombres (ver Los análisis…).

 

 

Un comentario en “Derechos Humanos

  1. Pingback: #Maltrato | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s