Una jubilada, la soledad y un accidente que pudo ser tragedia

Clarín

TERCERA EDAD : UN CASO ALARMANTE EN GORRITI AL 2300, PALERMO

Silvia Barroso (69 años), estaba en su departamento, cuando se cayó y se fracturó la cadera. Tras dos días sin poder recibir ayuda, ayer la rescataron un policía y el portero del edificio. Se recupera en una clínica.

Elena Peralta y Pablo Novillo.

eperalta@clarin.com; pnovillo@clarin.com

La habían visto el domingo, en buen estado. El lunes se puso a encerar el piso. Al terminar, no imaginó lo que le iba a suceder: un simple accidente doméstico, pero con consecuencias que pudieron ser trágicas. Se patinó, golpeó contra un mueble y cayó. Intentó moverse, pero el fuerte dolor se lo impidió. Ni siquiera podía alcanzar el teléfono celular que tenía para usar en caso de emergencia, y que se encontraba cerca. Gritó, pero no lo escucharon. La señora, de 69 años, pasó así dos días, hasta que ayer a la mañana fue rescatada por un policía y el encargado del edificio, quienes tuvieron que entrar por el balcón.

La protagonista se llama Silvia Barroso, una jubilada que vive sola en un departamento de un ambiente, el 4º C del edificio de Fray Justo Santa María de Oro 2386. Tras el rescate fue internada con una fractura de cadera y un golpe en el brazo derecho en el hospital Fernández, aunque luego la trasladaron el policlínico de la obra social Osplad, donde ayer se encontraba internada y en recuperación.

Uno de los inesperados "héroes" del rescate fue Juan Cruz, un jujeño de 45 años que desde hace uno y medio trabaja como encargado del edificio de Oro 2386. Esto le contó ayer a Clarín: "La señora vive acá hace mucho, y sale poco de su casa, así que al principio nadie se sorprendió por no verla. Yo me la crucé por última vez el domingo. El martes algunos vecinos me avisaron que había olores extraños en el 4º piso, y esta mañana (por ayer), vino más gente a decirme lo mismo. Entonces subí a ver qué pasaba, y encontré que el olor venía del 4º C. La puerta estaba cerrada, y con la llave puesta. Golpeé y escuché que la señora respondía, pero no le entendía qué decía".

Cruz continuó: "Entonces llamé a la Policía, quienes intentaron abrir pero no pudieron. Entramos al departamento de al lado y con un policía pasamos por el balcón. Tuvimos que subir la persiana, pero por suerte la ventana estaba abierta. Al entrar nos encontramos a la señora en el piso, en camisón y con la pierna y el brazo hinchados. Tenía un vaso cerca, y nos dijo que se cayó cuando había ido hasta la heladera a buscar algo para tomar. También nos comentó que no se acordaba cuánto tiempo había estado así, pero que le parecía que dos o tres días. Adentro vi que la puerta, además de cerrada, estaba trabada con un sillón. Se ve que la mujer tenía miedo de que le entraran a robar".

La Policía confirmó a Clarín lo sucedido. Fuentes del departamento de Prensa contaron que el hecho ocurrió a las 9.40 de la mañana, y que se trató de un accidente, ya que en el departamento no había signos de robos ni violencia. En tanto, no informaron el nombre del agente que participó del rescate , de quien sí dijeron que es "un suboficial escribiente de la comisaría Nº 23".

Desde la vereda del Oro al 2300 ayer a la tarde aún se observaba la persiana subida y la ventana abierta del 4º C. La reja que separa su balcón del contiguo tiene unos dos metros de altura.

Tras el paso por el hospital Fernández, Barroso fue trasladada al policlínico docente de Osplad. Allí, Clarín logró hablar con uno de sus dos hijos. Aunque prefirió no dar su nombre, relató: "La fui a visitar el viernes y la encontré bien.

Pero se puso a encerar el piso y se cayó. Me dijo que ni siquiera podía alcanzar el celular, y que aunque gritó no la escucharon. Ayer (por el martes) iba a volver a pasar, pero no pude por cuestiones laborales. Con mi hermano siempre venimos a visitarla, pero jamás nos imaginamos que algo así podía suceder, y menos que ni siquiera iba a poder llamarnos por teléfono. Mi mamá está fracturada, y mucho no se acuerda porque quedó shockeada y porque le encontraron signos de deshidratación. Pero afortunadamente ya se está recuperando".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s