La ONU insiste con el cierre de Guantánamo

Clarín
PEDIDO DEL SECRETARIO GENERAL, KOFI ANNAN, A EE.UU.

WASHINGTON. CORRESPONSAL.
Al demandar ayer por segunda vez el cierre inmediato del centro de detención de Guantánamo, la ONU ha puesto en cuestión toda la política de derechos humanos de Estados Unidos.

La investigación realizada por cinco expertos independientes, incluido el argentino Leandro Despouy, habla de "detención arbitraria", "técnicas de interrogatorio que, en particular si son usadas en modo simultáneo, equivalen a tratamientos degradantes". De ahí que "el recurso excesivo a la violencia" o "la alimentación forzada de los detenidos en huelga de hambre" deben ser considerados como "equivalentes a la tortura", señalan.

Ayer por la tarde, no sólo el secretario general de la ONU, Kofi Annan, avaló el informe de los expertos pidiendo el cierre de Guantánamo sino que el Parlamento Europeo se pronunció también en la misma dirección

EE.UU. reaccionó acusando a los expertos de haber rechazado una invitación que les fue cursada para que visiten el campo de detención. El portavoz de la Casa Blanca, Scott Mc Clellan, descalificó el informe diciendo que es "una repetición" de viejos argumentos. "Sabemos que los terroristas de Al Qaeda están entrenados para que intenten diseminar alegatos falsos", sobre su detención, indicó McClellan.

En conversación telefónica con Clarín, el embajador argentino Leandro Despouy, uno de los expertos que redactó el informe explicó que no había visitado Guantánamo "para no sentar un precedente". Según Despouy, pese a que venía pidiendo la autorización para ir a Guantánamo desde el 2002, la invitación llego recién a fines del año pasado y con la restricción de que no podrían hablar con los detenidos.

"Esto era inaceptable", dijo Despouy agregando que si hubiera aceptado, la próxima vez que intenten visitar una cárcel en China o en cualquier otro país del mundo les iban a citar Guantánamo como precedentes. "Dentro del sistema de Naciones Unidas poder entrevistarse con los detenidos con toda libertad, tanto de parte del que visita como de la persona visitada, es una regla de oro. La invitación incluía solamente una visita a los edificios", explicó Despouy.

A Despouy le tocó analizar la situación jurídica de los detenidos que según él, se parece a la que padecieron los detenidos argentinos durante la guerra sucia. Los militares argentinos decían que no podían aplicarle la Justicia ordinaria, es decir el derecho humano porque estaban en una guerra. Decían que tampoco podían aplicarle el derecho humanitario del que gozan los prisioneros de guerra porque se trataba de una guerra sucia. "En definitiva no les aplicaban ni uno ni lo otro", dijo Despouy. "En este caso pasa lo mismo, los detenidos de Guantánamo están en situación de indefinición", agregó.

En sus declaraciones de ayer Annan apoyó esta posición. "No puede haber individuos detenidos a perpetuidad. Se les deben formular cargos y darles la oportunidad de defenderse. Deben ser procesados, condenados o absueltos; así funciona el sistema legal moderno", señaló.

PEDIDO DEL SECRETARIO GENERAL, KOFI ANNAN, A EE.UU.

La ONU insiste con el cierre de Guantánamo


WASHINGTON. CORRESPONSAL.

Al demandar ayer por segunda vez el cierre inmediato del centro de detención de Guantánamo, la ONU ha puesto en cuestión toda la política de derechos humanos de Estados Unidos.

La investigación realizada por cinco expertos independientes, incluido el argentino Leandro Despouy, habla de "detención arbitraria", "técnicas de interrogatorio que, en particular si son usadas en modo simultáneo, equivalen a tratamientos degradantes". De ahí que "el recurso excesivo a la violencia" o "la alimentación forzada de los detenidos en huelga de hambre" deben ser considerados como "equivalentes a la tortura", señalan.

Ayer por la tarde, no sólo el secretario general de la ONU, Kofi Annan, avaló el informe de los expertos pidiendo el cierre de Guantánamo sino que el Parlamento Europeo se pronunció también en la misma dirección

EE.UU. reaccionó acusando a los expertos de haber rechazado una invitación que les fue cursada para que visiten el campo de detención. El portavoz de la Casa Blanca, Scott Mc Clellan, descalificó el informe diciendo que es "una repetición" de viejos argumentos. "Sabemos que los terroristas de Al Qaeda están entrenados para que intenten diseminar alegatos falsos", sobre su detención, indicó McClellan.

En conversación telefónica con Clarín, el embajador argentino Leandro Despouy, uno de los expertos que redactó el informe explicó que no había visitado Guantánamo "para no sentar un precedente". Según Despouy, pese a que venía pidiendo la autorización para ir a Guantánamo desde el 2002, la invitación llego recién a fines del año pasado y con la restricción de que no podrían hablar con los detenidos.

"Esto era inaceptable", dijo Despouy agregando que si hubiera aceptado, la próxima vez que intenten visitar una cárcel en China o en cualquier otro país del mundo les iban a citar Guantánamo como precedentes. "Dentro del sistema de Naciones Unidas poder entrevistarse con los detenidos con toda libertad, tanto de parte del que visita como de la persona visitada, es una regla de oro. La invitación incluía solamente una visita a los edificios", explicó Despouy.

A Despouy le tocó analizar la situación jurídica de los detenidos que según él, se parece a la que padecieron los detenidos argentinos durante la guerra sucia. Los militares argentinos decían que no podían aplicarle la Justicia ordinaria, es decir el derecho humano porque estaban en una guerra. Decían que tampoco podían aplicarle el derecho humanitario del que gozan los prisioneros de guerra porque se trataba de una guerra sucia. "En definitiva no les aplicaban ni uno ni lo otro", dijo Despouy. "En este caso pasa lo mismo, los detenidos de Guantánamo están en situación de indefinición", agregó.

En sus declaraciones de ayer Annan apoyó esta posición. "No puede haber individuos detenidos a perpetuidad. Se les deben formular cargos y darles la oportunidad de defenderse. Deben ser procesados, condenados o absueltos; así funciona el sistema legal moderno", señaló.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s