DESCUBRIMIENTOS : UN CARNIVORO QUE VIVIO HACE 150 MILLONES DE AÑOS EN ALEMANIA

Clarín

Un argentino halló un "eslabón perdido" de los dinosaurios

Es el paleontólogo Luis Chiappe, quien junto a una experta alemana descubrió al "Juravenator". Era un animal de 75 cm. de largo. No tenía plumas, pero sus ancestros habrían sido dinosaurios emplumados.


Valeria Román

vroman@clarin.com


En Alemania, donde alguna vez se encontró al ejemplar de ave más antiguo, ahora también se pone en duda el origen del plumaje. Se halló un ejemplar de un dinosaurio que vivió hace 150 millones de años que, para los descubridores, no tenía plumas. Pero que estaba emparentado con los dinos emplumados que habrían sido los antecesores de los pájaros.

El hallazgo lo hizo el argentino Luis Chiappe, director del Instituto de Dinosaurios del Museo de Historia Natural del Condado de Los Angeles, y su colega, la alemana Ursula Göhlich, de la Universidad de Munich. En realidad, "los restos del ejemplar se encontraron unos diez años atrás entre unas lajas. Fue muy difícil sacarlos", contó a Clarín Chiappe por teléfono. Recién el año pasado terminaron un estudio detallado que se publica hoy en la revista británica Nature.

Al identificarlo como una nueva especie, los científicos le pusieron de nombre Juravenator starki. Porque hace referencia a las Montañas Jura, donde estaban los restos del ejemplar y a "cazador". La segunda parte del nombre está dedicada a la familia alemana Stark, dueña de la cantera de calizas en las Montañas Jura, al oeste de Schamhaupten, en Bavaria, Alemania.

El Juravenator starki era carnívoro. No era un gran monstruo que andaba por Europa: ¡sólo medía entre 75 y 80 centímetros! Se movía en un ambiente de clima tropical. En ese entonces, los continentes recién iban a empezar a separarse, no existían los casquetes polares ni las plantas con flores.

La nueva especie, con cola larga, garras en la manos listas para atrapar pequeños lagartos y crías de animales del tamaño de un ratón, perteneció al grupo de los terópodos, que incluye a los dinosaurios carnívoros que caminaban en dos patas.

Su importancia para la paleontología reside en que obliga a reevaluar el origen de las plumas. "Está emparentado con los dinosaurios emplumados que se encontraban en la China, pero no tenía plumas", expresó Chiappe.

Lo llamativo es que el nuevo ejemplar sería descendiente de otro dinosaurio primitivo y emplumado. "Sí, —afirmó Chiappe— su antecesor habría tenido plumas". Las explicaciones posibles de esa rareza, según Chiappe, son que las plumas podrían haber evolucionado más de una vez o que esas estructuras podrían haberse perdido durante la evolución de algunos de los linajes de dinosaurios.

Aunque esos argumentos no son tan fáciles de admitir. Para Fernando Novas, paleontólogo del Conicet y del Museo Argentino de Ciencias Naturales, "el nuevo ejemplar sólo señala que estamos en pañales en la comprensión del origen del plumaje". Novas dijo a Clarín: "El nuevo dinosaurio tiene características que lo incluyen en el grupo de los coelurosaurios, donde están también las aves actuales".

"Que no hayan encontrado plumas en el ejemplar de Juravenator starki que hallaron no significa que la especie no las tuviera. Quizá habría que preguntarse si las condiciones de preservación no hicieron que las plumas se perdiesen", comentó Novas.

No hay dudas que la nueva especie se agrega a la discusión en torno al parentesco entre dinosaurios y aves. Algunos pocos lo dudan aún. Pero la mayoría de los paleontólogos tienen evidencias que las aves son descendientes directos de pequeños dinosaurios terópodos. Hasta dicen que las aves, como un hornero, son dinosaurios vivientes.

Por supuesto que la evolución no actúo de manera sencilla en los millones de años que pasaron. Los dinosaurios fueron reptiles que dominaron en la Tierra durante gran parte de la Era Mesozoica. Compartían antepasados comunes con los cocodrilos, los lagartos y las tortugas, pero los dinosaurios y sus más inmediatos ancestros fueron los primeros reptiles que dejaron de reptar, según dice Novas en su libro Los dinosaurios de la Argentina.

La idea de que las aves descienden de los dinosaurios empezó a deslizarse con fuerza después la publicación de El origen de las especies de Charles Darwin en 1859. Un año después, un trabajador en calizas encontró un raro fósil de 150 millones de años en Alemania, que resultó ser el Archaeopteryx lithographica y pasó a ser considerado como una forma de transición entre los reptiles tradicionales y las aves.

La mayoría de los eslabones entre dinosaurios y aves tenían algún tipo de plumas aunque no volaban. Pero, ¿para que les servían? Según Chiappe, "las plumas les fueron útiles para aislar a un cuerpo, que empezaba a ser de sangre caliente. O quizá las plumas evolucionaron como parte de un cortejo sexual".

 

 

Otros ejemplares muy originales

Como ocurrió también con la evolución de la especie humana, no hay un único eslabón en la cadena de dinosaurios a aves. Ni tampoco la cadena fue tan lineal. Las expediciones de los paleontólogos en China, Mongolia, Madagascar y la Argentina llevaron a enriquecer el conocimiento sobre la evolución de estos animales prehistóricos.

En la Argentina, Novas descubrió en 1996 al Unenlagia, un dinosaurio del tamaño del avestruz, que era incapaz de volar. Pero sus brazos eran utilizados para equilibrar el cuerpo al correr o al saltar.

En la China, aparecieron restos fósiles de otros "dos eslabones" importantes: el Caudipterix y el Microrraptor, que era un dino emplumado que pesaba cerca de una tonelada y medía de 4,5 a 6 metros de largo.

En tanto, en Mongolia, se hallaron los primeros restos de un Velociraptor, que murió en una batalla contra un Protoceratops. Eso fue en 1924 y más tarde se hallaron otros ejemplares en Rusia y en China.

 

 

Historia complicada
Oscar Angel Spinelli

ospinelli@clarin.com

El hallazgo de Chiappe y Göhlich sugiere que la historia de los dinosaurios es más complicada de lo que se pensaba. A la teoría de que las aves descienden de aquellos grandes reptiles, que siguen discutiendo acaloradamente los paleontólogos, se suma ahora el descubrimiento de un dinosaurio sin plumas pero que habría tenido su origen en la evolución de otros emplumados. ¿Hubo especies con plumas que se convirtieron en aves y otras que las perdieron? Este "nuevo" dinosaurio impulsa a formular la siguiente pregunta: ¿Acaso no es suficiente indicio un animal con plumas para concluir que sus futuros linajes terminaron volando? Pues parece que no.

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “DESCUBRIMIENTOS : UN CARNIVORO QUE VIVIO HACE 150 MILLONES DE AÑOS EN ALEMANIA

  1. Pingback: Historia de la Cultura y la Civilización | CELN – ¿Cuál es la noticia…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s