Zapatero asegura que tiene una “hoja de ruta” para negociar con ETA

Clarín
 

El presidente español dijo que tiene definidos los tres pasos esenciales para avanzar con el proceso paz en el País Vasco. Pero advirtió que se tomará unos meses para comprobar que el grupo terrorista renunció definitivamente a la violencia.

Tras el "alto el fuego permanente" declarado el miércoles último por el grupo armado ETA, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que ya tiene pensada una “hoja de ruta” para el proceso de paz en el País Vasco.

En una entrevista con el diario El País, el mandatario advirtó además que el brazo político de ETA, Batasuna (Unidad), debería reorganizarse en “una nueva formación política que abiertamente deje atrás su justificación de la violencia”.

Hay tres puntos básicos. Primero, comprobar que estamos ante el fin de la violencia. Segundo, que la política sólo se puede hacer desde la política y desde las reglas democráticas y desde las leyes. Y tercero, tenemos un aspecto fundamental que tiene que ver con todas las personas que han estado implicadas en las acciones terroristas, terreno”, precisó.

Asimismo, reiteró que se tomará unos meses, hasta el verano, para verificar la voluntad inequívoca de ETA de renunciar a la violencia. “Es un margen razonable para abrir el diálogo, y en su caso la negociación", explicó.

Por último, Zapatero se mostró confiado en obtener el apoyo del principal partido opositor, el Partido Popular (PP), y de su líder, Mariano Rajoy, con quien se entrevistará el martes próximo para analizar el tema.

 

 

 

Clarín

ENTREVISTA A JOSEBA ASKARRAGA, MINISTRO DE JUSTICIA DEL GOBIERNO VASCO

"La herida de los vascos está abierta desde antes de ETA"

La base del conflicto, dice, es la negativa al derecho vasco a la autodeterminación. Y sostiene que llevará tiempo confirmar si el alto el fuego es real.
 

Juan Carlos Algañaraz BILBAO. ENVIADO ESPECIAL

jcalganaraz@clarin.com
"Yo soy independentista, reivindico un estado vasco independiente. Pero cuando reclamamos el derecho a la autodeterminación como prioridad estamos poniendo por delante el derecho soberano del pueblo vasco a decidir sobre su futuro". Joseba Azkarraga es ministro de Justicia del Gobierno vasco y dirigente de Eusko Alkartasuna (Solidaridad Vasca), una fuerza nacionalista democrática socialdemócrata e integra el ejecutivo de Euskadi.

En el parlamento vasco ubicado en Vitoria, capital de la comunidad autónoma, Azkarraga analizó ante Clarín el proceso que se abre ante el alto al fuego permanente de ETA.

—Usted propone un inmediato plan de trabajo ¿En que consiste?

—Deben constituirse dos mesas integradas por protagonistas diferentes. En la primera tienen que participar el gobierno español y ETA, cuando se visualice que la declaración de alto el fuego es real y verdadera, y eso va a llevar un tiempo. Nosotros como gobierno y partidos políticos vascos no diremos nada. No vamos a estorbar sino a apoyar y animar a los dos actores centrales e incluso únicos de este proceso.

—¿Cuál sería la agenda?

—Ellos tendrán que hablar del tema de los presos y de la forma en que ETA entrega las armas. Se hablará de los pasos para acercar a los presos a cárceles cercanas al País Vasco. Terminar con el alejamiento. (La política ordenada por distintos gobiernos de dispersión de los presos de ETA distribuidos en más de cincuenta prisiones españolas). El punto final tiene que consensuar la formula que se empleará para la salida de los presos, cómo entrega las armas ETA y cómo se visualiza esta entrega de las armas. Va a ser un proceso largo y complicado.

—¿Y los temas políticos?

—Hay una segunda mesa que tiene que conformarse y en ella deben estar presentes todos los partidos políticos vascos con representación parlamentaria. No tiene que estar ETA que no tiene una representación política contrastada y tampoco el gobierno español. En esta mesa no puede haber límites a la discusión de los temas que cada partido quiera plantear para avanzar en un proceso de normalización política.

—¿Qué se entiende por "normalización política"?

—Poner bien lo que está mal. Hay una causa originaria de la violencia. ETA no surge de la noche a la mañana y porque sí. Hay una causa que da lugar a ETA y que reside en la negativa de los gobiernos españoles a reconocer el derecho de decisión de la sociedad vasca, la autodeterminación. Esa es la base del conflicto.

—Ustedes, Eusko Alkartasuna, defienden ese derecho por vías democráticas y repudian la violencia.

—Exacto. Estas causas no legitiman la violencia y yo nunca lo he hecho. Pero si que creo que hay causas políticas que han fortalecido esa violencia. Por lo tanto, en esa mesa hay un elemento clave que es el reconocimiento del pueblo vasco como sujeto de decisión, la autodeterminación. A partir de ahí se podrá hablar de muchas cosas. Lo fundamental es que después de la discusión en esa mesa haya una seguridad de que pueda haber un acuerdo y que tiene que haber un proceso de decisión vía consulta popular a la sociedad vasca.

—La autodeterminación y el referéndum eran parte del "Plan Ibarretxe" (presidente vasco) pero el parlamento español lo rechazó. ¿No sucederá lo mismo?

—Ese pronunciamiento debe ser respetado. No puede ocurrir que lo que representa el sentir de la sociedad vasca sea rechazado por el Congreso de los Diputados que representa el sentir de la sociedad española. Con el plan Ibarretxe sucedió que dos soberanías chocan y la soberanía del pueblo vasco no es respetada por la soberanía del pueblo español. —Los socialistas aceptan ampliar los estatutos pero no la autodeterminación. Pasó con el Estatuto catalán. Por lo tanto, cualquier propuesta de autodeterminación será rechazada por el Congreso.

—Es un tema complicado. En realidad lo más difícil comienza ahora. Lo que ha hecho ETA con su planteamiento de tregua es posibilitar el inicio de un proceso que tiene que estar con los anclajes bien puestos para el 2007. Habrá elecciones municipales, muy importantes, y allí tenemos que estar todos los partidos vascos incluida Batasuna. Puede pasar que el Partido Popular, y también los socialistas, tengan voluntad de no avanzar. Pero, se equivocarán una vez más y estarán alargando el problema años y años. El problema político existe antes del nacimiento de ETA y hay que tenerlo en cuenta. Si no vamos a las raíces del problema que es el reconocimiento del derecho de decisión del pueblo vasco estaremos siempre con la herida abierta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s