Emblema de la eutanasia, el caso de Terri Schiavo desata una guerra de productores en Hollywood

Clarín
 

Varios productores se pelean por llevar la agonía de Schiavo a la pantalla grande. Detrás de su historia hubo una dura discusión sobre el derecho a la vida, una cruzada fanática que involucró a la Iglesia y que puso en aprietos a Bush.

conexiones@claringlobal.com.ar

¿A favor o en contra de la eutanasia? El caso de Terri Schiavo, la mujer que vivió en estado vegetativo durante 15 años, es todo un símbolo de esta discusión. F alleció en 2005, a los 41 años, tras una larga batalla legal en Florida, EE.UU.. Hoy, a un año de la muerte, cuatro productores, entre ellos Mike Farrell y Lawrence Bender, adquirieron los derechos del libro que publicó el esposo Michael Schiavo, "Terri: The Truth" (Terri: La verdad) y que podrían adaptar para llevarlo al cine o la televisión, según indicó la revista Variety.

El relato "es casi ‘shakesperiano’ con la guerra de familias y una gran historia de amor entre (la pareja)", dijo Marvin Minoff, uno de los productores interesados. Se trata de un hecho que "comienza demasiado lindo y termina de una forma caótica", apuntó Minoff. Terri Schiavo murió el 31 de marzo de 2005 después de un sonado debate en los medios del mundo entero el que desencadenó una batalla legal sobre la eutanasia en la que se implicaron los máximos tribunales del país, el Congreso, los políticos y hasta el Vaticano.

Schiavo sufrió un infarto el 25 de febrero de 1990, a los 26 años, que le impidió la llegada de oxígeno a su cerebro, dejándola en estado vegetativo. Desde entonces su esposo, Michael Schiavo, se dedicó a cuidarla y buscar su rehabilitación, pero tras una ardua batalla que lo enfrentó con sus suegros Bob y Mary Schindler, pidió la remoción del catéter alimentario alegando que Terri había dicho que no querría ser mantenida viva por medios artificiales si algo catastrófico le pasara.

En 2001 el esposo fue autorizado a quitarle la alimentación, pero diferentes idas y venidas judiciales se la reanudaron hasta marzo de 2005, cuando después de 15 años en estado vegetativo y 13 días sin tubos, murió. "Para ser una historia que consiguió tanta atención de la prensa y de la opinión pública, todavía hay una parte de la historia que no se ha contado, y ésa es la historia de Michael", indicó Brown. Se trata de "un tipo que pasó de ser gerente de un restaurante a enfermero de su esposa y que tuvo que soportar hasta ser llamado asesino por el presidente de los Estados Unidos", opinó uno de los productores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s