La Plaza de Mayo, sueño de presidentes

La Nación
 
La mira en 2007: cuánto puede inspirar un escenario repleto de gente

 
Quedó asociada al peronismo desde el 17 de octubre de 1945; sin embargo, es protagonista desde los albores de la patria
 
 
Una multitud eufórica viva al jefe político, que, con su mirada de estadista que trasciende la historia, recoge, desde los balcones de la Casa Rosada, la ovación de su pueblo, reunido para apoyarlo en la Plaza de Mayo.

Esa imagen apoteótica tal vez sea el sueño de todo presidente argentino. Y Néstor Kirchner no resulta una excepción: su intención de escenificar un acto multitudinario en la plaza pública más importante del país no hace más que sumarse a una larga tradición que comenzó con el primer gobierno patrio.

Según tres expertos consultados por LA NACION, buena parte de los acontecimientos históricos más importantes del país quedaron asociados a la Plaza de Mayo: las celebraciones patrias (25 de mayo de 1810), el peronismo (17 de octubre de 1945), las Madres de Plaza de Mayo (comenzaron sus rondas en 1977), la recuperación de las islas Malvinas (2 de abril de 1982), la vuelta de la democracia (10 de diciembre de 1983) o la rebelión carapintada en tiempos de Raúl Alfonsín (19 de abril de 1987).

Según explican historiadores y sociólogos, el 17 de octubre de 1945 -cuando una imponente movilización obrera logró instalar a Juan Perón en el balcón de la Casa Rosada- es la evocación común que los argentinos tienen de la Plaza de Mayo.

Desde París, la socióloga Silvia Sigal, que escribe un libro sobre la Plaza de Mayo, de próxima publicación, dijo que "si bien es cierto que una plaza llena tiene una connotación muy cercana a Perón, la Plaza de Mayo no es sólo peronista ni los balcones son peronistas".

Para Sigal, "la Plaza tiene distintos significados en diferentes momentos históricos que no se reemplazan, sino que se superponen, y eso hace que no se pueda hablar de un imaginario único ni estático".

En sentido similar, el historiador Fernando Rocchi, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), señaló que "Perón no inaugura la Plaza como espacio simbólico". Y enfatizó: "Perón llena la Plaza, pero también la llena Lonardi [Eduardo, que en septiembre de 1955 depone a Perón]".

El historiador y escritor Pacho O Donnell distinguió, sin embargo, "el asombroso uso de los balcones de la Casa Rosada que hicieron Perón y Evita, donde establecían verdaderos diálogos con la muchedumbre".

Rocchi recordó los diferentes sentidos de la Plaza desde el 25 de mayo de 1810. "Durante el siglo XIX fue la plaza de las celebraciones y los festejos patrios; en el siglo XX se convierte en plaza de reclamos y de propaganda, que es el sentido que conserva en la actualidad", describió.

Sigal puntualizó que "históricamente la Plaza se llenó por primera vez con la asunción de Hipólito Yrigoyen (1916), aunque él no habló desde el balcón porque no era un presidente de discursos". Sobre el mismo acontecimiento, Rocchi destacó "la marea humana que se precipitó sobre la carroza que llevaba a Yrigoyen, desenganchó los caballos y la propia gente empujó el coche desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo".

O Donnell recordó que "durante las dictaduras la Plaza queda reducida a escenario de desfiles militares. Los gobiernos militares evitaron siempre las concentraciones". En este sentido, el historiador enfatizó que "la Plaza de Galtieri [Leopoldo] del 82 no fue un apoyo al gobierno, sino a los muchachos que peleaban en las Malvinas".

"Por lo mismo -razonó-, fue tan significativa la celebración en la Plaza de la vuelta de la democracia; fue la recuperación del espacio y la posibilidad de estar juntos y sin miedo."

¿Qué significa para un presidente llenar la Plaza de Mayo? Para O Donnell, "el apoyo popular en la Argentina quedó asociado a la capacidad de llenar la Plaza". E hizo la salvedad: "Hay que ver cómo se llena: si es espontáneo o si es con micros gratis. Ahí la significación es muy distinta".

Por María Cecilia Tosi
De la Redacción de LA NACION

En foco

La plaza imponente, los presidentes en el balcón… Las imágenes traen recuerdos diversos: Galtieri, Alfonsín, Menem. El día en que se anunció que se recuperarían por la fuerza las islas Malvinas; las “felices Pascuas” y la Plaza del Sí, en 1991. Todas obtenidas por la lente y el talento de Víctor Hugo Bugge, que hace 25 años es el fotógrafo de la Presidencia de la Nación, un testigo privilegiado de la historia reciente en el centro del poder.

 
 
 

2 comentarios en “La Plaza de Mayo, sueño de presidentes

  1. Pingback: #Peronismo: #Perón #PJ #Menemismo #Kirchnerismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s