A 15 años de la “Plaza del Sí” de Menem, el presidente Kirchner repite el acto en pos de su reelección

nuevamayoria.com
El sondeo del CENM consigna que la imagen positiva del presidente Néstor Kirchner es del 44,5%, la regular del 20,6% y la negativa del 31,5%. Cuando a quienes tienen opinión regular se los intima a optar entre aprobar o desaprobar la gestión, dos tercios de ellos la aprueban, con lo cual la aprobación llega casi al 60%.

Al cumplir tres años de gestión, la imagen del presidente Néstor Kirchner es similar a la que tenían en el mismo momento sus antecesores Raúl Alfonsín y Carlos Menem.

El sondeo del Centro de Estudios Nueva Mayoría, consigna que su imagen positiva es del 44,5%, la regular del 20,6% y la negativa del 31,5%. Cuando a quienes tienen opinión regular, se los intima a optar entre aprobar o desaprobar la gestión, dos tercios de ellos la aprueban, con lo cual la aprobación llega casi al 60%.

Tiene la economía creciendo, como la tenía Alfonsín en diciembre de 1986, cuando alcanzaba el 47,5% de imagen positiva y el 17,5% de negativa, y Menem, en julio de 1992, cuando registraba 44,4% de imagen positiva y 21,9% de negativa.

En el cuarto año de gobierno de Alfonsín (1987), la economía entró en crisis impidiendo su reelección, mientras que en el cuarto de Menem (julio 1993-julio 1994) la economía continuó creciendo, logrando en este contexto el Pacto de Olivos y la reelección. La ventaja que tiene Kirchner, es que la oposición está aún más dividida que en los casos anteriores y, en este marco, si hoy se votara para Presidente sería electo en la primera vuelta, sin que ningún candidato opositor esté en condiciones de llegar a ella.

La "Plaza del Sí" que tendrá lugar el 25 de mayo, confirma que Kirchner es un peronista en materia de cultura política y que avanza decididamente hacia su reelección. Llenar la Plaza de Mayo es una constante en la cultura política argentina, desde que en la escuela se enseña que el pueblo reunido en esta misma Plaza, el 25 de Mayo de 1810, reclamaba saber de "qué se trata", cuando 400 de los 40.000 habitantes que tenía entonces Buenos Aires exigían la destitución del Virrey.

La primera plaza llena masivamente fue, paradójicamente, la que apoyó el golpe de 1930, y la segunda, la del 17 de octubre de 1945 que proyectó a Perón, quien sistematizó su uso.

Galtieri tuvo su plaza llena cuando ocupó las Malvinas en 1982, Alfonsín también las tuvo al cumplir los 1.000 días de democracia a fines de 1986 y Menem a comienzos de los noventa, que la llamó también "Plaza del Sí", exactamente igual que Kirchner quince años más tarde.

La preparación del acto muestra que el Presidente ha retornado de hecho al peronismo, dado que gobernadores del Partido Justicialista (PJ), intendentes del conurbano y los sindicatos, son los actores principales de la convocatoria. El reclamo de la Plaza llena a favor de la reelección -que Kirchner ni aprobará ni rechazará- es una típica actitud de la cultura política peronista, muy diferente al estilo de la Concertación chilena a la cual dicen imitar algunos estrategas del oficialismo.

Mientras tanto, en el campo opositor, el hecho más relevante es el surgimiento del ex ministro de Economía Roberto Lavagna como alternativa. Sus declaraciones reclamando una mayor institucionalidad y más transparencia, junto con más prudencia fiscal, lo muestran esbozando un proyecto opositor que, sin enfrentar el rumbo económico del gobierno -del que ha sido principal protagonista-, recepta los reclamos de los sectores opositores en el plano de los valores políticos y cívicos.

Esta actitud de Lavagna coincide también con otras posturas más firmes frente al gobierno, como las que han asumido en la última semana la diputada santafesina María del Carmen Alarcón al ser desplazada de la presidencia de la Comisión de Agricultura, el diputado Francisco de Narváez al replicar los ataques del propio Presidente y el sector empresario al reclamar contra la reforma de la legislación laboral, lo que el jefe de Gabinete Alberto Fernández calificó directamente de "terrorismo".

Kirchner responde tratando de aislar a Lavagna, reuniéndose con Alfonsín -uno de los promotores de su eventual candidatura dentro de la UCR- e impulsando las críticas contra el ex ministro que pronunciaron el mismo Jefe de Gabinete, el Ministro del Interior, la CGT y hasta el vicepresidente Daniel Scioli, ahora transformado en el eventual candidato del oficialismo para la Capital.

El aumento del desempleo, la presión para impedir que suba la inflación y cierta desaceleración del crecimiento, presentan para el gobierno un escenario para 2007 más difícil que el estimado hasta un mes atrás. El gobierno esperaba que la medición de desempleo diera por debajo del 10% y resultó ser 11,4%, mayor que la anterior, aunque menor que el mismo mes un año atrás.

Con crecimiento económico del 9% esto implica que hay un problema a resolver y que varios de los números que se han venido presentando, como el del aumento del empleo formal, son por lo menos relativos.

Frente a la inflación, el gobierno está decidido a adelantar el control de precios, que inicialmente pensaba reservar para los meses previos a la elección. Sea la elección en marzo u octubre, la ansiedad política con la cual se está manejando el gobierno lo llevará a precipitar más acciones en la dirección del control a medida que se manifiesta la estrategia hacia la reelección. Las señales de que el crecimiento podría desacelerarse, políticamente no afectan el 2006, pero sí pueden hacerlo el 2007, constituyendo así una razón para adelantar la elección a marzo pese a las desmentidas.

En la política exterior, el diálogo con Uruguay se aleja, la crisis del Mercosur se profundiza, la influencia del presidente venezolano Hugo Chávez aumenta y voceros del oficialismo critican al nuevo embajador de Estados Unidos. El presidente uruguayo Tabaré Vázquez ha dado por cerrado el diálogo con Argentina, y Kirchner, por su parte, ha decidido hacer de las papeleras y la defensa del medio ambiente un tema de su agenda electoral, precipitada por la búsqueda de la reelección.

La crisis del Mercosur se profundiza sin que Brasil y Argentina logren generar acciones para impedirlo, ni para contener a Chávez, cuya influencia sobre el gobierno argentino aumenta con hechos como la compra la semana pasada de 200 millones de bonos argentinos más.

Declaraciones del nuevo embajador de los Estados Unidos ante un interrogatorio del Congreso de su país, generaron duras réplicas de dos importantes voceros del oficialismo (los diputados Carlos Kunkel y José María Díaz Bancalari), quienes lo acusaron de ser un nuevo "Braden".

 

 

 

 

 

www.urgente24.com

 

En La Plata, ofrecen electrodomésticos a quienes marchen a Plaza de Mayo.

 

 

 

 

 

 

3 comentarios en “A 15 años de la “Plaza del Sí” de Menem, el presidente Kirchner repite el acto en pos de su reelección

  1. Pingback: #Peronismo: #Perón #PJ #Menemismo #Kirchnerismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s