Presionan a Uribe para que acceda a un “canje humanitario”

La Nación
 
Tras su reelección como presidente: el día después en Colombia

 
Francia lo exhortó a favorecer un acuerdo con las FARC para liberar a los rehenes
 
 

BOGOTA.- Al día siguiente de su abrumador triunfo en las urnas -ganó con más del 62% de los votos-, el presidente colombiano Alvaro Uribe agradeció su victoria en Medellín en una misa ante la tumba de su padre, asesinado por la guerrilla en 1983, y recibió duras críticas de los familiares de secuestrados por estas fuerzas irregulares, porque no aceptó hasta el momento el intercambio de rehenes por guerrilleros presos que impulsan las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Más de 4000 personas secuestradas en Colombia en la última década aún están en poder de sus captores. De ese total, unos 60 (políticos, policías y militares) son considerados por las FARC canjeables por guerrilleros presos, en lo que denominan "intercambio humanitario". La propuesta genera posiciones encontradas en la sociedad colombiana, donde algunos creen que la aceptación del intercambio favorecerá la realización de más secuestros por parte de la guerrilla, mientras que otros sostienen que no acceder a sus demandas condenará injustamente a los rehenes a permanecer cuatro años más en manos de sus secuestradores.

De hecho, las FARC habían anticipado que no negociarían con Uribe. "Si bien el triunfo estaba cantado, me dolió mucho que el presidente no hubiera mencionado el tema en su discurso", dijo ayer Yolanda Pulecio, madre de Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial del partido Verde Oxígeno y ciudadana francesa, que está en poder de las FARC desde febrero de 2002. "Espero que la legitimidad que le ha dado esta gran votación lo haga consciente de su responsabilidad con las personas que están en peligro de muerte en medio de la selva y de los operativos militares", añadió.

Por su parte, Francia exhortó a Uribe a "favorecer un diálogo nacional" y "un acuerdo humanitario" para que se produzca la liberación de los rehenes, mientras que el Comité de Apoyo a Betancourt que funciona en París acusó a Uribe de "considerar la cuestión de los rehenes como secundaria en su política", y de "rechazar cada vez más la solución de un acuerdo humanitario".

Reclamo

Angela Giraldo, hermana de un diputado también cautivo, pidió a Uribe "cumplir su anuncio de campaña" de que constituiría una zona desmilitarizada para discutir el canje. El viernes pasado, en una conferencia de prensa con medios extranjeros, entre ellos LA NACION, Uribe se refirió al tema. "Confiamos mucho en la facilitación [del acuerdo humanitario] que están realizando tres países europeos: España, Suiza y Francia." Esa tarea, añadió Uribe, "continúa con prudencia y sin protagonismo. En la última ocasión, estos tres países le hicieron una propuesta al gobierno de Colombia y a las FARC. Era definir una zona de encuentro con una extensión de entre 180 y 220 kilómetros cuadrados en la que no habría soldados ni guerrilla y sí habría observadores europeos. El gobierno aceptó y confiamos que esa mediación va a continuar y llevar a buen puerto".

Ayer al mediodía, en su ciudad natal, Medellín, y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Uribe concurrió con su esposa y sus dos hijos a una misa en una iglesia ubicada cerca de donde se encuentra enterrado su padre. Antes de entrar al templo fue ovacionado por miles de personas.

Uribe, un incondicional aliado de Washington, recibió una llamada de felicitación del presidente estadounidense George W. Bush. Según la vocero de la Casa Blanca Eryn Witcher, Bush destacó "la fuerte amistad entre ellos y sus dos países" y "reafirmó su fuerte apoyo a Colombia en su continua lucha contra el narcoterrorismo, en su paso hacia adelante al haber firmado un acuerdo de libre comercio y al ayudar a los amigos de la democracia en la región". Washington destinó 4000 millones de dólares en cinco años a Colombia para ayudar a combatir el narcotráfico y la guerrilla. Uribe también fue felicitado por el alto representante de la Unión Europea, Javier Solana.

Ayer Bogotá recuperó la calma tras los embotellamientos y el impresionante despliegue de fuerzas seguridad que caracterizó la votación. En un día feriado -se celebró Corpus Christi-, con muy pocos autos en la calle, la carrera Séptima, una de las principales calles de la ciudad, estuvo cortada al tránsito y cientos de ciclistas la recorrían entre el bullicio que provocaban grupos de artistas callejeros, mientras soldados con armas largas seguían con atención la escena, aunque eran muchos menos de los que se podían ver anteayer.

Por Leandro Uría
Enviado especial

Felicitación de Kirchner

  • El presidente argentino, Néstor Kirchner, envió ayer un mensaje de felicitación a su colega de Colombia, Alvaro Uribe, luego de su reelección. "En nombre del Gobierno y del pueblo argentino, reciba mis felicitaciones por el triunfo obtenido, así como también mis deseos de éxito en su segundo mandato, para el bien de la República de Colombia y de todo el pueblo colombiano", dijo Kirchner en la misiva. El canciller argentino, Jorge Taiana, visitará Bogotá el próximo viernes, donde tiene previsto reunirse con su colega colombiana, Carolina Barco, para "repasar la agenda bilateral", según informó la Cancillería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s