Nilda Garré: “Hay que extirpar los focos de infección”.

La Nación.
Lo dijo la ministra de Defensa, que ya empieza a preparar los primeros anuncios sobre las reformas en el área castrense.
La relación con las Fuerzas Armadas: tras las sanciones a oficiales del Ejército.
La ministra de Defensa, Nilda Garré, indicó ayer que su cartera está en proceso de “extirpar los focos de infección que se puedan apegar a fantasías antidemocráticas o a reivindicaciones de planes criminales condenados por la Justicia y la sociedad argentina”. De esa manera, sintetizó la tensión que se vive en estos días entre el Gobierno y los militares, después de que el 24 de mayo un grupo de capitanes y tenientes se sumó en uniforme al acto en memoria de los muertos por la subversión.

“En estos días he leído que no queremos cerrar heridas, y la verdad es que yo les digo, muy vehementemente, que es al revés, queremos cerrar heridas, pero sin focos de infección dentro, porque si no las cicatrizaciones son falsas y vuelven a dar problemas más adelante”, dijo Garré en el Edificio Libertador, frente a los jefes de las Fuerzas Armadas y durante un agasajo a la prensa.

Sumó incertidumbre entre los militares el pase a retiro del coronel Alberto Sigón, jefe del Regimiento de Caballería de Esquel, al señalárselo como el responsable de difundir en las escuelas locales un video institucional del Ejército cuyo contenido sobre la Campaña al Desierto fue rechazado por estudiantes de origen mapuche. Se estableció así otro foco de tirantez entre el Gobierno y los militares.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se sumó a la controversia al afirmar: “El presidente Néstor Kirchner ha dicho que no se debate, y menos en el Ejército, si corresponde o no impartir justicia a los que violaron los derechos humanos”.

Y agregó: “Pareciera ser que hay un caldo de cultivo donde este tipo de ideas prende. Pero que haya habido seis oficiales ya es lo suficientemente grave como para prestar atención. En los ejércitos no se dialoga, no se debate; se dan órdenes y se cumplen”.

Pese a que Fernández afirmó que fueron seis los oficiales que participaron en el acto del 24 de mayo, sólo fueron cinco: tres capitanes y dos tenientes de la Compañía de Comandos 601. El Gobierno también sancionó al jefe de éstos por no haber impedido su presencia en la plaza San Martín. Los seis serán pasados a retiro.

Esa sanción fue dada a conocer incluso antes de que se resolviese su situación en el Ejército. La semana última se les había impuesto sanciones de arresto, que llegan a los 40 días. De igual forma, se anunció el pase a retiro del coronel Sigón cuando éste todavía no había dado las explicaciones de su caso en el Edificio Libertador.

Otros cuatro oficiales fueron sancionados con arresto por haber fallado en su responsabilidad sobre la seguridad del acto del Día del Ejército, cuando Cecilia Pando, esposa de un mayor sancionado con el retiro obligatorio, y madres de estudiantes del Liceo Militar, intentaron interrumpir el discurso presidencial.

Descartado

Más allá de estos casos y de los oficiales retirados a los que se les inicio un sumario por haber organizado el acto del 24 de mayo, fuentes del Ministerio de Defensa informaron que no habría nuevas sanciones para militares, después de versiones que anunciaban penas también a oficiales que habrían dado la espalda al Presidente durante su discurso en señal de protesta.

Kirchner citó a su despacho a Garré en la tarde de ayer, sin que trascendiesen detalles de lo hablado en ese reunión. Fuentes de la Casa Rosada se limitaron a comentar que el Presidente quería interiorizarse de la situación interna en el Ejército. Luego de ese encuentro, Garré se reunió con el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Eduardo Schiaffino.

La ministra Garré también comentó su intención de reformar el sistema de defensa, tal como anticipó en forma exclusiva LA NACION, en un proyecto que empieza a despertar resquemor entre los militares.

“Estamos dispuestos a llevar adelante un plan de reforma militar profundo que se les debe a las Fuerzas Armadas también desde hace muchos años”, expresó la ministra.

Cuestionó Garré a quienes piden que se abra el diálogo para encontrar coincidencias sobre la reforma militar. “Debates ha habido y me parece que suficientes”, dijo refiriéndose al plan “Las Fuerzas Armadas en la Agenda Democrática”, que impulsó su antecesor en el ministerio, José Pampuro, entre militares y especialistas civiles del área de Defensa. “Debates hubo y faltó decisión política”, explicó Garré.

Fuentes militares muy bien informadas sobre el tema coinciden en que las propuestas consensuadas en la “agenda democrática” fueron dejadas de lado para impulsar otro plan de reforma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s