Irak: EE.UU. prepara la retirada en 2008

La Nación
 
El Pentágono pronostica que la mayoría de las tropas habrán dejado el país para fines de ese año; 28.000 volverán en 2007
 
 
 

WASHINGTON.- Luego de más de tres años de ocupación militar, el Pentágono ha elaborado un calendario para una drástica reducción de las tropas de Estados Unidos en Irak para fines del próximo año y también planea una retirada de la mayor parte de sus fuerzas para 2008, informó ayer la prensa norteamericana.

Según el plan propuesto por el comandante estadounidense a cargo de las tropas de la coalición en Irak, el general George Casey, presentado durante una reunión secreta en el Pentágono la semana pasada, el número de brigadas de combate estadounidenses en Irak bajará de 14 en la actualidad a cinco o seis para diciembre de 2007, si las condiciones de seguridad en Irak lo permiten, indicó ayer The New York Times, que tuvo acceso a los documentos clasificados. Unos 7000 soldados serán retirados en septiembre de este año.

El ejército estadounidense quiere reducir hasta finales de 2007 en 28.000 el número de soldados estacionados en Irak, que en estos momentos suman unos 130.000 militares. Esta reducción es mucho más significativa que lo previsto hasta ahora, y ocurre en momentos en que aumenta la presión de los demócratas para que la Casa Blanca ordene una retirada total.

Además, un general norteamericano afirmó al diario The New York Times que la mayor parte de las tropas norteamericanas se habrán ido de Irak en 2008. Se esperan grandes reducciones para antes de las elecciones presidenciales norteamericanas de ese año.

Sin embargo, los recortes de tropas para el año próximo no incluirán a la región occidental de Irak, la zona más violenta del país, le dijo a The New York Times el general John F. Sattler, que supervisa a los marines en Medio Oriente y Asia central.

Las primeras reducciones se realizarían en dos brigadas, conformadas por unos 7000 soldados, que saldrían de Irak en septiembre sin ser reemplazadas, con lo que quedarían 12 brigadas. Según el plan del general Casey, la cantidad de unidades de combate se reduciría a siete u ocho para junio de 2007 y a cinco o seis para diciembre de 2007. Cada brigada de combate tiene alrededor de 3500 soldados, de manera que si finalmente se reducen a 5 o 6 para diciembre de 2007, eso supondría el repliegue de unos 28.000 soldados.

The New York Times señaló que las brigadas "no conforman la mayor parte" de la presencia militar estadounidense en Irak, pero "aun así, la retirada proyectada para 2007 sería más significativa de lo que muchos expertos vaticinaban".

El repliegue de las tropas dependería del progreso en la capacitación de las fuerzas de seguridad iraquíes, de una reducción de la violencia y de un mejor control de los ataques insurgentes.

Acompañado por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, Casey discutió el viernes último su plan con el presidente George W. Bush, según la prensa. El plan de Casey hasta ahora fue un secreto bien guardado en el Pentágono, pero fuentes militares filtraron parte del cronograma de retirada a The New York Times tras recibir garantías de anonimato.

Además de las 130.000 tropas norteamericanas que hay desplegadas en Irak, la coalición cuenta con unos 7200 soldados británicos, y contingentes más pequeños de otros países, que en total suman unos 150.000 efectivos. Luego de semanas de negociaciones, los miembros de la coalición acordaron un plan para que las fuerzas extranjeras transfieran en control de la seguridad a los iraquíes en varias provincias, para fines de este año.

En tanto, Japón comenzó ayer el retiro de sus 550 soldados del sur del país, a través de un convoy de vehículos blindados. Sus tropas permanecían en la base de Samawa desde principios de 2004 con la prohibición expresa de intervenir en acciones bélicas. Con Japón, ya suman 17 los países que han abandonado la coalición.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, presentó ayer ante el Parlamento un plan de reconciliación destinado a detener la violencia en el país, que ayer dejó 24 muertos y 60 heridos, con el que dijo tender a los rebeldes "una rama de olivo para construir" la nación. La propuesta prevé una amnistía para los detenidos que no hayan cometido crímenes, actos terroristas o crímenes de guerra". La Casa Blanca recibió ayer con agrado el plan. Sin embargo, líderes demócratas y republicanos lo condenaron, por considerar que los insurgentes que han matado a tropas estadounidenses no merecen una amnistía.

Agencias EFE, DPA, AFP y Reuters

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s