Hallan una serpiente camaleón

La Nación
 
En Indonesia
 
Tiene la habilidad de cambiar espontáneamente de color; fue encontrada en la selva tropical del Corazón de Borneo
 
 

El Fondo Mundial para la Naturaleza ( WWF ) informó del descubrimiento de un nuevo tipo de serpiente con la habilidad de cambiar espontáneamente de color en la selva tropical indonesia del Corazón de Borneo, lo que para la comunidad científica constituye un fenómeno todavía inexplicable.

´El hallazgo de la serpiente ´camaleón´ en lo más profundo del Corazón de Borneo revela uno de los secretos mejor guardados de la naturaleza. Su facultad para cambiar de color la había mantenido oculta de la ciencia hasta el momento´, afirmó el coordinador internacional del programa del WWF en esa región, Stuart Chapman.

La capacidad de mutar la coloración de la piel es conocida en algunos reptiles como el camaleón, pero raramente se había observado en serpientes como la ahora descubierta, que ha sido bautizada como ´serpiente del barro de Kapuas´, por el río del mismo nombre en el que el científico alemán Mark Auliya encontró al espécimen.

Auliya observó el cambio de pigmentación en uno de los dos ejemplares de serpientes venenosas que había recogido en la zona pantanosa de los bosques adyacentes al río Kapuas, en el parque nacional Kerihun Betung de la provincia indonesia de Kalimantán, donde la organización apoya un trabajo de conservación ecologista.

´Puse la serpiente de color marrón rojizo en un cubo oscuro y cuando la recogí minutos más tarde era casi enteramente blanca´, señala el experto en el comunicado de prensa difundido en Ginebra por el WWF.

El género ´Enhydris´, al que pertenece ese reptil, agrupa a 22 tipos de especies, de los cuales sólo dos son más comunes y el resto tiene una gama descrita por la asociación como ´muy limitada´.

El descubrimiento de ese nuevo tipo de serpiente, que los científicos consideran que puede ser propia exclusivamente de las orillas del río Kapuas, eleva a 361 el número de especies animales y vegetales encontradas durante los últimos diez años en un territorio que apenas dobla en tamaño a la superficie de Alemania.

No obstante, los expertos advierten de que la extensión forestal de la isla de Borneo ha disminuido un 75 por ciento desde mediados de los años 80, por lo que el hábitat de esa serpiente, en donde se descubren una media de tres especies al mes, se encuentra ´amenazado´.

Los tres gobiernos de esa isla (Malasia, Indonesia y Brunei) lanzaron el pasado marzo la iniciativa ´Corazón de Borneo´ con el objetivo de preservar el paraje, uno de los centros de diversidad biológica más importantes del mundo y donde el WWF espera que proyectos como el iniciado contribuyan a revertir la anunciada tendencia de destrucción medioambiental.

 

 

 

 

 

 

 

Reptiles prehistóricos en Mendoza

 

Encontraron además restos de un Ictiosaurio juvenil y el caparazón de una tortuga marina que tendrían unos 145 millones de años

 
 
 
 SAN RAFAEL (Télam).- Restos fósiles de un Ictiosaurio juvenil, el caparazón de una tortuga marina, y al menos de una decena de reptiles prehistóricos de unos 145 millones de años, fueron hallados recientemente en el departamento mendocino de Malargüe, ubicado al sur de Mendoza.

Según explicó el paleontólogo malarguino Angel Praderio, se trata de restos marinos que "se encuentran en perfecto estado de conservación, dado que estaban alojados en medio de un gran roca de caliza".

El nuevo sitio paleontológico apareció el pasado fin de semana en la localidad de El Manzano, ubicada a unos 86 kilómetros de Malargüe, casi al límite con la provincia de Neuquén en una zona caracterizada por tener grandes yacimientos arqueológicos y paleontológicos.

"Encontramos el lugar gracias al comentario de un criadero de la zona, que dijo haber visto fósiles en el predio de su campo que le habían llamado mucho la atención", señaló el investigador.

Según explicó, en una primer visita de un par de horas y en una caminata de tan solo un kilómetro cuadrado de extensión, "encontré a simple vista una tortuga marina, un Ictiosario juvenil, y restos de otros diez reptiles marinos del período Jurásico Superior, o sea de una antigüedad de 145 millones de años".

"Estos organismos ya extintos se asemejaban mucho a lo que hoy son los delfines y pudieron haber tenido unos 80 centímetros de longitud", comentó el profesional.

Asimismo, señaló que el ictiosaurio "tenía largos y puntiagudos hocicos, cuerpos aerodinámicos, dientes cónicos, grandes ojos, se impulsaban por el agua por medio de su cola vertical, y tenían aletas que consistían en huesos de los dedos fusionados".

El otro ejemplar descubierto corresponde a una tortuga que, por la geometría de sus placas y el diseño de su caparazón, "corresponde a un organismo bastante primitivo", añadió.

Si bien hasta ahora, solo se pudo recoger el caparazón, el cráneo del ictiosaurio, y algunas piezas vertebradas y partes del miembros anterior (cintura escapular) de otro bicho marino, el científico planea extraer la totalidad de los fósiles "cuando lo permita el clima".

Desde Malargue, Praderio explicó que hace unos 205 millones de años aproximadamente, en el Periodo Jurásico, "la cordillera de Los Andes aún no se había levantado, permitiendo de esta forma que el primitivo Océano Pacífico invadiese las tierras bajas hacia el este inundando todo a su paso".

"Estos pulsos de ingresión marina están perfectamente documentados y estudiados a lo largo de toda la Cordillera Principal. De esta forma, lo que hoy son las provincias de Neuquén y Mendoza, eran inundadas por esa extensa lengua marina formando un gigantesco golfo llamado actualmente el Engolfamiento Neuquino o la Cuenca Neuquina, hoy una gran cuenca petrolera", explicó.

En este ambiente se desarrollaba uno de los más variados ecosistemas, conviviendo un gran número de invertebrados marinos (amonites, bivalvos, braquiópodos, equinodermos, y otros), tiburones, peces y una gran variedad de reptiles marinos como por ejemplo los ictiosaurios, los plesiosaurios, o las tortugas.

Los ictiosaurios desaparecieron hace 93 millones de años, varios millones de años antes que otros exitosos reptiles marinos como por ejemplo los plesiosaurios

Todos los restos fósiles serán preparados en el Laboratorio Departamental de Paleontología de Vertebrados, a cargo del licenciado Angel Praderio, responsable del área de Paleontología del Museo Regional Malargüe.

 
 
 
 
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s