Terror en los trenes de la India: 174 muertos

La Nación
 
 
Sangriento atentado en Bombay: conmoción mundial
 
Siete bombas estallaron en un lapso de 30 minutos en plena hora pico; sospechan de un grupo integrista vinculado con Al-Qaeda
 
 
 

NUEVA DELHI.- En los peores atentados en más de una década en Bombay -el superpoblado corazón financiero y comercial de la India-, unas 174 personas murieron ayer y alrededor de 500 resultaron heridas como resultado del estallido de siete bombas en estaciones y trenes, en plena hora pico, cuando millones de personas regresaban a sus hogares.

Los ataques, que hasta el momento no fueron reivindicados por ninguna organización, golpearon la que es considerada la red ferroviaria más utilizada del mundo, que transporta unos seis millones de pasajeros por día, y generaron caos y pánico en la metrópoli, de 18 millones de habitantes.

Las miradas se centraron de inmediato en grupos integristas islámicos que buscan el fin del dominio indio en la explosiva región de Cachemira, disputada desde hace décadas por Paquistán y la India. Especialmente se sospecha de la agrupación terrorista islámica paquistaní Lashkar-e-Toiba -o Ejército de los Puros- (Let), que sería responsable también de un ataque con granadas realizado horas antes en Cachemira, con un saldo de ocho turistas indios muertos.

Fuentes norteamericanas dijeron ayer que el modus operandi de los ataques coincide con el de Lashkar-e-Toiba y otra organización, Jaish-e-Mohammed. El gobierno considera que ambas organizaciones terroristas tienen vínculos con Al-Qaeda.

En Bombay, los estallidos se registraron tanto en el interior de los trenes -exclusivamente en coches de primera clase- como en los andenes, en las estaciones de Matunga, Mahim, Bandra, Khar, Jogeshwari, Borivali y Mira, en un lapso de menos de media hora, según informó el jefe de la policía. El funcionario destacó que las explosiones fueron "coordinadas" y "sincronizadas" para provocar el máximo número posible de víctimas y que, incluso, se logró desactivar una octava bomba también colocada en la red ferroviaria. Además, se espera que la cifra de víctimas mortales siga subiendo, ya que muchos de los heridos están muy graves.

Las imágenes de confusión, destrozos, cadáveres y personas ensangrentadas trajeron a la memoria de muchos residentes de Bombay el recuerdo de las 13 explosiones en cadena de marzo de 1993 en el centro de la ciudad, que causaron la muerte de más de 270 personas. Pero también recordaron al mundo las escenas de los ataques contra los sistemas de transporte en Madrid, en 2004, y en Londres, hace un año (ver aparte).

"Era una escena dantesca; los estómagos estaban abiertos y había extremidades cortadas por todos lados. Los vagones estaban salpicados de sangre", relató Dhiraj Kelkar, un pasajero que colaboró en las operaciones de rescate. "El tren estaba abarrotado, cuando de pronto hubo una fuerte explosión y el compartimiento se llenó de fuego y humo. Era desconcertante. Apenas logré salir del tren en marcha", dijo, por su parte, Anjali Sinha, uno de los sobrevivientes.

Unánime repudio

Los ataques causaron conmoción en todo el mundo y recibieron unánime condena de la comunidad internacional. En Estados Unidos, en donde se declaró un alerta de seguridad preventivo para la red ferroviaria, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, repudió "el terrible acto de terrorismo" y ratificó que su país "está al lado de la India en la guerra contra el terror".

Las condenas se sucedieron, entre otras, desde los gobiernos de Alemania, Rusia, Francia, Suiza, Italia, España, Sudáfrica y la Argentina (ver aparte). Incluso Paquistán, acérrimo enemigo de la India, lamentó que el "despreciable acto de terrorismo" haya provocado "la pérdida de un gran número de vidas". Por su parte, la cancillería paquistaní negó la posibilidad de que algún grupo extremista islámico de su país estuviera involucrado.

En Nueva Delhi, que al igual que el resto de las grandes ciudades de la India fue puesta en estado de alerta máxima, el primer ministro, Manmohan Singh, se reunió de emergencia con el ministro del Interior, Shivraj Patil, para estudiar la situación. Tras el encuentro, Patil dijo que Singh condenó los "cobardes y vergonzosos" actos terroristas y afirmó que el gobierno está dispuesto a "derrotar las malas intenciones de los terroristas".

Las agencias de seguridad indias iniciaron las investigaciones para identificar al grupo terrorista responsable de los atentados y verificar si éstos estuvieron relacionados con los ataques con granadas ocurridos más temprano en la región de Cachemira.

Agencias AP, DPA y ANSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s