Docenas de secuestrados en rapto masivo en ministerio iraquí

 

Por Aseel Kami

BAGDAD (Reuters) – Hombres armados con uniformes de la policía iraquí rodearon el martes a docenas de personas en un edificio del gobierno en el centro de Bagdad, en lo que podría ser el mayor secuestro masivo visto en una ciudad que paulatinamente se ha acostumbrado este tipo de violencia.

Un testigo, que trabaja en el edificio pero que estaba fuera cuando los hombres armados llegaron, dijo que regresó y vio a la policía en una actitud pasiva mientras los secuestradores controlaban las identificaciones en un estacionamiento para dividir a sunitas de chiítas y luego llevarse a los primeros.

Autoridades de alto rango, que a menudo buscan quitarle importancia a la tensión sectaria, insistieron en que se llevaron a hombres de ambos grupos musulmanes.

"Es un acto terrorista. Secuestraron a más de 100 empleados y visitantes," señaló el ministro de Educación Superior, Abd Dhiab, miembro del principal bloque político de los árabes sunitas.

Dhiab dijo que los hombres armados se dirigieron hacia el este -un área chiíta de Bagdad- seguidos por unidades de la policía que luego informaron haber perdido el rastro de los secuestradores.

Con relación a otros actos violentos durante la noche, autoridades iraquíes dijeron que redadas estadounidenses en un distrito chiíta de Bagdad y en el bastión insurgente sunita de Ramadi dejaron seis y 30 muertos, respectivamente, durante la noche. El Ejército estadounidense no efectuó comentarios.

El martes, tras el secuestro masivo, un coche bomba explotó cerca de un concurrido mercado en el centro de Bagdad, causando la muerte de 10 personas y heridas a otras 25, dijo la policía.

La explosión ocurrió en la popular calle Rasheed, una zona comercial de la capital iraquí.

La implacable violencia suma presión al primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, para que tome medidas contra las milicias, algunas de las cuales están vinculadas a sus aliados políticos chiítas.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, también ha comentado que está abierto a "nuevas perspectivas" para contener la violencia en Irak luego de que sus republicanos sufrieron una derrota la semana pasada en las elecciones legislativas, en parte debido al descontento por la guerra.

Se ha culpado de numerosos secuestros masivos a milicias sectarias que operan dentro de las fuerzas de seguridad o con la ayuda de la policía en la provisión de equipamiento.

La minoría sunita, que fue dominante durante el gobierno de Saddam Hussein, y autoridades estadounidenses, concentran sus sospechas en milicias de los partidos musulmanes chiítas que controlan el Ministerio de Interior.

Washington, bajo creciente presión política doméstica para comenzar a retirar sus 150.000 soldados en Irak, ha puesto gran énfasis en el reclutamiento y entrenamiento de fuerzas de seguridad iraquíes, pero su competencia y lealtad sectaria siguen estando en duda.

El ministro Dhiab dijo que el secuestro masivo involucró tanto a sunitas como a chiítas y que se vieron afectados desde directores hasta guardias y personal de servicio. Agregó que fue una operación bien planeada que no tomó más de 15 minutos.

Los hombres armados separaron a las mujeres de los hombres y las encerraron en un cuarto luego de confiscarles sus teléfonos celulares. Los secuestradores llegaron al Directorio de Investigación del Ministerio, en el distrito comercial y de mezcla religiosa de Karrada, en vehículos del gobierno.

"Todas las fuerzas del Ministerio de Interior están en alerta, buscando a este grupo. No sabemos si son terroristas, milicias o incluso fuerzas del gobierno," especificó el portavoz del Ministerio de Interior brigadier Abdul Kareem Khalaf.

El testigo, que es conocido de un empleado de Reuters pero que no quiso ser identificado por miedo a represalias, dijo que cuando regresó al edificio del banco vio alrededor de 40 camionetas del tipo que usan los comandos de la policía.

"Estaban controlando las identificaciones en el estacionamiento. Se llevaron sólo a los empleados sunitas. Incluso se llevaron al hombre que estaba simplemente sirviendo té," detalló el testigo.

(Reporte adicional de Ahmed Rasheed, Ibon Villelabeitia y

Alastair Macdonald)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s