LA LEGISLATURA APROBO LA INTERVENCION DE LA OBRA SOCIAL MUNICIPAL

Página 12
 

La primera ley cívico-macrista

El proyecto fue elaborado en conjunto por el PRO y la Coalición Cívica e incluye la creación de una comisión para reconvertir la obra social. Los kirchneristas e ibarristas no estuvieron en el recinto. La izquierda y el socialismo hicieron escuchar sus críticas.

 
 
Por Werner Pertot

Con los votos de la Coalición Cívica, el macrismo logró aprobar en la Legislatura la intervención a la Obsba. En una sesión en la que sufrió críticas de tres bloques de izquierda, votaron una ley consensuada con los lilitos en la que facultan al Ejecutivo para intervenir la obra social –con lo que interpretan que saltean el fallo judicial adverso (ver página 8)– y crean una comisión que trabajará en un proyecto de reconversión. El kirchnerismo y el ibarrismo no asistieron a la sesión, para no convalidar un acto “que pone en crisis la institucionalidad”. Minutos después de aprobada la ley, el jefe Mauricio Macri dio un breve discurso en el que felicitó a propios y lilito y consideró que “la jueza y el fallo que llevó adelante no tiene que ver con los valores que defendemos”. “La intervención continúa”, informó.

https://i0.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080111/notas/NA07FO01.jpg

Por la mañana, cuando se conoció el fallo de la jueza Elena Aramburu de Liberatori, que dejaba en suspenso el decreto de intervención, la cúpula del gobierno porteño se reunió a evaluar cuáles eran los pasos a seguir. En lugar de ratificar el decreto, resolvieron impulsar la intervención a través de una ley. Sin embargo, Sutecba ya advirtió que hará una nueva presentación judicial en cuanto el jefe de Gobierno vuelva a disponer la intervención. Por su parte, el titular del bloque PRO, Oscar Moscariello, interpretó que “es imposible que se presente un amparo sobre la ley. Sólo se puede hacer el control de constitucionalidad, que corresponde al Supremo Tribunal porteño”. “El fallo no tiene que ver con la ley: es respecto al decreto”, completó el vicepresidente primero Diego Santilli, quien dedicó buena parte de su día a consensuar con Enrique Olivera el proyecto en común.

El texto final de la ley cívico-macrista agregó un artículo a la cabeza del proyecto de los lilitos: el que faculta al Poder Ejecutivo para intervenir a la Obsba por 180 días, con la posibilidad de que se prorrogue por otros 180. También incluyó –a pedido de la CC– la obligación del interventor de convocar a la Auditoría General de la Ciudad para que haga controles sobre su tarea y envíe informes cada 90 días a la Legislatura.

La ley también creó una comisión que deberá elaborar un proyecto de reconversión de la obra social en 120 días. La integrarán cinco representantes por el Ejecutivo, el Legislativo y los sindicatos, aunque no estaba claro si se incluiría a ATE. El informe que produzca la comisión no será vinculante. La creación de este grupo de trabajo era la condición que había puesto la CC para dar quórum en la sesión.

Así, la tarde de verano encontró en el recinto a los 28 legisladores macristas y los seis de la CC. En el bloque macrista había por igual rostros pálidos y profusamente bronceados, ya que sus legisladores debieron volverse para votar desde las playas más remotas. Como puntapié inicial, Moscariello recordó que el kirchnerismo había reclamado en varias oportunidades la desregulación, “incluido Alberto Fernández”.

A la sesión se sumaron únicamente los legisladores Liliana Parada y Martín Hourest (Igualdad Social), Patricia Walsh ( MST – Nueva Izquierda) y Julián D’Angelo (Partido Socialista). Por casualidad, las bancas de los tres bloques están distribuidas en los extremos izquierdo, derecho y en el centro del recinto, por lo que la carrada de críticas que lanzaron se pareció un poco a un partido de ping-pong. Entre los tres se robaron el protagonismo de la sesión, con la CC y los macristas a la defensiva.

Hourest, quien también ostentaba su bronceado, fue varias veces insultado por una barra de Sutecba cuando se acordó del papel de Amadeo Genta en los noventa (ver aparte). El legislador de la CTA consideró que “la desregulación es un negocio fenomenal: van a engordar la medicina privada y, por otro lado, vetaron el laboratorio estatal”. Recordó que el interventor que designó Macri depende de Hacienda y no de Salud. “La libre opción es un principio mentiroso y heredero de los noventa”, dijo.

D’Angelo sostuvo que Macri “critica los DNU de Kirchner, pero hace un mes que gobierna de emergencia”. El legislador, que responde al titular del PS, Roy Cortina, denunció que el gobierno porteño “intenta vaciar la obra social como prenda de negociación por los despidos”. Y comparó la medida macrista con “los noventa, donde hubo despidos masivos que nos llevaron a los altos índices de desocupación”. También aprovechó para correr por izquierda a la CC: “Lo único que hacen es darles un cheque en blanco a Macri y convalidar sus políticas antipopulares”.

Walsh fue más lejos: los acusó de “maquillar un hecho político intragable” como la intervención macrista. “Son la política neoliberal. Son los noventa. Lo que les preocupa no es la salud de los trabajadores, sino los negocios que puedan hacer con la obra social. ¡Y esos negocios tienen de cómplice a la CC! ¡Qué vergüenza!” Walsh también se quejó porque recién recibieron el proyecto de ley a las cinco de la tarde. “Legislar de ese modo será PRO, pero no es razonable”, ironizó la legisladora, quien aprovechó para burlarse de Macri: “Empieza despidiendo miles de trabajadores, en nombre de los vecinos, ¡del buen vecino y la buena vecindad! ¿Cómo se usa la palabra vecino, ahora? ¿No?”, acotó.

Algunos de los legisladores de la CC se veían más incómodos que otros. Olivera no respondió a las críticas, sino que argumentó a favor de su proyecto de crear una comisión interdisciplinaria. Quien tuvo a cargo las respuestas fue Diana Maffía, que tuvo varios idas y vueltas con Walsh. “Ya dijimos que los despidos nos parecen injustos y arbitrarios. Lo que hacemos es salvaguardar los derechos del trabajador al incluir a los sindicatos en la comisión”, argumentó. Por su parte, Sergio Abrevaya le puso pimienta a la respuesta: “Le recomiendo al socialismo que no le vote todo a favor al macrismo porque, claro, después se siente mal”. Finalmente, el proyecto se aprobó por 34 votos a 4. Y el Jefe tuvo su ley.

 

http://www.parlamentario.com/noticia-12777.html

Walsh también habla de "pacto"

La diputada de izquierda disparó contra la CC y el PRO.

En consonancia con otras críticas del mismo tenor, Patricia Walsh cuestionó la intervención a la obra social municipal denunciando un pacto "asombroso y vergonzoso" entre la Coalición Cívica y el bloque macrista.

A través de un comunicado, la diputada de MST – Nueva Izquierda sostuvo que existió un "pacto asombroso y vergonzoso entre la Coalición Cívica y el bloque legislativo de Mauricio Macri, cuyo gobierno empezó el año despidiendo injustamente a miles de trabajadores contratados".

 
 
 
 
 
 

El apagón, los gritos, el petardo y los buenos muchachos del Sutecba

 

Mientras sesionaba la Legislatura, los gremialistas municipales hicieron oír denuncias e insultos. Criticaron al macrismo y la CC y se desligaron del corte de luz con un pícaro “debió ser por el cambio de lamparitas de bajo consumo”.

https://i2.wp.com/static.pagina12.com.ar/fotos/20080111/notas/NA06FO01.jpg

Cuanto menos, la intervención fue pintoresca. Primero, un apagón en plena sesión, del que aseguraron no ser responsables. Después, un encontronazo dentro del recinto con el legislador de la CTA, Martín Hourest, una entrada al unísono por las diferentes puertas de la legislatura para denunciar a viva voz una supuesta amenaza “a un compañero” y un petardo que regó el recinto de un penetrante olor a pólvora. Eran militantes de Sutecba que no se quedaron de brazos cruzados y salieron, a su manera, a decir presente.

Julián D’Angelo, legislador del socialismo, venía hablando de los 2400 trabajadores municipales despedidos. En su rincón, al macrista Martín Borrelli se lo notaba algo incómodo. Hasta que en ese momento se paró, se acercó al vicepresidente primero Diego Santilli, le susurró algo al oído, volvió a su asiento e interrumpió: “El diputado nos está llevando por una discusión que no es motivo de esta sesión”, dijo. Y súbitamente se cortó la luz. El desconcierto reinó por unos minutos, mientras Borrelli a los gritos denunciaba el hecho ante las cámaras de TV. La sesión no se interrumpió y D’Angelo continuó su discurso.

Pasaron unos minutos, la luz volvió y la situación se normalizó. Los discursos siguieron su rumbo y comenzó un ping-pong entre Patricia Walsh, D’Angelo y Hourest, los tres confrontando con el proyecto de ley. A su turno, Hourest disparó contra los tradicionales dirigentes cegetistas. La reacción fue inmediata:

–La concha de tu madre –le sugirió, desde el recinto mismo, Jorge Fernández, miembro del consejo directivo de Sutecba (“Sé que él votó en contra, pero hice quilombo para despistar”, se le escuchó confesar luego en el baño).

–La tuya –replicó un Hourest desconcertado.

Los insultos se multiplicaron, llegaban desde todas las bandejas: “¿Qué hacías vos en los ’80? Forro, cuidate”, advertían los robustos y las robustas militantes.

Las cosas se calmaron y los oradores siguieron rotando. Walsh hacía uso de la palabra y los gremialistas volvieron a aparecer, siempre de a varios, como si fueran una hinchada entrando a una popular de visitante. Ingresaron por una de las puertas laterales y denunciaron que “uno de los compañeros recibió una amenaza”. “Así no, Macri. Así no”, le aconsejaban al jefe de Gobierno porteño. Iniciaron la retirada y un petardo estalló en el cielo de la Legislatura.

“Un tipo de civil me agarró del brazo y me dijo: `Pibe, ahora somos gobierno así que cuidate’”, narró luego Fernández. “Eso era de los tiempos de los Falcon verdes”, recordó el gremialista, siempre acompañado por una veintena de compañeros, entre los que se destacaba un hombre realmente parecido a un Mario Barakus, pero con el pelo largo. En la conversación, aseguró que su objetivo no era reclamar por la intervención, sino por los 2400 despedidos. A la Coalición Cívica le recordó que “de ese mamarracho ideológico no se vuelve” y, respecto del misterioso corte de luz, con picardía explicó que “debió haber sido justo por el cambio de lamparitas de bajo consumo”. En Edesur, sin embargo, ayer no pensaban lo mismo. Para la empresa, las razones del apagón se podrían encontrar en un problema de la instalación eléctrica de la misma Legislatura. A Fernández también se lo interrogó acerca las medidas de aquí en más. Con gesto de ocasión, contestó que las decisiones las tomarán el secretario general y la comisión directiva. Veloz, uno de los tantos que los rodeaban agregó: “Y las bases”. Y todos repitieron a coro: “Y las bases, claro”.

Informe: Diego González.

 

Maffía, satisfecha
ADN Ciudad – Ciudad Autónoma de Buenos Aires,Ciudad Autónoma de Buenos Aires,Argentina
Si bien casi le cuesta caro en el recinto, destacó el aporte de Martín Hourest y Patricia Walsh. La diputada porteña de la Coalición Cívica, Diana Maffía,
Ver todos los artículos sobre este tema

 

La Legislatura porteña aprobó la intervención de la obra social
La Gaceta Tucumán – Tucumán,Argentina
Por el acuerdo, el Pro y la CC encontraron las críticas más ásperas de boca de los legisladores Martín Hourest, de Igualdad Social, y Patricia Walsh,
Ver todos los artículos sobre este tema

 

Una sesión con insultos y petardos que puso en evidencia nuevas
Clarín.com – Buenos Aires,Buenos Aires,Argentina
Empezada la sesión, se sumaron los legisladores Julián D’Angelo, Patricia Walsh, Liliana Parada y Martín Hourest, quienes votaron contra la intervención.
Ver todos los artículos sobre este tema

 

Un jueves largo: Legislatura porteña aprobó intervención a ObSBA
Impulso Baires – La Plata,Buenos Aires,Argentina
de la Coalición Cívica y 27 del macrismo, en tanto los sufragios en contra fueron de Martín Hourest; Liliana Parada; Patricia Walsh y Julián D`Angelo.
Ver todos los artículos sobre este tema

 

El PRO y la Coalición abrieron una ventana
ADN Ciudad – Ciudad Autónoma de Buenos Aires,Ciudad Autónoma de Buenos Aires,Argentina
Sólo votaron en contra los diputados D’Angelo, Hourest, Liliana Parada y Patricia Walsh. Los votos positivos llegaron de la mano de los diputados del PRO y
Ver todos los artículos sobre este tema

 

Fue aprobado en general el proyecto de ley por ObSBA
InfoBAE.com – Buenos Aires,Buenos Aires,Argentina
de la Coalición Cívica y 27 del macrismo, en tanto los sufragios en contra fueron de Martín Hourest; Liliana Parada; Patricia Walsh y Julián D`Angelo.
Ver todos los artículos sobre este tema

 

Es ley la intervención a la obra social de los municipales en
ADN Mundo – Capital Federal,Argentina
legisladores de la Coalición Cívica y 27 del macrismo, mientras que votaron en contra Martín Hourest; Liliana Parada; Patricia Walsh y Julián D`Angelo.
Ver todos los artículos sobre este tema

 

Macri intervino con otro decreto la obra social y el gremio vuelve
Clarín.com – Buenos Aires,Buenos Aires,Argentina
Los legisladores Julián D’Angelo, Patricia Walsh, Martín Hourest y Liliana Parada, votaron en contra. El bloque de 12 diputados kirchnerista se negó a
Ver todos los artículos sobre este tema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s