Día de la Mujer. Vilma Ripoll con los vecinos y vecinas en Parque Centenario

 
 
  La candidata a diputada por el MST- Nueva Izquierda, Vilma Ripoll, recorrerá hoy el Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires para charlar con los vecinos y vecinas en el Día de la Mujer.  La recorrida se dará desde las 16.30 hs.
 

Enviado por Jonathan Diego Castronuovo

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer en conmemoración a una serie de luchas de obreras textiles estadounidenses que ocurrieron a fines de siglo XIX, y principios del XX.

El suceso mas dramático y representativo fue la muerte de 146 obreras de Nueva York, que en el año 1857 agotadas por las jornadas de más de 12 horas a cambio de salarios miserables y pésimas condiciones de trabajo se sublevaron y decidieron ocupar la fábrica textil en donde trabajaban. Las huelguistas fueron encerradas por el patrón quien incendio el edificio provocando así una masacre.
El Día Internacional de la Mujer fue propuesto en 1910 por la revolucionaria alemana Clara Zetkin, quien fue integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, Dinamarca.
Clara Zetkin se interesó siempre por la política sobre la mujer, la lucha por la igualdad de derechos y el derecho al voto, impulsando el movimiento femenino en la socialdemocracia alemana. Entre 1891 y 1917 editó el periódico “Igualdad” y conformó el grupo revolucionario alemán "Espartaco", junto a Rosa Luxemburgo.
La conmemoración de este día, tiene un carácter revolucionario, ya que Federico Engels, en su libro "El origen de la familia, propiedad privada, estado", sostiene que "el primer antagonismo de clases de la historia incide en el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en el matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por otra es la del sexo femenino por el masculino”.
Gracias a la lucha de tantas mujeres, las relaciones entre los géneros han cambiado progresivamente en los últimos años, pero son muchas las mujeres que aun no gozan plenamente de sus derechos:
• A vivir sin violencia, entendiendo como violencia todo acto que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico o económico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada.
La diferencia entre este tipo de violencia y otras formas de agresión y coerción estriba en que en este caso el factor de riesgo o vulnerabilidad es el solo hecho de ser mujer. La violencia dentro de la pareja es la forma más común de violencia experimentada por las mujeres en todo el mundo y es la primera causa de muerte y de minusvalía para mujeres de 16 a 44 años de edad, por encima del cáncer, la guerra y los accidentes de tránsito. La tolerancia social, el silencio, la impunidad, y la ausencia de políticas públicas preventivas y de contención acompañan a este tipo de violencia.
• A las mismas condiciones laborales: si bien las mujeres con empleo demuestran un mayor nivel educativo que los hombres (el 20 por ciento de ellas tiene nivel de instrucción superior comparado con el 11 de los hombres y es relativamente mayor la presencia de mujeres en el nivel de secundario completo hasta universitario completo), en promedio, las mujeres reciben el 71% del salario del varón. Además, a esto se agrega que para la mayoría de las mujeres la actividad laboral se prolonga en el ámbito doméstico, traduciéndose en el cumplimiento de la denominada "doble jornada de trabajo”.
• A las mismas posibilidades de participación política: en muchos países las mujeres representan más del 45% de los afiliados a partidos políticos y apenas ocupan un 18% de los cargos directivos. Lo peor es comprobar que en muchos países todavía se ponen trabas a las mujeres que desean acceder al poder político. A veces, incluso, pagan con su propia vida, como ocurrió en Kenia en las elecciones de 2007, cuando una candidata fue asesinada a tiros y otra torturada por cinco hombres. Y tampoco en el sector privado la situación mejora: por cada nueve hombres en puestos directivos de las empresas hay una mujer. Ellas sólo tienen en su poder entre el 3 y 12% de los altos cargos que toman las decisiones importantes en las compañías.
• Al mismo acceso a la educación: el Estado y las instituciones educativas no garantizan el derecho de las madres a continuar con sus estudios, muchas veces negando las vacantes a las madres adolescentes, otras con la ausencia de guarderías para sus hijos.
• Al poder de decisión sobre el cuidado de su cuerpo y al goce sexual: la política general de salud sexual y reproductiva del país se ha debilitado durante este Gobierno. Lo evidencian los problemas en el acceso a los insumos y el hecho de que no sea un tema prioritario en el discurso oficial. Es responsabilidad del Estado reducir las muertes por abortos no seguros. En primer lugar, mejorando el acceso a los anticonceptivos, a partir del fortalecimiento del Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva y la difusión de sus acciones, para que la información llegue hasta el último rincón del territorio argentino y todas las mujeres se enteren de que tiene derecho por ley nacional y por la Constitución al acceso a los anticonceptivos. La provisión de métodos debe ser continua, se debe capacitar a los servicios de salud para que ofrezcan servicios amigables a las mujeres y se deben controlar los obstáculos de carácter político a nivel de las autoridades sanitarias como de los proveedores de los servicios. Hay funcionarios que se niegan a proveer anticoncepción hormonal de emergencia en sus jurisdicciones y médicos que se niegan a colocar dispositivos intrauterinos (DIU)
La realidad nos impele a reivindicar al género femenino, para que la categoría mujer ya no signifique subordinación. Por eso sostenemos, que las diferencias entre los géneros no deben ser vividas como antagonismos, sino mediante el principio democrático de equivalencia, el cual implica lo uno y lo otro, es decir, la aceptación de las diferencias en igualdad de derechos, o en otras palabras, el igual valor de las diferencias.
Es imprescindible que las mujeres sigamos reclamando, denunciando y construyendo, para ello es preciso una fuerte alianza de género que elimine la competencia y el enfrentamiento entre mujeres, que son producto de la misoginia y la reproducción de mecanismos patriarcales.
Es fundamental el acompañamiento de los hombres en esta dinámica que también los incluye, porque resulta imposible construir una sociedad basada en justicia social y la igualdad de derechos si la mitad de la humanidad es oprimida y explotada.

Sonia
Estudiante de Trabajo Social de la UNLAM.

 

 

En el Día Internacional de la Mujer no me felicites.

por Gabriela Casanova

Por respeto a mi condición  de MUJER… no lo hagas, que no es una fiesta, que nada  se festeja,  sí se conmemora a la Mujer Trabajadora.

Es una jornada para  conmemorar, es decir,   Recordar,   los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de la mujer.

 El Día Internacional de la Mujer,  es  una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios  y resaltar lo evidente, que es  el importante papel de las mujeres  en las escuelas, en las fábricas, en los observatorios, en los  sindicatos, en las calles, en las huelgas y contra la discriminación, por un salario justo y fundamentalmente  por su derecho al sufragio, como así también   en las luchas sociales , en las luchas por la igualdad , la justicia , la paz y el desarrollo.

 Este “ Día”  no es de festejo, no es un día para hacerle  un regalo a la mujer, no es un día  para regalarle flores, o un objeto, no es una cuestión de marcas y consumismo obligado, es algo mucho más profundo, se refiere a las mujeres corrientes como arquitectas de su propio destino, como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha pluri secular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. Ni adelante ni atrás del hombre, es en igualdad  con el hombre. .Es una lucha por sus derechos sociales, su derecho a la igualdad y su derecho al voto y a participar en la vida política y económica de la sociedad.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer TRABAJADORA,  es una fecha que celebramos las mujeres del mundo, en el mundo. Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su Día, lo hacen para recordar y homenajear a las mujeres, que tenaz y heroicamente han luchado por estar en un pie de igualdad con el hombre, en cuanto a la participación en la vida política , y en el derecho al sufragio.

Entonces, este 8 de marzo…no digas Feliz Día …no subestimes a mujer alguna, no es un dia de shopping , no te sumes a la manada consumista, es un día de deliberación, de conmemoración y  ¨porque no?  de transmitir el conocimiento de la importancia de esta jornada a quienes no lo supieren .. y como dijera nuestra compañera Evita INSPIREMONOS  en el ejemplo de estas valerosas mujeres en pos de la igualdad y la justicia social, y olvidemos la queja inútil Y  PARTICIPEMOS  para dejar una mejor sociedad.

 

 El real origen del Día Internacional de la Mujer

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento  de la población e ideologías radicales

Se ofrece a continuación una breve cronología de los acontecimientos más destacados:

1909 De conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos de América el día 28 de febrero se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que éstas siguieron celebrando el último domingo de febrero hasta 1913.

1910 La Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la celebración.

1911Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

1913-1914 En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

1917 Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de "pan y paz”. Las mujeres rusas salieron a las calles con sus ollas y protagonizaron el primer cacerolazo de la historia  Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

Desde esos primeros años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial para las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo. El creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, ha contribuido a que la conmemoración sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política y económica.

ARGENTINA.  Hacia fines del siglo XIX y las tres primeras décadas del siglo XX se dan en la Argentina, como parte de un proceso internacional, las primeras luchas sufragistas y  llegan los primeros efectos de la primera ola del feminismo.
Existieron 50 años de la lucha por parte de las mujeres de cuño feminista, librepensadoras, liberales, reformistas y socialistas, conformadas fundamentalmente por mujeres profesionales. En nuestro país, las mujeres votaban solo en el orden municipal y no igualitario para todas, dado que era voto calificado. En 1910 Buenos Aires fue sede del Primer Congreso Femenino Internacional.

En 1918 se crea la Unión Feminista Nacional liderada por Alicia Moreau de Justo. Otra dirigente destacada Carolina Muzzilli, fue una pionera del Socialismo en los Sindicatos.
Al aplicarse la Ley Sáenz Peña, en las elecciones nacionales en 1916, para los grupos feministas ese acontecimiento significó un punto de inflexión, intensificándose las acciones públicas para la conquista de su reclamo.
Proliferaron agrupaciones sufragistas y surgieron la Asociación por los Derechos de la Mujer. Finalmente desde el proyecto de Ley presentado por el diputado socialista Alfredo Palacios, en el año 1911 hasta la sanción de la Ley 13.010 en 1947 se presentaron un total de 15 proyectos de Ley.

El Voto Femenino en Argentina. El 23 de septiembre de 1947 Eva Perón, esposa del presidente Gral. Juan Domingo Perón, realiza el anuncio del proyecto de ley que dará el voto a la mujer argentina. En un párrafo de su discurso expresaba:

Mujeres de mi Patria.  Recibo en este instante, de manos del Gobierno de la Nación, la Ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo, ante vosotras, con certeza de que lo hago en nombre y en representación de todas la mujeres argentinas. Siento, jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama la victoria. He recorrido los viejos países de Europa, algunos devastados por la guerra. Allí, en contacto directo con el pueblo, he aprendido una lección más en la vida. La lección ejemplar  de la mujer abnegada y de trabajo, que lucha junto al hombre por la recuperación y por la paz. Mujeres que suman el aporte de su voluntad, de su capacidad y de su tesón. Mujeres que forjaron armas para sus hermanos, que combatieron al lado de ellos, niveladas en el valor y el heroísmo. Mis queridas compañeras; ¡Inspirémonos en su ejemplo! Este triunfo nuestro encarna un deber, como lo es el alto deber hacia el pueblo y hacia la Patria. El sufragio, que nos da participación en el porvenir nacional, lanza sobre nuestros hombros una pesada responsabilidad. Es la responsabilidad de elegir, mejor dicho de saber elegir, para que nuestra cooperación empuje a la nacionalidad hacia las altas etapas que le reserva su destino barriendo en su marcha los resabios de cuanto se oponga la felicidad del pueblo y al bienestar de la Nación”.

 

Entonces, este 8 de marzo …no digas Feliz Día …no subestimes a mujer alguna, no es un día de shopping , no te sumes a la manada consumista, es un día de deliberación, de conmemoración y porque no  de transmitir el conocimiento de la importancia de esta jornada a quienes no lo supieren .. y como dijera nuestra compañera Evita INSPIREMONOS  en el ejemplo de estas valerosas mujeres en pos de la igualdad y la justicia social.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s