La “cuestión Malvinas” también sometida al relato K.

Por Mariano Rosa para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Puesta en escena y doble discurso.

Hace unas semanas comenzó a desplegarse un intenso operativo mediático-político por parte del kirchnerismo alrededor del tema Malvinas. No es casual. La ocasión propicia son los 30 años de la guerra y, por supuesto, la necesidad de recuperar la iniciativa política frente a varios frentes de tormenta abiertos en simultaneidad. Pero la clave es denunciar con energía y clarificación política la operación de doble discurso también aplicada a un tema de alta sensibilidad popular en nuestro país.

Una periodista tituló agudamente el acto montado en la Rosada hace unos días como “las teatralizaciones de la presidenta”. Francamente, una referencia atinada. Se publicitó el acto oficial como una fuente de grandes anuncios en lo relativo a Malvinas, un giro en la orientación política frente a este tema, en síntesis: importantes novedades.

Sin embargo, los ejes fundamentales de los “anuncios” no remiten a nada nuevo:

1) La desclasificación del “Informe Rattenbach” presentado como un vuelco audaz en la política de estado en materia de secretos militares es un engaño completo. El informe fue publicado por primera vez – en lo esencial de su contenido- en el año 1983 –ver artículo en esta misma edición

2) La presentación de una denuncia ante el Consejo de Seguridad de la ONU –también anunciada por la presidenta- es un recurso repetido y estéril –ese organismo está dominado por las principales potenciales imperialistas aliadas de Gran Bretaña

3) La denuncia de “militarización” creciente de las islas por parte de los ingleses no es nuevo, hoy Malvinas es una fortaleza militar de Gran Bretaña.

En definitiva, lo que pretendemos señalar es que la política kirchnerista hacia Malvinas no cambia el curso iniciado con la desmalvinización de Alfonsín y siguiendo con la política de “seducción” a los kelpers de Menem y De La Rúa. Fuegos de artificio para regocijo de los “seisieteochescos”, pero de giro antiimperialista nítido, nada.

 

Malvinas: enclave neocolonial y reserva de recursos naturales.

Es crucial ubicar de qué hablamos cuando nos referimos al “tema Malvinas”.

Para empezar, hay que señalar con claridad dos cuestiones que la convierten en una agresión imperialista de primera magnitud:

·Primero, porque se trata de la más grande base militar de la OTAN en el Hemisferio Sur

·En segundo término, porque estamos frente a un territorio de 5 millones de kilómetros cuadrados de recursos naturales con una ubicación geopolítica clave en su proyección antártica.

Entonces, de lo que se trata es de afirmar soberanía con una política decididamente antiim-perialista que apueste a recuperar el territorio de manos de los piratas ingleses y a la vez, administrar los recursos naturales cuyo potencial es enorme en materia de hidrocarburos y pesca. La presencia militar multiplicada de los británicos tiene por objetivo cuidar los intereses de las corporaciones que pretenden explotar las riquezas de esta región, y no el interés de un puñado de isleños importados allí a partir de usurpación en 1833.

 

Frente a la ocupación, antiimperialismo consecuente.

En Malvinas hay una usurpación neocolonial, hay una potencia extranjera que ocupó territorio soberano de nuestro país y tenemos derecho a recuperar esa integridad territorial. Para hacerlo es clave combinar medidas antiimperialistas enérgicas y consecuentes, y desarrollar la movilización nacional e internacional a favor de este pool de medidas. En concreto:

·Suspender todo pago de deuda externa a acreedores de países que sostienen políticamente la posición británica

·Expropiar los depósitos bancarios de origen británico y los propios bancos de ese origen

·En el mismo sentido, proceder con toda empresa con capital accionario inglés o de potencias cómplices de Gran Bretaña

·Cárcel preventiva a funcionarios o capitalistas de origen británico en nuestro país

·Impulsar la movilización continental y mundial en apoyo a este reclamo

Es decir: así como la dictadura genocida era incapaz de ganar la guerra por inoperancia política, militar y por el terror a la movilización; por razones parecidas, difícilmente el gobierno nacional logre avanzar con discursos altisonantes y “teatralizaciones” políticas en la recuperación soberana de las islas. Esta es nuestra visión del tema.

 

1982 – 2 de abril – 2012: A 30 años de la Guerra de Malvinas

1982 – 2 de abril – 2012: A 30 años de la Guerra de Malvinas

Ante la proximidad de cumplirse 3 décadas de la Guerra de Malvinas, vamos a publicar en las sucesivas ediciones de Alternativa Socialista una saga de varios artículos de naturaleza histórico-política sobre este controversial tema. Como anticipo, extractamos un […]  Más»

 

Cronología de la usurpación

Cronología de la usurpación

La ocupación de las islas Malvinas por parte de Gran Bretaña tiene su historia. A continuación detallamos algunas fechas de referencia para encuadrar el conflicto 1820: Recién en 1820 el gobierno de las Provincias Unidas realizó una demostración […]  Más»

 

2 comentarios en “La “cuestión Malvinas” también sometida al relato K.

  1. Pingback: #Kircherismo / #FrenteParaLaVictoria / #FPV | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: #Maltrato | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s