Argentina es uno de los 10 países que más bosques destruye. Nos estamos ahogando

Greenpeace. Solo nos queda el 27% de nuestros bosques. Son más que paisajes y el hogar de animales. Son vitales para las comunidades que habitan allí, pero también para quienes viven a miles de kilómetros de distancia. Las inundaciones son un ejemplo muy claro. Cada vez que llueve con intensidad no hay nada que frene el agua. Porque ya se llevaron a quienes pueden absorverla: los bosques.

Los crímenes forestales suceden en todo el país.

En el Parque Nacional Nahuel Huapi, en Villa La Angostura, Neuquén, desmontaron bosques nativos protegidos para construir un circuito de motocross. La superficie destruida tardará 200 años en recuperarse.

Este caso es una muestra de lo que está pasando en Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s