Categorías
Ecología

Un hospital para animales en peligro

Clarín

ESTA EN PUERTO IGUAZU Y SE CONVERTIRA EN UN CENTRO DE REFERENCIA MUNDIAL DE PROTECCION DE ESPECIES. Es el Centro de Recuperación y Recría de Aves, que recibirá apoyo oficial y privado.

Por Ernesto Azarkevich.POSADAS. CORRESPONSALIA |misiones@clarin.com


El Centro de Recuperación y Recría de Aves Amenazadas «Güira-Oga» (casa de los pájaros, en guaraní), en Puerto Iguazú, se posicionará en poco tiempo más como un lugar de referencia mundial para la conservación de la fauna silvestre de la selva paranaense.

El centro, que funciona desde 1996 bajo la dirección de Jorge Anfuso y su esposa, Silvia Elsegood, firmó un convenio con el Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de Misiones, y la Fundación de Historia Natural Félix de Azara, vinculada con la Universidad Maimónides, que permitirá la inversión de un millón de pesos para darle un nuevo impulso al proyecto original.

Desde hace una década, Anfuso está instalado en un predio de 20 hectáreas lindante con el Parque Nacional Iguazú, donde busca principalmente curar, recuperar e introducir en su hábitat natural a los animales que son llevados a «Güira-Oga» por personas que los encuentran heridos al costado de las rutas misioneras, o aquellos que son decomisados por las fuerzas de seguridad que luchan contra el tráfico de fauna.

El silencioso trabajo de Anfuso y su equipo permitió devolver a la selva unos 1.700 ejemplares, un promedio de uno cada dos días. Del total de animales lastimados que ingresan, sólo sobrevive el 35 por ciento, y de ese total, apenas el 20 por ciento puede regresar a su hábitat. También figura entre los objetivos de «Güira-Oga» impulsar programas de cría en cautiverio de aquellas especies que están en peligro de extinción, y estudiarlas para aportar datos sobre su comportamiento y ayudar a su conservación.

Anfuso adelantó que a mediados de febrero cerrarán las puertas del Centro para iniciar las obras de remodelación, que consisten en la construcción de nuevas jaulas, una pasarela de 800 metros elevada del piso, una nursery, un área de vuelo, un centro de interpretación con proyección de un corto sobre la selva y su biodiversidad, además de videos donde se exhibirán copulaciones, injertos de plumas e inseminaciones artificiales realizadas allí. A partir de entonces, sólo quedarán en exhibición aquellos animales que por distintos motivos no puedan regresar a la selva.

Hay algunos monos, guacamayos, águilas, gavilanes, lechuzas, loros, dos especies de tucanes y otros animales que por distintas razones no volverán a su hábitat. Algunos porque fueron criados toda su vida en cautiverio y otros porque presentan mutilaciones importantes.

En «Güira-Oga» se puede observar el trabajo que realiza Anfuso a diario. Una pareja adulta de monos carayá junto a dos juveniles viven en las copas de los árboles del predio pero ya no buscan el contacto con el hombre. También, las pavas de monte liberadas armaron cinco nidos y ya van a tener pichones.

En el nuevo convenio firmado, la Fundación de Historia Natural Félix de Azara sostuvo que «se pondrá especial interés en las aves rapaces, loros, pavas de monte y el macuco», aves que en Misiones están amenazadas por el hombre.

En el Centro va a trabajar el renombrado veterinario brasileño Vanderlei de Moraes, quien también tendrá la misión de orientar a los nuevos veterinarios en el cuidado de los animales. Aunque no nació con la finalidad de transformarse en un atractivo turístico, por el Centro ya pasaron más de 450 mil turistas, entre ellos europeos, australianos, israelíes y en menor medida norteamericanos y japoneses. Además, miles de estudiantes aprendieron en forma gratuita sobre la rica fauna misionera y la importancia de su conservación.

Anfuso también previó la construcción de un sendero para la observación de aves, ya que en el lugar detectaron más de 350 especies sobre un total de 500 que hay en Misiones.

Las construcciones se realizaron en claros naturales de la selva. «Acá no se cortan ni siquiera los árboles secos», aclara Anfuso.

La Administración de Parques Nacionales también construirá en la zona un área de rescate de fauna silvestre, donde incluso habrá dos jaulas para albergar al temido yaguareté, que lucha por no desaparecer de la cada vez más escasa selva misionera.

águilas (águila calva)|falconiforme|accipitridae |buitrescathartidae

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: