Costa Rica: incertidumbre electoral y empate técnico entre los candidatos

Clarín
FIN DE CINCO LUSTROS DE BIPARTIDISMO EN EL PAIS CENTROAMERICANO


Anoche sólo 3.000 votos separaban a los contendientes, Oscar Arias y Ottón Solís.

SAN JOSE. AFP, EFE Y DPA

En una de las elecciones más reñidas de los últimos cuarenta años, Costa Rica permanecía anoche sin conocer al ganador de las elecciones presidenciales de este domingo. Los dos principales candidatos, el Premio Nobel de la Paz y ex mandatario, Oscar Arias, y su rival, Ottón Solís, se encontraban ayer empatados en 40,5 y 40,2% de los votos respectivamente, escrutado casi el 90%.

Con una diferencia de sólo 3.000 votos entre ambos candidatos, más 3,5 millones de costarricenses esperan impacientes los resultados. Las autoridades electorales informaron que por la estrecha diferencia el cómputo final podría conocerse recién en dos semanas cuando culmine el conteo manual de votos.

"Parece que la diferencia se hace todavía más corta, más estrecha y por eso cada uno de los votos será revisado, aunque sabemos que urge que el pueblo conozca quién será el próximo presidente, que lo será hasta por un solo voto", dijo el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Oscar Fonseca.

Si bien el conteo electrónico terminará en las próximas horas, el ganador oficial se ratificaría recién al terminar el conteo manual, que arranca hoy y se extendería hasta por quince días, dijo.

La ley de elecciones de Costa Rica estipula que cualquier candidato que logre más del 40% de los votos es el ganador, por lo que no habría segunda vuelta. De modo que en este caso el candidato que obtenga más votos será el nuevo presidente.

El electorado de Costa Rica —país célebre por ser uno de los sistemas políticos y sociales más estables de la región, y considerado la "Suiza" latinoamericana, por ser el único Estado en no necesitar un Ejército nacional— se mostró apático en esas últimas elecciones, con 34 por ciento de abstención, el nivel mayor en la historia del país.

Y que es que la votación del domingo —según advierten los analistas— estuvo marcada en parte por los escándalos de corrupción en que se vieron envueltos dos ex mandatarios y líderes del gobernante Partido de Unidad Social Cristiana (PUSC), uno de ellos Miguel Angel Rodríguez, fugaz secretario general de la Organización de Estados Americanos, acusado de recibir jugosas coimas cuando era presidente de Costa Rica (1998-2002).

La que pagó los platos rotos fue la oficialista Unidad Social Cristiana, del presidente Abel Pacheco, que en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en una fuerza apenas minoritaria.

Algunos explican la corrupción en Costa Rica a partir de la apertura al capital extranjero. Desde el inicio de los años noventa y de las licitaciones en el sector de las telecomunicaciones, los escándalos de corrupción se hicieron evidentes, por lo que fue necesario la creación de la llamada "Ley de Servicio Civil", que se convirtió en una herramienta que permite la remoción de cualquier funcionario que incurra en faltas graves contra el patrimonio nacional.

Su verdadera función se vio en el gobierno del actual presidente Pacheco, quien se dio a una cacería de brujas tras sus tres antecesores —Rafael Angel Calderón, José María Figueres y finalmente Rodríguez.

El cuadro de descrédito entre electorado favoreció a las candidaturas de Arias, del opositor Partido de Liberación Nacional, presidente entre 1986 y 1990, considerado el arquitecto de los acuerdos de Paz en Centroamérica. Y de Solís, un economista del Partido de Acción Ciudadana y ex ministro de gobierno de Arias en los 80.

La polarización de estas elecciones entre Arias y Solís también responde a la división que existe sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y sobre el que ambos candidatos tienen posturas contrarias.

Arias está a favor del acuerdo comercial con EE.UU. porque considera que atraerá inversión y generará empleo, Solís asegura que debe ser renegociado en algunas cláusulas.

El apoyo que ha logrado Solís en estos comicios abre además un nuevo escenario político en Costa Rica y pone fin a cinco lustros de tradicional bipartidismo que el PNL ha mantenido con el PUSC.

 
 
 

Un comentario en “Costa Rica: incertidumbre electoral y empate técnico entre los candidatos

  1. Pingback: Voto electrónico | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s