CONFLICTO VIOLENTO: DURA PROTESTA EN SANTA CRUZ, CON IMPACTO EN EL GOBIERNO

Clarín

Levantan el paro en Las Heras, después de 18 días de conflicto

Fue luego de una negociación que tuvo a un cura como mediador. Hubo acuerdo por el pago de salarios caídos. Quedan temas abiertos: impuesto a las Ganancias y el encuadramiento sindical de un sector

Lucio Fernández Moores. LAS HERAS. ENVIADO ESPECIAL

lfmoores@clarin.com

"Ahora somos petroleros", se decían entre sí los robustos trabajadores al costado de la ruta 43. Sonreían y se abrazaban. Acababan de aprobar por unanimidad, a mano alzada, el acuerdo para destrabar un conflicto con episodios de violencia que se cobraron la vida de un policía, en la provincia del presidente Néstor Kirchner. Al costado, estaban los gendarmes que el miércoles habían liberado la ruta y todavía andan por la zona.

De fondo pegaba el sol que se escondía en el horizonte de la cruda estepa patagónica.

Después de 18 días de huelga en los que se paralizó la explotación del yacimiento Las Heras, el delegado Luis Guineo fue el encargado de anunciar el arreglo a los trabajadores. La mediación del sacerdote Juan Carlos Molina, los buenos oficios de dos concejales locales, los dos ministros que el Gobierno nacional puso a trabajar en el tema y, sobre todo, la urgencia que puso el homicidio del policía Jorge Sayago, apuraron la resolución del conflicto.

Un logro central de los huelguistas es avanzar con el encuadramiento en el gremio petrolero de unos 200 trabajadores de la construcción, que se desempeñan en firmas contratistas de las petroleras. Este tema será negociado ahora en el ámbito del Ministerio de Trabajo.

Además, las empresas se comprometieron a pagar la mitad de los 18 días no trabajados por la huelga. La otra mitad será destinada por Repsol-YPF para equipar cuatro escuelas de la zona. Guineo dijo a la prensa, sin embargo, que cobrarán todos los días de huelga. En rigor, desde el Gobierno se instó a las empresas a reconsiderar este punto.

Pero el principal reclamo quedó suspendido hasta abril. Para entonces, el Gobierno reconsideraría la posibilidad de subir el mínimo no imponible para el pago del impuesto a las Ganancias. Ese compromiso fue el gesto del Gobierno para que el Congreso aprobara el año pasado la prórroga de varios impuestos.

Ocurre que los petroleros, que el año pasado lograron un aumento salarial de hasta 1.700 pesos, vieron a éste esfumarse con el pago de ese impuesto.

El padre Molina, un sacerdote que tiene un hogar para niños en la localidad de Cañadón Seco, fue el hombre aceptado por todas las partes como mediador. El jueves viajó en avioneta hasta Comodoro Rivadavia para hablar con el sector empresario. Y ayer logró que los huelguistas aceptaran la propuesta tras los llamados a Buenos Aires. Después lo anunció en conferencia de prensa.

"Nos volvemos a ver en abril", se despidió Guineo al terminar de anunciar el acuerdo al costado de la ruta. Lo escuchaban unos 100 trabajadores. A su lado estaba el vocero de los delegados cuya detención derivó en el violento ataque a la comisaría, Mario Navarro. Las empresas no lo querían como representante de los trabajadores. "En abril van a elevar el mínimo no imponible", aseguró Guineo a Clarín. Esa fue la señal que le habría llegado desde Buenos Aires.

El tema del encuadramiento fue gestionado por Molina con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y la secretaria Noemí Rial. Guineo sostuvo también que el compromiso incluye que no haya "una persecución gremial" a los trabajadores que tomaron la medida de fuerza por parte de la conducción sindical, que rechazó la protesta. El 23 de enero habían instalado cuatro piquetes en las rutas de acceso a esta ciudad, que ya están levantados.

El acuerdo llegó tras dos propuestas que fracasaron, ambas referidas al tema de los impuestos. La primera de ellas era que las empresas compensaran con tickets los impuestos que se les descuentan de sus sueldos por Ganancias. La segunda fue que los descuentos se hicieran todos juntos con el próximo aguinaldo.

Aunque no figura en el acta que se firmará en las próximas horas, el acuerdo también incluyó garantías de que los trabajadores se presentarán a la Justicia si ésta decide acusarlos por el homicidio del policía.

"Nos vamos a poner a disposición de la Justicia", aseguró Guineo a Clarín. Entre festejos y bocinazos, el único que se acordó de Sayago fue Molina: "En esto nadie ha ganado, porque tenemos un muerto en nuestra conciencia y nuestro corazón". Fueron las primeras palabras que dijo al informar el acuerdo.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s