Afirman que EE.UU. ya prepara una ofensiva militar contra Irán

Clarín

CRISIS CON IRAN: LOS PLANES ATOMICOS DE TEHERAN

Lo dijeron fuentes del Pentágono a un diario británico. Se atacarían los centros atómicos con misiles desde submarinos y bombardeos aéreos. Según Washington, "todas las opciones están sobre la mesa".

LONDRES. AP, AFP, EFE Y ANSA

El Pentágono ya está elaborando un plan de ataques devastadores, apoyados con misiles balísticos lanzados desde submarinos, contra centros nucleares de Irán. Sería el "último recurso" para bloquear los esfuerzos de Teherán de desarrollar una bomba atómica, según publicó ayer el dominical británico Sunday Telegraph.

Sin confirmar ni desmentir esa información, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, afirmó ayer que el mundo no puede confiar en que Irán sólo usará su programa nuclear para producir electricidad, como asegura, porque el régimen islámico "ha mentido durante los últimos 18 años". Rice reiteró que Washington aún apuesta por una solución pacífica en el conflicto con Irán, aunque "todas las opciones están sobre la mesa".

De acuerdo con el diario británico, que cita a fuentes del Comando Central y Estratégico del Pentágono, EE.UU. está identificando blancos de ataque, en su mayoría plantas nucleares en el país persa, "para determinar cuáles serán bombardeados en una eventual operación".

En tanto, un grupo de estudios británico advirtió en un informe que una ofensiva semejante dejaría miles de muertos, iniciaría una guerra prolongada e impulsaría al régimen de Teherán a acelerar su programa atómico.

Aunque el gobierno iraní sostiene que sus tareas de enriquecimiento de uranio apuntan a desarrollar un programa civil de energía, EE.UU. desconfía y prepara su estrategia bélica. "Este es más que un plan estándar de contingencia militar. El problema adquirió más urgencia en los últimos meses", declaró al Telegraph una fuente del Pentágono.

El tema se convirtió en prioridad para Washington tras las revelaciones sobre las operaciones nucleares iraníes y las virulentas amenazas antiisraelíes del presidente conservador de Irán, Mahmud Ahmadinejad.

El ataque sería, según el periódico de Londres, con bombarderos aéreos de larga distancia B2, cada uno armado con bombas de hasta 90 toneladas, incluida la "más grande del mundo" que desarrolla EE.UU., y podría destruir refugios subterráneos de hasta 20 metros de profundidad.

El gobierno de George Bush anunció recientemente que planea agregar en los próximos dos años a su programa nuclear submarinos de guerra Trident, que si están listos a tiempo, "podrían formar parte del ataque" contra Irán, agregó el Telegraph.

El artículo señala que los planes de invasión al país persa pueden enfrentar a Washington con el gobierno del premier británico, Tony Blair, quien teme que un eventual ataque desate más violencia en Oriente Medio, provoque atentados en Occidente y finalmente no logre frenar el desarrollo atómico de Irán.

Pero el Pentágono sí considera que los bombardeos podrían detener el plan nuclear de Teherán. La república islámica ha esparcido sus plantas nucleares y, según EE.UU., habría enterrado algunas de sus armas en túneles subterráneos, además de incrementar sus defensas aéreas.

Hace pocos días la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) envió el caso iraní al Consejo de Seguridad de la ONU, que en las próximas semanas decidirá si impone sanciones.

Desde Washington, Rice afirmó a dos cadenas de TV de EE.UU. que el mundo no puede confiar en Irán. "La pregunta es, ¿se les permitirá tener tecnología que podría producir un arma nuclear, es decir, el reprocesamiento y el enriquecimiento?" de material nuclear, planteó la jefa de la diplomacia estadounidense. "Nadie confía en ellos porque han mentido al mundo durante los últimos 18 años", agregó.

Con todo, Rice afirmó que EE.UU. no descarta la vía diplomática y que si hay una "robusta" respuesta del Consejo de Seguridad de la ONU, "creo que podemos impedir que Irán se apropie de armas nucleares".

El Oxford Research Group, una organización británica que se especializa en el control de armas atómicas, señaló en un informe que un ataque de EE.UU. contra Irán podría consistir en bombardeos aéreos simultáneos contra más de 20 instalaciones militares y nucleares. Así habría miles de muertos, entre soldados y civiles.

La investigación agregó que Irán podría responder abandonando el Tratado de No Proliferación Nuclear, acelerando su programa atómico y acrecentando el respaldo a insurgentes en Irak y al grupo extremista Hezbollah en el Líbano, además de avivar los sentimientos antiestadounidenses a nivel mundial.

En ese caso, otros países podrían sumarse al conflicto y podría producirse "un estado de guerra que se prolongue a lo largo de los años".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s