Tensión en Paquistán por la visita de Bush

La Nación
 
La gira del presidente norteamericano por Asia: rechazo en el mundo islámico

Miles de personas protestaron por su presencia en el país, que adoptó extremas medidas de seguridad; tres muertos en la India
 

ISLAMABAD.- El presidente norteamericano George W. Bush arribó ayer a Paquistán, tercera etapa de su gira asiática, en medio de extraordinarias medidas de seguridad y de protestas antinorteamericanas que estallaron en todo el país.

Bush llegó a Paquistán un día después que un coche bomba matara en Karachi a un diplomático norteamericano y tras culminar una visita a la India, donde también hubo protestas por su presencia, que dejaron tres muertos. Durante su permanencia en Islamabad, Bush dialogará con el presidente Pervez Musharraf sobre el progreso en la lucha contra el terrorismo.

Las manifestaciones en Paquistán, país predominantemente musulmán, fueron convocadas por militantes islámicos que se oponen a la guerra contra el terrorismo liderada por Estados Unidos. En todo el país, las fuerzas de seguridad permanecen en alerta, mientras que los partidos islámicos llamaron a una huelga general para protestar contra las caricaturas de Mahoma.

La mayor protesta contra Bush se realizó en Multan, en el este del país, donde el líder de la oposición reunió 10.000 manifestantes.

En Rawalpindi, la policía armada con garrotes dispersó a un millar de manifestantes, en su mayoría estudiantes. Algunos coreaban "Asesino, vuelve a casa" y "Muera Estados Unidos" durante la protesta, cerca del lugar donde se esperaba que aterrizara el avión del presidente.

Unos mil militantes islámicos trataron de marchar sobre el consulado norteamericano en la ciudad sureña de Karachi. La multitud, que arrojaba piedras, llegó hasta 200 metros del edificio, pero fue dispersada por la policía con garrotes y gas lacrimógeno.

En Peshawar (Noroeste), la policía estimó en 3000 el número de manifestantes contra Bush y las caricaturas.

Unas 4000 personas se reunieron en Quetta (Sudoeste), donde los manifestantes incendiaron una efigie del presidente Bush envuelta en una bandera estadounidense. Otras 3000 personas se manifestaron en Chaman, en la frontera afgana, a un centenar de kilómetros al noroeste de Quetta.

Máxima seguridad

Paquistán prometió tomar medidas férreas de seguridad durante la visita de dos días del presidente norteamericano. Se instalaron baterías antiaéreas en las colinas y edificios cercanos a la base donde aterrizó el avión de Bush. La seguridad fue reforzada después de que anteayer un atacante suicida se inmoló y mató a tres personas, entre ellas un diplomático norteamericano, cerca del consulado de Estados Unidos en Karachi.

Más de 10.000 miembros del ejército paquistaní, la policía y fuerzas paramilitares se hayan destacados en la capital de país para garantizar la seguridad del presidente norteamericano.

Las agencias de seguridad de Estados Unidos también tendrán en tierra a cientos de efectivos y durante los últimos días han enviado toneladas de equipos de seguridad de alta tecnología para proteger a su presidente.

Horas antes de llegar a Islamabad, Bush había concluido su visita de tres días a la India, donde tres personas murieron durante las protestas en Lucknow, la capital del estado de Uttar Pradesh, en el norte del país.

"Los musulmanes, después de rezar, exigieron a las tiendas que cerrasen para protestar por la visita de Bush a India, lo que provocó los choques, al negarse los hindúes", explicó el jefe de la policía, Ashutoch Pandey.

Las protestas de los musulmanes también se volvieron violentas en Hydebarad, en el sur del país, mientras Bush recorría el centro tecnológico de la ciudad. Allí hubo cinco heridos.

En su discurso final, Bush afirmó que la nueva asociación estratégica entre Estados Unidos y la India, que incluye un acuerdo nuclear, podría transformar el mundo.

Los dos países, señaló Bush en un fuerte del siglo XVI de la capital india, deben apoyarse en sus esfuerzos mundiales a favor de la democracia, la lucha contra el terrorismo y la eliminación de barreras comerciales. Bush y Singh acordaron anteayer que Nueva Delhi pondrá bajo inspecciones internacionales sus reactores nucleares civiles a cambio del acceso a tecnología nuclear y combustible para reactores.

Además, Estados Unidos ofreció ayer aviones y naves de guerra a la India, anunció el Pentágono. "Hemos indicado nuestra intención de ofrecer a la India aviones F-16 y F-18", aseguró un comunicado del Pentágono divulgado ayer en Washington.

Luego del acuerdo nuclear con la India, se espera que Bush también suscriba un documento similar con Paquistán, rival de su vecino y tercera etapa de la gira del jefe de la Casa Blanca, tras su paso por Afganistán y la India.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s