Israel amenaza a los líderes de Hamas

La Nación
La tensión en Medio Oriente: declaraciones del ministro de Defensa

Incluyó al primer ministro palestino designado entre los posibles objetivos de ataques selectivos si el grupo reanuda sus atentados
 
 
 

TEL AVIV.- En un intercambio de amenazas que subió aún más la tensión en Medio Oriente, Israel advirtió ayer sobre que podría asesinar al primer ministro palestino designado, Ismail Haniyeh, si Hamas interrumpe la tregua y vuelve a cometer atentados contra el Estado judío. El grupo terrorista respondió con la amenaza de secuestrar a israelíes para exigir a cambio la liberación de prisioneros palestinos.

"Nadie es inmune, ni siquiera Ismail Haniyeh", dijo ayer el ministro de Defensa de Israel, Shaul Mofaz, a la radio del ejército israelí. La política de asesinatos selectivos es "correcta y se seguirá aplicando", subrayó, tanto para el primer ministro como para otros dirigentes del movimiento.

"En el momento en que Hamas elija el camino del terror no haremos diferencia entre conducción política o no política. Nos encontraremos frente a una conducción terrorista y en consecuencia ninguno de sus miembros estaría inmune. Ni siquiera Ismail Haniyeh", expresó el ministro.

Haniyeh ya sobrevivió en 2003 a un bombardeo israelí, mientras otros altos dirigentes del grupo murieron en los últimos años desde que Israel comenzó con su política de asesinatos selectivos. Entre ellos, se destacan, en 2004, dos de los fundadores de Hamas, el jeque Ahmed Yassin y Abdel Azziz Rantisi.

Desde hace un año, Hamas mantiene una tregua con Israel, que no cumplen otras agrupaciones, como la Jihad Islámica. El grupo terrorista Hamas obtuvo en las elecciones del 25 de enero pasado una mayoría absoluta de 74 de las 132 bancas en el Parlamento. Haniyeh fue designado primer ministro por el presidente Mahmud Abbas y se le encargó formar gobierno.

Hamas contestó que las amenazas lanzadas por Mofaz contra Haniyeh son "terrorismo formal y claro". "Las amenazas de Israel no nos amedrentarán, rechazamos totalmente su política chantajista y nunca nos rendiremos. Defenderemos los intereses y los derechos del pueblo palestino cualquiera que sea el costo", declaró el vocero Sami Abu Zuhri, en la ciudad de Gaza.

Zuhri señaló que las amenazas son un intento de Israel de "presionar" a Hamas para que el grupo modifique su política respecto de Israel.

Por su parte, Mahmud al-Zahar, un dirigente de Hamas señalado como posible canciller en el gobierno de Haniyeh, amenazó con secuestrar israelíes como último recurso para presionar por la liberación de miles de palestinos tomados prisioneros por Israel.

"Golpearemos todas las puertas, nos moveremos en todos los niveles, usaremos todos los medios posibles, incluso el secuestro de colonos o soldados israelíes, para garantizar la liberación incondicional de 9000 prisioneros encerrados en las cárceles de Israel", expresó Al-Zahar.

Estas amenazas mutuas se suman a las crecientes señales de una crisis en el frágil gobierno palestino por las diferencias entre Hamas y Al-Fatah, destronado en enero último tras diez años en el poder. Ayer, los diputados de Al-Fatah boicotearon la segunda sesión del nuevo Parlamento, después del enfrentamiento verbal que protagonizaron el lunes con los representantes de Hamas.

El motivo del conflicto fue la derogación, aprobada anteayer por iniciativa de Hamas, de decisiones aprobadas por la Cámara anterior, que habían fortalecido los poderes del presidente Mahmoud Abbas, de Al-Fatah, por lo que representantes de ese partido acusaron a Hamas de querer derrocarlo.

Sin embargo, Hamas afirmó ayer que no tiene intención de derrocarlo. "No lo intentamos ayer y no lo intentaremos en el futuro porque esto estaría en contra de nuestros principios éticos", dijo el vocero Khaled Suleiman.

Por otro lado, a pesar de las amenazas, Hamas anunció ayer que existe la posibilidad de convocar a un referéndum para decidir sobre el reconocimiento del Estado de Israel. A su vez, insistió en que éste deberá avanzar en el reconocimiento de los derechos palestinos, como el derecho al retorno para millones de refugiados y volver a los límites de 1967, algo que Israel ya ha rechazado.

Menos fondos

En tanto, el primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, anunció ayer en Tel Aviv que, de ganar las elecciones de este mes, en los próximos años no se invertirá más en asentamientos en Cisjordania, sino en ampliar infraestructuras en el país. Varios cientos de millones de dólares se invertirán en el desierto del Neguev, en Galilea y Jerusalén, adelantó.

Es la primera vez que Olmert dice explícitamente que reducirá los fondos para las colonias, defendidos por los sectores más conservadores. El premier habló de un "paso enorme que cambiará el rostro del país". Medios locales señalaron que Olmert, en caso de vencer en los comicios, prevé otra retirada parcial de Cisjordania.

Por otro lado, el canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo ayer en Washington que, tras sus recientes conversaciones con dirigentes de Hamas en Moscú, espera que el grupo extremista se sume al plan de paz de la llamada "hoja de ruta", "tal como fue redactada, sin ninguna reserva".

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s