Rice admitió errores en Irak

La Nación
 
La guerra que no termina

Dijo que EE.UU. cometió "miles" de equivocaciones tácticas
 

  • Sin embargo, defendió la decisión de derrocar a Saddam Hussein
  • Afirmó que su país no quiere ser el "carcelero" del mundo
  • Fue recibida con protestas en Gran Bretaña

 
 
 

LONDRES.- La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, reconoció ayer que Estados Unidos cometió "miles" de errores tácticos en Irak desde el inicio de la invasión, en 2003, aunque insistió en defender la decisión de su gobierno de derrocar al dictador Saddam Hussein.

De visita en Gran Bretaña, donde fue blanco de multitudinarias protestas, la funcionaria intentó además calmar la preocupación de Europa por la "guerra contra el terrorismo" que encara el gobierno del presidente George W. Bush y dijo que Estados Unidos "no quiere ser el carcelero del mundo".

"Sé que hemos cometido errores tácticos, estoy segura de que fueron miles", dijo Rice durante un discurso en la ciudad de Blackburn, en el noroeste de Inglaterra.

Rice señaló, sin embargo, que el derrocamiento del ex presidente iraquí fue "una buena decisión estratégica", ya que "sería imposible construir un Medio Oriente distinto con Saddam Hussein en el medio".

La funcionaria estadounidense se refirió también a las críticas por la situación de los presos en la base estadounidense de Guantánamo, en Cuba. "El presidente Bush ha declarado inequívocamente, como también he hecho yo, que Estados Unidos es un país de leyes y que no permitimos que ningún norteamericano, ya sea en nuestro país o en el extranjero, practique la tortura", dijo Rice.

"No tenemos ningún deseo de ser el carcelero del mundo -agregó-. Queremos que los terroristas a los que capturamos sean juzgados por sus crímenes."

Consultada sobre la actual crisis nuclear iraní, la secretaria de Estado dijo que, si bien Washington no descarta ninguna opción, incluida la militar, para hacer frente a Teherán, precisó que el uso de la fuerza "no figura ahora en la agenda". Irán, por su parte, subió ayer la apuesta en su enfrentamiento con Occidente, al anunciar que había probado exitosamente una nueva versión de su misil de largo alcance Shihab II, que no puede ser detectado por los radares y que puede dar en varios blancos simultáneamente.

La visita de la funcionaria norteamericana a Gran Bretaña se vio empañada desde el principio por las protestas de grupos contrarios a la guerra en Irak. En Blackburn, una ciudad con un 20% de población musulmana, unos 200 manifestantes, entre ellos numerosas mujeres que llevaban el velo islámico, la recibieron con gritos de "Condoleezza vuelve a casa" y "basta de mentiras de guerra".

Más tarde, unas 1500 personas protestaron contra su presencia en Liverpool, que también visitó, y la acusaron de "criminal de guerra".

Agencias AFP y AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s