La religión “prolonga” la vida

BBC Mundo

 

Velas frente a un templo en Polonia Asistir a servicios religiosos cada semana le podría añadir unos tres años de vida, según un estudio médico realizado en Estados Unidos.

Para su investigación sobre expectativas de vida, se tomaron en cuenta factores como ejercicios físicos, medicamentos contra el colesterol y asistencia a servicios religiosos.

Los resultados señalan que los tres factores son beneficiosos y, según indican, el elemento religioso le puede añadir de dos a tres años de vida.

Las conclusiones fueron publicadas en el último número de la revista Journal of the American Board of Family Medicine.

Comunidad

"Hay algo respecto a ser parte integrante de una comunidad como los grupos religiosos que tiene un efecto positivo en la salud"
Daniel Hall, director del estudio

Los científicos del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, que realizaron el estudio, se basaron en estadísticas sobre la relación edad-tasa de muertes para establecer que la participación en servicios religiosos era la causa de los años adicionales.

En cuanto a los otros factores: el ejercicio físico regular añadía de tres a cinco años de vida y los medicamentos contra el colesterol sumaban otros 2,5 a 3,5 años.

Daniel Hall, el director de la investigación, le dijo al sitio LiveScience que los beneficios relativos a la religión pueden estar más vinculados con factores sociales que con la fe.

"Hay algo respecto a ser parte integrante de una comunidad como los grupos religiosos que tiene un efecto positivo en la salud", refirió Hall.

Costo

Oraciones en una iglesia de Arizona, EE.UU.

Hall también señaló que la religión podría desempeñar un papel en la reducción de estrés y en la capacidad de las personas de enfrentar mejor la realidad.

"Pertenecer a una comunidad religiosa ayuda a dar sentido a la vida", expresó.

De cualquier modo, los beneficios no son gratuitos.

El trabajo de la Universidad de Pittsburgh también calculó los costos de cada año adicional de vida, según cada factor.

Estos gastos fueron calculados sobre la base de lo que hay que pagar por un gimnasio, por los medicamentos y por las donaciones a instituciones religiosas.

Entonces, cada año extra de vida le costaría:

  • Ejercicios físicos regulares: US$2.000 a US$6.000,
  • Asistencia a servicios religiosos: US$3.000 a US$10.000,
  • Drogas para reducir el colesterol: US$4.000 a US$14.000.

 

El País

Los jóvenes que se declaran católicos bajan del 77% al 49% en una década

Una encuesta revela que la Iglesia inspira menos confianza que las multinacionales o la OTAN

Menos de la mitad de los jóvenes entre 15 y 24 años (el 49%) se considera católico, mientras que hace una década se definía como tal el 77%. Así figura en el informe Jóvenes Españoles 2005, de la Fundación Santa María, dirigido por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Pedro González. Ese descenso se debe a la "impopular" postura de la Iglesia católica en temas como la sexualidad, según los autores. La Iglesia es una de las instituciones que inspiran menos confianza, por detrás de las multinacionales o la OTAN. El estudio se basa en entrevistas a 4.000 jóvenes de 15 a 24 años de toda España.

– Menos católicos. El 49% de los jóvenes se declara católico. En 1994 se manifestaba como tal el 77%, según el estudio de la Fundación Santa María, vinculada a la congregación de los marianistas. El porcentaje de agnósticos, ateos o indiferentes a la religión asciende al 46% (en 1994 era del 22%). Las razones del descenso del número de católicos, según uno de los autores del informe, Juan González-Anleo, es la "impopular" postura de la Iglesia "en temas como la ley que regula el matrimonio homosexual, el aborto o la sexualidad", y a los cambios políticos en una "dirección laicista".

– Más tolerantes. Los jóvenes aceptan que las parejas homosexuales adopten hijos (en una escala de justificación del 0 al 10, dan un 6 a esta opción) y justifican el aborto con un 5,29. Las actitudes que más critican son el terrorismo, la violencia de género o el vandalismo.

– Desconfianza hacia la Iglesia. La Iglesia católica es la institución que genera menos confianza (el 80% no confía en ella), por detrás de las grandes multinacionales y de la OTAN. Las que más confianza generan son las asociaciones de voluntariado, el sistema de enseñanza y la Seguridad Social. El 79% cree que la Iglesia es demasiado rica y el 82%, que está demasiado anticuada en cuestión sexual. Por el contrario, la mitad de los jóvenes cree que ayuda a pobres y marginados.

– Clases de religión. El 49% de los jóvenes asegura que las clases de religión no les ha servido prácticamente de nada. El 36% cree que le sirvió de algo o de mucho, contando al 10% que no ha estudiado esta asignatura.

– Matrimonio religioso. A pesar de las críticas, el 43% de los jóvenes admite que su deseo es casarse por la Iglesia. Por el matrimonio civil opta el 22% y el 16% por las uniones de hecho.

– Los problemas más graves. El terrorismo, la droga, el paro y la vivienda son los problemas que más les preocupan. Los que menos, la corrupción política y el medio ambiente, aunque intentan ahorrar agua y energía.

– Sí a la inmigración. La llegada masiva de inmigrantes no parece haber generado prejuicios entre los jóvenes. El 67,7% cree que se debe permitir la entrada de extranjeros con contrato de trabajo y el 15,7%, que se debe admitir a todos. Preguntados por los vecinos que no les gustaría tener, encabezan la lista miembros de ETA, neonazis, cabezas rapadas y musulmanes radicales. A ningún joven le importa ya vivir al lado de una persona enferma de sida, mientras que en 1990 lo rechazaba el 25%.

La importancia del ‘botellón’ para divertirse

La mitad de los jóvenes sale todos o casi todos los fines de semana y casi la mitad, un 46%, vuelve a casa después de las cuatro de la madrugada. Entre los motivos para salir de marcha, casi un tercio piensa que beber alcohol o hacer botellón es una razón bastante o muy importante. Así lo sostiene 1,7 millones de jóvenes, según la estimación de los autores del estudio a partir de la encuesta realizada. Las razones más mencionadas para salir son compartir amigos, desconectar de la rutina cotidiana y bailar.

Escuchar música, ver la televisión, ir al cine, estar con su pareja, asistir a conciertos o practicar el sexo son otras de las actividades preferidas por más del 80% de los jóvenes. Aunque no siempre los gustos se traducen en hechos. Aunque al 87% le gusta ir a conciertos o al teatro, sólo el 67% lo hace. El 34% visita museos (en 1999 lo hacía el 43%).

2 comentarios en “La religión “prolonga” la vida

  1. Pingback: #Energía | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: Agnosticismo / Agnóstico | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s