Designaron premier en Irak

La Nación
 
Avance político en la posguerra

 
Se espera que la formación de un nuevo gobierno logre aplacar la violencia
 
 
 

BAGDAD.- Después de cuatro meses de estancamiento político, los líderes iraquíes se pusieron de acuerdo ayer en menos de tres horas para elegir a los principales cargos del país -el presidente, el primer ministro y el presidente del Parlamento- y formar un nuevo gobierno, que apunte a sacar al país de la violenta lucha sectaria.

El kurdo Jalal Talabani fue reelegido como presidente y aprobó la designación del chiita Jawad al-Maliki como primer ministro designado para formar nuevo gobierno.

El proceso político que ahora se pone en marcha intentará restañar heridas entre las comunidades chiita, sunnita y kurda, y sacar a la nación de la insurgencia que amenaza con arrastrar la nación hacia una guerra civil. La designación de Al-Maliki en sustitución de Ibrahim al-Jaafari, además, puede dar a Irak su primer gobierno permanente desde la caída de Saddam Hussein en abril de 2003, tras la invasión norteamericana.

"Decidimos por unanimidad encargar al hermano Jawad al-Maliki que ocupe la cabeza del gobierno y pensamos que tiene todas las cualidades requeridas para ser el jefe del ejecutivo", declaró Talabani inmediatamente después de su reelección.

Al-Maliki tiene ahora 30 días para someter su gabinete a la aprobación del Parlamento. "Vamos a formar una familia que no estará basada en el sectarismo o en cuestiones étnicas", dijo en una conferencia de prensa.

Al-Maliki había sido postulado anteayer por los chiitas, después que el primer ministro saliente, Ibrahim al-Jaafari, abandonara su intento por prolongar su mandato. Su deseo de mantenerse en el cargo había suscitado intensa oposición de sunnitas y kurdos y causó un estancamiento de varios meses después de las elecciones de diciembre, mientras se iba agravando la crisis de la seguridad en el país.

El nuevo primer ministro tiene 56 años y es considerado duro y con capacidad de imposición. Dejó Irak a principios de los 80, tras la prohibición de su partido, Dawa, por parte del régimen de Saddam Hussein. Desde su regreso en 2003, fue uno de los principales negociadores del bloque chiita para la redacción de la nueva constitución y vicepresidente del comité creado para purgar el aparato estatal iraquí de ex miembros del disuelto partido Baath, de Saddam. Actualmente es el número dos del partido Dawa y es considerado cercano al controvertido jefe del partido, Al- Jaafari.

Por su parte, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, saludó como un "importante hito" los pasos dados por los líderes iraquíes hacia la formación de un gobierno, algo por lo que tanto Washington como Londres habían presionado con insistencia.

Washington estaba cada vez más impaciente por la falta de acuerdo en Irak, dado que la falta de gobierno y de autoridad impedía la retirada progresiva de las tropas estadounidenses allí desplegadas. Rice agregó que el restablecimiento de la seguridad sigue siendo la mayor prioridad en Irak, donde además de la violencia sectaria imperante, los insurgentes continúan atacando a las fuerzas estadounidenses.

Ayer, además del primer ministro, Talabani anunció los nombres de los dos vicepresidente del país: el chiita Adil Abdul Mahdi y el sunnita Tareq al-Hasimi. Los parlamentarios eligieron como presidente del Parlamento al sunnita Mahmoud al-Mashhadani.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s