Las discrepancias de Raúl Alfonsín con Néstor Kirchner

La Nación
 
Defiende a Patti, pero no a Chávez
 
 Las discrepancias de Raúl Alfonsín con Néstor Kirchner abarcan los más diversos aspectos. Por ejemplo, el líder de la UCR está en favor de que Luis Patti pueda asumir en su banca de diputado porque de lo contrario "estaríamos violando la ley". Y se pronunció en favor de que el Presidente se acercara más a su par del Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, que al de Venezuela, Hugo Chávez.

Planteada la opción sobre qué prefiere, Alfonsín aseguró: "Creo que (Kirchner) está -y me gusta- más cerca de Cháv…, digo de Lula".

Sobre la incorporación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, llama la atención: "Es un problema que tenemos. Venezuela tiene mucho dinero y compró muchos bonos. Pero hay que garantizar el ejercicio democrático de todos los países del Mercosur. Hay que estar atentos".

Sobre Patti, Alfonsín se considera él mismo "libre de cualquier sospecha de connivencia" con el ex comisario acusado de crímenes de lesa humanidad. ¿Debe asumir su banca?, se le pregunta. "Sí. Hay que cumplir con la ley y la Constitución. Se ha expedido el cuerpo electoral. Si la Justicia lo condena, luego actuará de nuevo el Congreso. De lo contrario, se fija un precedente muy peligroso: operar con las mayorías contra cualquier legislador electo", concluyó.

Rechazó la suspensión de las exportaciones de carne; rescató el lanzamiento de créditos para el sector agropecuario, y criticó la expulsión de la diputada María del Carmen Alarcón de la Comisión de Agricultura y del bloque del Frente para la Victoria. "No se puede reclamar obediencia ciega a los legisladores", se lamentó.

 

Acercamiento

 

"López Murphy dialoga con Carrió"

 Lo dijo el nuevo vocero de Recrear
 
El líder de Recrear, Ricardo López Murphy, sigue bregando por la conformación de una amplia coalición electoral con vistas a las elecciones presidenciales del año próximo.

Mientras tanto, según dirigentes de su partido, se afirma en busca de "acuerdos morales y de conductas" más allá de lo electoral, con otros dirigentes opositores, como la líder de ARI, Elisa Carrió.

"El diálogo entre Ricardo López Murphy y Elisa Carrió existe y está abierto, pero para hablar de las cosas que interesan a la mayoría de los argentinos y no de candidaturas electorales; lo mismo sucede actualmente con Mauricio Macri", admitió ayer el legislador porteño Marcelo Meis, vocero de la nueva junta directiva de Recrear, cuya primera reunión finalizó anteayer.

"Recrear debe convertirse en el motor que pueda generar una amplia coalición opositora y programática, y allí no pueden estar ausentes dirigentes radicales y de otras fuerzas que coincidan en ser alternativa ante la hegemonía que pretende instalar el kirchnerismo, que no contempla políticas de Estado y sólo busca acumular más poder", indicó el legislador porteño, en sintonía con su jefe político.

Meis precisó que "las relaciones con Macri son sumamente cordiales y no peligra el futuro del PRO, pero esto no impide que López Murphy pueda dialogar con otros referentes políticos que buscan una República más equitativa y con sus instituciones en funcionamiento, como tiene que existir en todo sector democrático".

La junta directiva de Recrear decidió la creación de una comisión de finanzas, cuyo objetivo será el traslado de la sede partidaria a las cercanías del Congreso; la normalización y el llamado a elecciones en el distrito de Mendoza, y la visita de López Murphy a diferentes barrios e instituciones de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires con vistas a las elecciones nacionales del año próximo.

 

 

 

 

 

Realineamientos sindicales: riesgo de ruptura en la central obrera ante los comicios de septiembre

 

El kirchnerismo quiere ganar terreno en la CTA

Depetri enfrentaría a De Gennaro en las elecciones internas
 
 

A 10 años de su creación, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) parece correr, por primera vez, el riesgo de una ruptura. Sus dirigentes, con el estatal Víctor De Gennaro al frente, predicaron contra la dictadura militar, se fortalecieron contra “el modelo neoliberal” de Carlos Menem y, aunque algunos de ellos jugaron en favor de la Alianza, como central obrera no jugaron en favor de ningún gobierno.

¿Qué pasa ahora? La posible presentación, en la próxima elección de autoridades a realizarse en septiembre, de una lista kirchnerista integrada aparentemente por algunos dirigentes del cuño fundador de la organización, se enfrentaría con el sector que orienta De Gennaro, inclaudicable en la postura mayoritaria del reciente congreso de la CTA, efectuado en marzo en Mar del Plata, de tener una central “autónoma de cualquier partido o gobierno”.

Quien lidera aquella alternativa es el diputado nacional kirchnerista y dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Edgardo Depetri, actual titular de la Comisión de Obras Públicas de la Cámara baja. Sin embargo, Depetri auspicia una lista de unidad encabezada por De Gennaro (que, en rigor, piden unánimemente todos los dirigentes de la CTA) y sólo apoyaría a un candidato propio en caso de que el actual secretario general desistiera de esa posibilidad.

Los problemas son dos: que De Gennaro aspira a no volver a presentarse (aunque tampoco lo desecha si se lo piden) porque, como suele decir, “sobran dirigentes para que asuman esa responsabilidad”, aunque él ocuparía un cargo en la lista oficial, y allí aparece el otro dilema: Depetri no quiere enfrentar con un postulante propio a una nómina que integre De Gennaro.

Aunque Depetri no niega la autonomía de la CTA ni que ésta haya ratificado “un movimiento social, político y cultural”, dijo a LA NACION que “para muchos compañeros, el presidente Kirchner representa los intereses populares”. Y entonces fue categórico: “Para nosotros no es contradictorio construir un nuevo modelo sindical en la Argentina y alentar un proceso político que exprese al Presidente”.

Depetri, sin embargo, se encuentra entre la espada y la pared. Lo desespera la sola idea de que su postura pueda insinuar un intento de fractura.

En tanto, De Gennaro señaló que “cualquiera tiene derecho a presentar una lista; hubo elecciones con tres listas diferentes”, explicó. Claro que en ninguna otra ocasión hubo una nómina integrada por Depetri para enfrentar a De Gennaro.

Un aliado del líder de la CTA fue tajante: “Depetri apuesta a que De Gennaro será el candidato de la unidad porque ello le evitaría tener que jugarse. Pero si va con la lista kirchnerista, perderá y tendrá que renunciar. El problema no lo tiene la CTA, sino Depetri con Kirchner”, dijo la fuente, al enfatizar que no habrá ruptura porque la mayoría ratificará la autonomía.

En forma más elegante, De Gennaro señaló a LA NACION que desconocía la posibilidad de que hubiese una nómina integrada por Depetri y ratificó: “Una lista que represente a la mayoría de los trabajadores de la CTA no estaría subordinada a ninguna estructura, aunque haya compañeros que la integren que tengan más expectativas sobre el kirchnerismo. Y en la CTA no habrá fractura”, enfatizó.

Mientras, Depetri no se mueve de su posición de ser leal a la CTA y a Kirchner, al mismo tiempo. ¿Es posible? Para Depetri, sí. “La CTA tiene un lugar protagónico con justicia social, que le hizo un aporte muy importante al movimiento popular, y donde el destino de los trabajadores es construir un modelo de país que nos integre a todos. No puede ser que todos los conflictos terminen deslegitimando al Gobierno y sean funcionales con los objetivos de la derecha –razonó, punzante–. No se puede decir que Kirchner es lo mismo que Menem [Carlos], o que estamos peor que en la década del 90.”

Y sintetizó su postura para las elecciones. “Si Víctor [De Gennaro] se postula como secretario general, estaremos detrás de él. Pero si él no quiere serlo, queremos discutir el nombre de un secretario general propio, tenemos derecho. La idea es proteger el espacio de unidad de la CTA.”

–¿Usted irá a la Plaza de Mayo?

–Voy a ir, como otros compañeros, para bancar a un presidente que juega para nuestro lado y que en democracia es el único que tuvimos en serio representando a los intereses del pueblo y en contra de las corporaciones económicas.

Sin embargo, los aliados a De Gennaro –aunque Depetri también dice que lo es– dicen que para el diputado su jugada en favor de Kirchner lo llevará debilitado a las elecciones internas de la CTA. “Y si forma lista propia, sus compañeros de ATE le pedirán que se vaya de la CTA”, dijo un dirigente conocedor de la construcción de la central obrera.

Por Luis Laugé
De la Redacción de LA NACION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s