Israel lanzó una gran ofensiva en Gaza

La Nación
 
Máxima tensión en Medio Oriente: venció el ultimátum del gobierno de Olmert
 
Los tanques irrumpieron en el territorio palestino para rescatar a un soldado; bombardearon puentes y la central eléctrica
 
 
 

CIUDAD DE GAZA.- Casi un año después de su histórica retirada de la Franja de Gaza, Israel lanzó anoche una operación militar a gran escala en el territorio palestino para rescatar a un soldado secuestrado por la organización terrorista Hamas, en el gobierno.

La fuerza aérea destruyó esta madrugada tres puentes en el centro del territorio palestino, atacó la principal planta generadora de electricidad y movilizó a los cientos de blindados apostados en la frontera. Amplias zonas de Gaza quedaron a oscuras y el principal conducto que lleva agua hasta la Ciudad de Gaza fue destruido.

La ofensiva, que eleva al máximo la tensión en la región, es en represalia por el ataque, el domingo, a un puesto fronterizo por parte de militantes de Hamas, que mataron a dos soldados israelíes y secuestraron a un tercero, el soldado Gulad Shalit, de 19 años. Ya en la mañana de ayer, las fuerzas de Israel habían cercado por completo la Franja de Gaza, impidiendo incluso la entrada de ayuda humanitaria y medicamentos, así como la costa marítima de 40 km del territorio. Fueron insistentes durante todo el día los llamados a la calma de la comunidad internacional, en especial desde Estados Unidos.

El secuestro, el incidente más grave desde que Hamas asumió el gobierno, hace casi seis meses, llevó a los blindados israelíes a penetrar en la Franja de Gaza por primera vez desde la retirada de 2005, tras 38 años de ocupación.

Una luz de esperanza se había encendido por la mañana cuando trascendió que, tras frenéticas negociaciones, el partido gobernante, Hamas, y el del presidente Mahmoud Abbas -Al-Fatah- habían logrado alcanzar, tras varios desencuentros, un acuerdo que implicaba el reconocimiento implícito de Israel por parte de la organización terrorista, que ganó las elecciones en enero. Justamente ésa es una de las principales exigencias de Israel y de la comunidad internacional, que también demanda que Hamas renuncie a la lucha armada (ver aparte).

En un principio se interpretó como un intento del propio Hamas de aliviar la tensión. Sin embargo, líderes de la propia organización rápidamente desmintieron que el acuerdo incluyera un reconocimiento del Estado de Israel.

La tensión entre Israel y los palestinos venía en aumento en las últimas semanas, con frecuentes ataques de cohetes desde Gaza, que fueron respondidos por Israel con asesinatos selectivos que se cobraron la vida de numerosos civiles, entre ellos varios niños.

El domingo pasado, militantes de Hamas atravesaron el muro fronterizo a través de un túnel y atacaron un puesto de control israelí. El saldo fue de dos soldados israelíes muertos y el secuestro del soldado Gilad Shalit, que resultó herido durante la operación.

El secuestro del soldado, el primero en 12 años por parte de las organizaciones palestinas, provocó una aguda crisis, incluso dentro de Hamas. En medio de enérgicos llamados a la moderación a ambos bandos, Israel decidió el cerco total de la Franja de Gaza (un territorio que no llega a duplicar en tamaño a la ciudad de Buenos Aires habitado por un millón de personas). El sitio se complementó con la movilización de 2500 policías egipcios hacia la frontera, para evitar el ingreso de refugiados palestinos.

Un vocero militar informó que el soldado secuestrado tiene una herida de bala en el abdomen y un brazo fracturado. Según un líder palestino, "se encuentra en un lugar seguro, al que los sionistas no pueden llegar". Además, se cree que los palestinos mantienen cautivo a un colono judío en Cisjordania, al que anoche amenazaron con asesinar.

Las demandas de Hamas

Los grupos extremistas que se han adjudicado el secuestro del soldado -el brazo armado de Hamas, junto con los Comités de Resistencia Popular y el Ejército Islámico- exigen a cambio de la puesta en libertad del rehén que Israel excarcele a todas las mujeres y menores palestinos detenidos.

Pero la respuesta de Israel fue la movilización militar y una tajante negativa a negociar, además de la amenaza de que los líderes de Hamas podrían convertirse en blancos de asesinatos selectivos, incluido el jefe supremo del grupo, Khaled Meshaal, que vive exiliado en Damasco y fue señalado como responsable del secuestro. "Nos estamos preparando para una extensa y enérgica medida utilizando todos los medios", había dicho por la mañana el premier israelí, Ehud Olmert, al Parlamento poco después de que venciera el ultimátum impuesto para la entrega del rehén y fracasaran las negociaciones.

Agencias AP, Reuters, EFE y DPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s