La ONU dice que son cientos los muertos en Darfur

 

Por Richard Waddington

GINEBRA (Reuters) – La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, dijo el lunes que "varios cientos" de civiles, muchos más de los que se pensó en un principio, podrían haber muerto en un ataque de las milicias en el sur de Darfur que tuvo lugar a finales de agosto.

Su oficina, ACNUDH, declaró que el ataque parecía haber sido realizado con el "conocimiento y apoyo material" del gobierno.

"Los ataques fueron masivos en escala, involucraron a un gran número de poblados y fueron llevados a cabo en unos pocos días. El conocimiento del gobierno sobre los ataques, si no la complicidad, es casi segura," dijo ACNUDH en un informe.

"ACNUDH (…) está instando al gobierno de Sudán a ordenar una investigación independiente sobre los recientes ataques de la milicia que podrían haber dejado cientos de civiles muertos en el sur de Darfur," dijo en un comunicado que acompañaba la información.

A principios del mes pasado, la oficina de la Alta Comisionada puso la posible cifra de muertos en las incursiones cerca de Buram en 38.

Afirmó que muchos de los 10.000 habitantes de los 45 pueblos atacados, desde el 28 de agosto y hasta septiembre, fueron forzados a dejar sus hogares.

Pero el organismo revisó ese número en su último reporte sobre la situación en Darfur, preparado junto con la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en esa región y basado en entrevistas con sobrevivientes de los ataques y otras fuentes.

"Los ataques a gran escala dieron como resultado un desplazamiento caótico, separación generalizada de las familias y decenas de niños perdidos," indicó el informe. "La mayoría de los poblados atacados estaban bajo el control del gobierno," agregó.

Miles de personas murieron en Darfur a causa de la violencia y más de dos millones debieron huir de sus casas desde que un prolongado conflicto étnico entre tribus nómades árabes y no árabes se volvió una guerra en el 2003.

Los rebeldes dijeron que estaban defendiendo a los granjeros "africanos" sedentarios del gobierno y sus milicias aliadas Janjaweed, que Naciones Unidas ha acusado de actos de genocidio.

Las redadas de Buram fueron llevadas adelante por entre 300 y 1.000 hombres armados de la tribu árabe Habbania, afirmó ACNUDH.

Ataques subsecuentes por parte de las milicias de otra tribu aliada al gobierno, los Fallata, obligaron a la población a dispersarse aún más, dificultando los esfuerzos de asistencia, añadió.

El informe citó a funcionarios locales diciendo que los ataques fueron en respuesta a una acción rebelde previa en el área, aunque había poca señal de presencia de esas fuerzas en aquel momento.

El objetivo del asalto pareció ser hacer salir a pobladores que llegaron al área en la década de 1970, huyendo de la sequía en el norte de Darfur, dijo.

Aunque un grupo rebelde firmó un acuerdo de paz, la ONU dice que la situación humanitaria está empeorando en Darfur, un área del oeste de Sudán del tamaño de Francia.

Jartum se resiste a la presión de la ONU para aceptar una fuerza internacional que reemplace a las sobreexigidas tropas de la Unión Africana estacionadas allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s