Están desaparecidas

La Nación
 
 
Encontraron a las dos chicas desaparecidas en Palermo
Una de ellas -tienen 13 y 14 años- dijo que habían decidido irse "para pensar"
 
 

Policías y familiares buscan a dos chicas

Podrían haberse fugado del hogar

Llamadas telefónicas cortas, mensajes escuetos y unos minutos de conversación por chat. Ese fue todo el contacto que mantuvieron con sus familiares desde el jueves por la noche dos adolescentes desaparecidas de Palermo. Este caso se suma al de las dos chicas que desaparecieron el miércoles 19 de junio y fueron encontradas, cuatro días después, en la estación Aristóbulo del Valle de la línea Belgrano Norte del ferrocarril. En aquella ocasión, las adolescentes admitieron que se había tratado sólo de una travesura.

El misterioso comportamiento de Julieta Marian Delgado y Miriam Tello, de 14 y 13 años respectivamente, sorprende a familiares y amigos. "No le encuentro explicación. No tiene problemas con nadie en casa y tampoco tiene problemas graves en el colegio", dijo a LA NACION Claudia Delgado, madre de Julieta, que cursa, junto a Miriam Tello, el primer año en el Comercial 31 del barrio porteño de Palermo, situado en Carranza 2045.

La última comunicación resuena una y otra vez en la casa de la familia Delgado. "Mamá, estoy bien; no te preocupes; estoy bien. Te quiero mucho", dejó grabada su voz en la máquina Julieta anteayer. Pero su madre cree que hay algo más: "Debe de estar acompañada por más gente. Le pido que, por favor, vuelva porque la amo", fue el desesperado pedido de Claudia Delgado.

Ayer por la tarde, la joven volvió a comunicarse: "Parece que se conectó para chatear con alguien. A nosotros nos avisó el dueño del cyber que está al lado, pero cuando Claudia bajó a conectarse, Julieta se desconectó", afirmó Alejandro, el tío de Delgado.

Según explicó la madre de Julieta, las chicas salieron de su casa el jueves a las 18.30 rumbo al cyber, pero no llegaron. En lugar de ir ahí, se fueron a la casa del abuelo de Miriam Tello, en Boedo. Se quedaron unos minutos, tomaron unos mates y se fueron. A partir de ahí, nadie más las vio.

Fuentes de la investigación explicaron a LA NACION que, en principio, se trataría de una fuga. Ambas familias radicaron la denuncia en la comisaría 23a., de Palermo.

 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s